Curiosidades sobre los astros, propuestas de observaciones sencillas, aspectos cotidianos pero poco conocidos, todo ello con un enfoque didáctico.

lunes, 30 de mayo de 2016

Retrogradación (1). Los rivales Ares y Antares, protagonistas.

En este y en el próximo post voy a hablar de una circunstancia que tuvo una importancia decisiva en la historia de la ciencia y en el avance del conocimiento humano, y que aunque por esa trascendencia histórica pudiera parecer algo excepcional, ocurre con relativa frecuencia y es observable en el cielo por cualquier persona.
Un fenómeno que estas próximas semanas, si te fijas bien, te va a ser muy fácil de apreciar incluso mirando directamente desde una ventana de casa que esté orientada hacia el Sur o Sureste.
Me estoy refiriendo a la retrogradación planetaria, origen de la revolución Copernicana.
Copérnico y los sistemas geocéntrico y heliocéntrico. La retrogradación planetaria, sobre todo la de Marte, fue lo que llevó al clérigo y astrónomo polaco a buscar una nueva teoría que explicara adecuadamente este fenómeno y con ello encontró la verdadera situación y movimientos de los astros del Sistema Solar.
En este post te voy a presentar a los protagonistas del evento, que precisamente en esta ocasión son dos astros en realidad muy diferentes pero a la vez muy parecidos, y que mantienen una curiosa relación entre sí. En el próximo, que publicaré dentro de 3 o 4 días, entraremos en detalles de lo que se traen entre manos. Se verá en qué consiste el fenómeno.

La retrogradación de Marte (o de otro planeta exterior) se produce en las semanas próximas a su oposición. Tal como puedes ver en esta entrada anterior, las oposiciones de Marte se producen cada poco más de dos años y en cada ocasión el cuarto planeta está en diferente lugar de su órbita, por lo que el fenómeno se observa teniendo como fondo una constelación diferente. Acaba de ocurrir la oposición y ahora precisamente, la retrogradación ocurre en Escorpio, donde Marte tiene a su rival.

jueves, 26 de mayo de 2016

El asteroide amigo de la Tierra

Hace poco, hablando de mi trabajo en el cielo, prometí escribir algo en este blog sobre “el asteroide amigo”.
A diferencia de otras veces cumplí rápidamente mi promesa, y es una satisfacción que me lo hayan publicado en NAUKAS, el prestigioso blog cooperativo de ciencia.
Esto fue la semana pasada. No lo he recogido aquí hasta ahora porque tenía esperando un par de temas de actualidad a diferencia de éste, que es "atemporal" y su lectura puede ser adecuada en cualquier momento.

Antes de nada tengo que advertirte que, como otras muchas veces y espero que haya sido la última, me salió un artículo demasiado extenso. Pero para publicarlo en ese ámbito de Naukas no me pareció adecuado utilizar el recurso de los anexos con los rombos, porque quizás los lectores no interpretasen adecuadamente si significado, a diferencia de los lectores de este blog que ya estarán acostumbrados. 
Por ello te aconsejo que cuando su lectura se te haga pesada saltes directamente a los últimos párrafos que contienen la clave del artículo.
Aquí, lo puedes ver clicando en este enlace.



La continuación de esta historia en cuanto a la intriga de su futuro, y aspectos muy curiosos de la “cuadrilla de nuestro amigo” aparecerán en este blog próximamente.

domingo, 22 de mayo de 2016

Arriba y abajo

Siempre que estás caminando por un terreno llano, cada paso que das vas hacia abajo
Pero cuando te pares a descansar, estarás situado más arriba del lugar en que comenzaste.

Antes de escribir cada post, para elegir el tema, busco alguna excusa que lo relacione con la fecha en que estamos, con algún tema de actualidad, algún fenómeno  inminente o algo que acaba de acontecer.
En este caso es una excusa triste, porque me acabo de enterar que ha muerto Jabi, la persona más razonable, humana y sencilla que he conocido, y porque esto es una de las últimas frases que él me dijo hace apenas unas semanas, la última vez que le ví, cuando casualmente me encontré con él en la calle, después de que hubieran pasado más de 15 años de la vez anterior. Por supuesto, esta entrada va por ti, Jabi.

La frase no es ninguna filosofada y Jabi, mi primer profesor de Euskera, me la soltó sin más, diciéndome que era una de las cosas que siempre recordaba de mí, porque fui yo precisamente, quien se la había dicho, algún día  en aquella época,
La dirección “arriba” y “abajo” no es absoluta y va cambiando dependiendo de dónde esté en cada momento el caminante. Su “abajo” está en la dirección hacia el centro de la Tierra, y su “arriba” encima de su cabeza. Aunque la diferencia es mínima, y en el primer paso apenas bajará teóricamente unas micras (con un paso medio de 80 cm, poco más de 6 micras), cada vez será mayor esa bajada respecto al punto inicial de la caminata y por ejemplo, si recorriese 10000 km en línea recta, su orientación habría cambiado en 90º  y cada uno de los últimos de estos pasos le hará bajar casi íntegramente esos 80 cm.

martes, 17 de mayo de 2016

Marte en oposición. Es el turno del cuarto planeta.

Dentro de pocos días, el 22 de mayo de 2016, Marte estará en oposición y se convertirá en el planeta protagonista, siendo el mejor momento para observarlo bajo todos los puntos de vista. Por supuesto, no solo se verá ese día, sino durante una larga temporada. Pero cuanto más cerca de esa fecha, mejor.

Si todavía no has visto nunca el cuarto planeta directamente con tus ojos, es el momento. Lo tienes muy fácil. Vete a un lugar con amplio horizonte, sin obstáculos muy altos una noche despejada, y esta vez no te voy a pedir que te alejes de las luces, como siempre se dice, porque no es necesario. Con que la iluminación artificial no te impida ver algunas estrellas, es suficiente. Porque solo tienes que mirar por todo el cielo y elegir la más brillante. Estos días tendrás dudas entre dos de ellas, casi con el mismo brillo, situadas en distinta zona del cielo, Elige la situada más hacia el Este (si estás en el hemisferio Norte, la de más a la izquierda y más cerca del horizonte). Si te fijas bien, parece una estrella rojiza pero es el planeta Marte. Hoy mismo, 17 de mayo, Marte le toma el relevo a Júpiter (la otra “estrella” más destacada) como astro más brillante de la noche después de la Luna. A partir del mes de junio la diferencia será clara y no habrá ninguna duda.
La “estrella” más brillante es Marte. Hace un mes aparecía ya destacado en la constelación de Escorpio.  Bilbao 16-4-2016. Incluso desde la ventana de casa dentro de una gran ciudad y con un cielo no muy limpio, puede verse Marte sin problemas en estas semanas e incluso en estos próximos meses


De todas formas hay que decir que al principio de la noche Júpiter seguirá siendo la mejor situada porque estará en lo alto del cielo y a Marte lo verás cerca del horizonte Este-Sureste por lo que el brillo aparente te puede parecer menor. Pero a medida que vayan pasando las semanas también en la situación en el cielo, el dios de la guerra le irá ganando terreno a la divinidad suprema del Olimpo. 
En realidad estoy seguro de que ya habías visto a Marte alguna otra vez aunque no suelas mirar mucho el cielo. Si lo has hecho de vez en cuando y has visto estrellas, en alguna ocasión habrás visto el cuarto planeta, pero no te habría llamado especialmente la atención, más que “otras estrellas”,  porque, entre otras cosas, habitualmente brilla mucho menos.

Y si tienes telescopio, aprovecha porque también estos días son los mejores para que puedas apreciar detalles en su pequeño disco.

Hace dos meses, a principio de marzo, hablaba sobre mi desacuerdo con muchos medios desde los que se resaltaba la fecha de la oposición de otro planeta: el siguiente de la lista, Júpiter.
Además de criticar algunas inexactitudes evidentes y que se repitieron abundantemente, manifestaba yo mi opinión de que aquella situación no debería ser noticia tan destacada, porque la diferencia de la condiciones de observación de Júpiter de unas fechas a otras es muy pequeña y no tenía sentido darle tanta relevancia.
Ahora sí. Lo del cuarto planeta es totalmente diferente y esta sí es una buena noticia a tener en cuenta por quienes les gusta observar el cielo.

Esta es la situación de los cuatro primeros planetas del Sistema Solar ahora, concretamente el 22-5-2016. Se puede apreciar la enorme diferencia de distancia de Marte ahora (en la posición 1) con la distancia a que estaría de nosotros si estuviera en la parte opuesta al otro lado del Sol en la llamada “conjunción” (posición 2), nada menos que unas 5 veces más lejos.
Marte está tan próximo, que actualmente es el planeta más cercano a la Tierra, como se indica en el gráfico, quitándole ese lugar a Venus, e incluso a Mercurio que es quien ostenta más frecuentemente ese privilegio . (Puedes ver: Mercurio, el planeta más cercano, a la Tierra


- ¿Qué significa que Marte (u otro planeta) está en oposición?

El significado de la palabra “oposición” indica que está en el punto opuesto. ¿Respecto a qué? Si  no se dice nada, siempre es respecto al Sol y, por supuesto, se refiere a lo que nosotros observamos desde la Tierra.
Esto tiene dos consecuencias fundamentales:

martes, 10 de mayo de 2016

¿En qué fecha estamos?

Momentos antes de publicar esto, el ordenador me dice que son las 12:05 del 10 de mayo de 2016, pero la cosa podría no estar tan clara. Porque si sigo buscando, entro en www.worldtimeserver.com, viajo por ahí, y en unos minutos encuentro algo sorprendente:


Evidentemente esto es porque me he ido demasiado lejos, nada menos que hasta el Pacífico, a una zona muy especial:

Todo el mundo sabe que la hora es diferente según el país o el huso horario y que por ese motivo cada día comienza en diferente momento según donde estemos, pero probablemente no seamos conscientes de cuál es la duración de cada fecha y de que en un instante dado puede haber hasta 3 fechas diferentes en distintos lugares del mundo, como ocurre precisamente ahora, cuando escribo ésto.

Todo esto viene a cuento ahora porque alguien que leyó el anterior post de este blog me dijo que había algo en el texto que le resultaba extraño: “En el mapa de las zonas de visibilidad del reciente tránsito de Mercurio del 9 de mayo aparecía un territorio desde el que se veía comenzar el tránsito antes de anochecer (del día 9) y al día siguiente (el 10) al amanecer seguía viéndose. Entonces deberían haber dicho que el tránsito se iba a producir los días 9 y 10 de mayo porque en otros casos de algunos eclipses es frecuente que se citen dos fechas”.
Cuando se dan las efemérides de este tipo se hace teniendo como referencia la hora en Tiempo Universal (T.U. que es la hora solar media de Greenwich) y luego en cada zona horaria se adaptan. Pero sólo si con respecto a T.U. el fenómeno se produce en dos fechas, en ocasiones se citan las dos. 
Este, del tránsito, no era el caso pero me da pie a reflexionar sobre este hecho cotidiano de la diferencia de fechas según el lugar, que lleva a veces a algunas contradicciones curiosas, como la celebración en USA del aniversario de la llegada del hombre a la Luna en el 20 de julio, cuando en cualquier enciclopedia puede verse que fue el día 21.
¿Por qué varias fechas simultáneas? ¿Cuántas diferentes pueden solaparse? U otra pregunta clave:

- ¿Cuánto dura un día?
Aunque, incluso cualquier niño respondería sin titubear “24 horas”,  si precisamos más la pregunta, puede haber otras respuestas que también sean correctas, incluso más, según a qué nos estemos refiriendo:

domingo, 1 de mayo de 2016

Mercurio en tránsito.

Mercurio es noticia de nuevo. El 9 de mayo de 2016 el primer planeta pasa por delante del Sol

Si no has leído lo que ha aparecido en este blog el pasado mes de abril quizás te preguntes ¿Por qué “de nuevo”? ¿Ha habido algún otro fenómeno con Mercurio últimamente?
A mi modo de ver, y ya sé que muchas veces estas opiniones no son compartidas por la mayoría de los aficionados a la astronomía, esto que ocurrirá el 9 de mayo tan anunciado ya por todos los medios de divulgación que recogen noticias astronómicas, no será tan llamativo como lo que te acabo de contar apenas hace tres de semanas, y de lo que casi en ningún medio se hicieron eco, al menos para quienes solo sienten una cierta curiosidad al mirar el cielo.

En mi opinión, para la gente que no disponga de un equipo de observación adecuado, lo más importante de este fenómeno será la motivación que pueda ocasionar la posibilidad de su observación a través de Internet y las noticias que sobre él le lleguen a través de los medios, y que ese interés pueda llevar a querer aprender algo sobre las órbitas y movimientos de los planetas y otras circunstancias de mecánica celeste. En los anexos de este artículo te cuento unas cuantos detalles.

Para los más entendidos, que observan el cielo frecuentemente y disponen de medios, si. El tránsito de Mercurio por delante del Sol es un fenómeno que puede calificarse de extraordinario porque solo se produce unas 13 veces cada siglo, en casi la mitad de ellas no es visible desde donde uno vive, y este hay que verlo. Yo pienso mirar las predicciones meteorológicas desde los días anteriores y tener preparado el coche con el depósito lleno.

Pero para quienes no disponen de esos medios, no. Porque a diferencia de lo que ha ocurrido durante el mes de abril, tendrán difícil y quizás hasta peligroso para la vista, el intentar verlo directamente.
Por eso, antes de relatar los detalles del fenómeno, y solo adelantando que el tránsito de Mercurio consiste en que desde aquí se vería al primer planeta pasar por delante de nuestra estrella y se podría apreciar un punto oscuro muy pequeñito que se mueve atravesando el disco solar muy lentamente, voy a aclarar qué y cómo puedes intentar ver este fenómeno sin miedo a dañar tus ojos.
Así espero ver el tránsito (posiciones de Mercurio desde las 13:15 hasta las 20:45 cada 30 minutos), si no hay nubes sobre Bilbao (43.26ºN , 2.93ºW). 
Esta imagen es solo un gráfico ilustrativo de las posiciones de Mercurio, y en realidad el tamaño aparente del primer planeta respecto al del Sol será mucho más pequeño.
Al final del post, en el anexo después de los dos rombos, explico la extraña trayectoria aparente de Mercurio que se produce al irse modificando la orientación del ecuador celeste (y la eclíptica) respecto al horizonte según vayan pasando las horas, y será diferente desde otros lugares.