Curiosidades sobre los astros, propuestas de observaciones sencillas, aspectos cotidianos pero poco conocidos, todo ello con un enfoque didáctico.

martes, 1 de diciembre de 2015

En el dominio de Ofiuco

Aunque al igual que en otras ocasiones he intentado que los contenidos de este post sean rigurosos, quizás ahora el tono sea algo relajado o ligeramente irónico, porque creo que es la mejor manera de tratar este tema. Espero que su lectura te resulte incluso más agradable que otras.

Ni Sagitario, ni Escorpio. Si celebras tu cumpleaños estos días, entre el 1 y el 18 de diciembre, eres Ofiuco.
Lo siento. No encontrarás nunca tu verdadera constelación zodiacal en los horóscopos de las revistas, y quizás tus amigos te lleguen a señalar con el dedo como si fueras un bicho raro mientras en voz baja cotillearán “mira, es un Ofiuco”.
Bromas aparte, todo el mundo sabe cual es su signo zodiacal, pero casi nadie conoce la razón. Quizás si se lo preguntas a un amigo, te dirá: “yo soy Leo porque nací el 5 de agosto”. – Vale, pero ¿por qué el 5 de agosto es Leo?  -“Pues porque lo pone en todas las revistas”. No hay más que hablar.
Pero evidentemente debe de haber una razón. Los nombres de los 12 horóscopos que aparecen siempre, corresponden a 12 constelaciones. En el cielo se han trazado nada menos que 88, quizás la más famosa sea la Osa mayor u Orión. Pero nadie es de la Osa Mayor o de Orión.
Ofiuco, en latín Ophiuchus, es una constelación que representa el cazador de serpientes.

En esta posición el Sol está en Escorpio
A lo largo del año la Tierra da casi exactamente una vuelta alrededor del Sol. Visto desde nuestro planeta el Sol se va desplazando a través de las constelaciones y en cada fecha visto desde aquí estará en una u otra constelación, que en ese momento es imposible verla porque al estar ahí el Sol, sería de día. Pero sin embargo es muy fácil calcular cuál es. Parece ser que fue el astrónomo griego Ptolomeo hace casi 2000 años quien calculó las fechas en que el Sol recorría cada constelación, según una línea que lógicamente corresponde a la proyección del plano de la órbita de la Tierra sobre el fondo estrellado, que se denomina línea de la eclíptica. Esa línea atraviesa, digamos que … 12 constelaciones que se les llama constelaciones zodiacales y son las que se utilizan para los horóscopos.

En realidad estas 12 constelaciones no tenían límites precisos, unas era más grandes que otras, pero de cara a establecer las normas de los horóscopos Ptolomeo adaptó la situación y consideró 12 constelaciones iguales, y cada una ocupa 30º en la línea de la eclíptica.
 Esas fechas que él calculó son las que se utilizan para determinar el signo zodiacal y el horóscopo de cada persona: Si tu amigo nació el 5 de agosto, se supone que en esa época el Sol estaba en Leo, luego esa persona es Leo, un grupo de estrellas que a alguien con mucha imaginación le pareció un arrogante león, aunque en mi modesta opinión el dibujo que aparentemente  forman se parece más a un miedoso ratón; pero mi opinión no cuenta.
De cara a determinar su personalidad se tomaron las características del león, animal poderoso y rey de la Selva. Por tanto está claro que un Leo debe ser como los leones: fuerte, valiente, vanidoso, buen político y mandatario…
Todo esto te hará sonreír, pero hay que tener en cuenta que en una época pasada el cielo y los astros tenían un carácter mágico y su influencia en la gente era ampliamente admitida incluso hasta el siglo XVII por “científicos” y astrónomos tan destacados como Kepler o Tycho Brahe.
Aunque hoy en día te parezcan patrañas, hay que reconocer que el mecanismo que se utilizaba para determinar las personalidades y el futuro de la gente no deja de tener su lado admirable, y tiene una lógica rotunda aunque sea una lógica de épocas pasadas: fecha de nacimiento -- posición del Sol entre las estrellas -- aspecto de ese grupo de estrellas -- características de ese animal u objeto.
Parece que eso no funcionaba muy bien para todos los Leo, … pero es que también está el ascendente, y los planetas, y las casas,… Aún así, y si Plutón no estaba en cuadratura cuando él nació, un Leo debería ser un buen partido para casar a tu hija.

Pero con el paso del tiempo todo este artificio magníficamente elaborado se ha ido al garete por dos motivos.
1-  Debido al movimiento de precesión de los equinoccios, un año no dura exactamente lo mismo que una traslación, sino un poquito menos, y en todo este tiempo que ha pasado desde que se fijaron las fechas, resulta que ahora la Tierra el 5 de agosto no está donde estaba antes en esa misma fecha, y el Sol no está en la dirección de la constelación de Leo sino en la anterior, en la de Cáncer. Eso mismo ocurre con la mayoría de las fechas.


  
¡Desastre total! Todos los horóscopos están mal. Nuestra constelación no es la que nos dijeron.
Pero a grandes problemas, grandes soluciones: “Que no cunda el pánico” dicen los astrólogos, para que no les reclamen la devolución del dinero o incluso daños y perjuicios. “Esto se arregla fácil”. “A lo que es la CONSTELACION de Cáncer, yo la llamo el SIGNO de Leo”, y todo solucionado. Y se quedan tan anchos.
Y efectivamente con ese arreglo tu amigo nacido el 5 de agosto es del signo de Leo.
Pero ahora se cae la base en que se fundamentan las características de personalidad. Si has nacido cuando el Sol está en una constelación que parece un cangrejo, nunca podrás tener las características de un león que está en otra parte, por mucho que los astrólogos cambien a las cosas de nombre.
Yo suelo decir, con perdón, que en mi casa puedo llamar a mis cosas como yo quiera porque son mías. Al gato puedo llamarle gallina, pero con eso no puedo pretender que ponga huevos.
De hecho, para los astrólogos ha sido mucho peor el remedio que la enfermedad,   porque con este apaño han dejado claro que no son los astros los que influyen. Antes eran las estrellas de Leo las que le condicionaban para que tuviera dotes de mando, pero ahora son las de Cáncer las que tienen el mismo efecto. Aunque les llames como quieras, son otras estrellas. La base fundamental de la astrología se ha ido al traste por seguir manteniendo los astrólogos  las fechas de los signos.

2- Al poner las fechas antiguamente, hace casi 2000 años, se tomaron todas las constelaciones zodiacales de igual tamaño, 30º como se ha dicho.
Las constelaciones eran solo grupos de estrellas o las figuras que supuestamente formaban, y en cada intervalo de 30º se tomó la constelación que mejor encajaba en ese espacio, aunque alguna estrellita de otra constelación vecina se colase allí.              
Pero en 1930 se trazaron fronteras delimitando cada una de las constelaciones, y ahora una constelación ha dejado de ser un grupo de estrellas y se considera una parcela de cielo. Unas quedaron más grandes que otras y por eso las fechas no serán equitativas, y la constelación de Ofiuco, que está entre Sagitario y Escorpio, por el norte de ambas, aunque las opiniones mayoritarias dicen que siempre estuvo en el camino del Sol, antes no se había tenido en cuenta por estar en su mayor parte un poco apartada de ese camino y escoltada por las dos constelaciones destacadas citadas. Ahora con las fronteras perfectamente delimitadas queda evidente que se mete plenamente en la eclíptica, en el recorrido del Sol, que lo cruza entre el 1 y el 18 de diciembre, durante más tiempo que la vecina Escorpio, aunque no sea tan llamativa.
Hay alguna opinión según la cual Ofiuco no atravesaba la eclíptica antes del siglo XVII cuando se le añadieron varias estrellas que inicialmente eran de Sagitario, pero en todos los grabados que representan la figura del cazador de serpientes tiene una pierna que cruza la eclíptica.

Y por eso, amigo que cumples años en estos días, eres Ofiuco.
Las fechas actuales del recorrido del Sol en las CONSTELACIONES (no en los signos) zodiacales son las siguientes, con la posible variación en un día, según la proximidad de un año bisiesto:
Representación de Ofiuco, el serpentario.


Aries (20 de Abril – 12 de Mayo)    
Tauro (13 Mayo  - 20 Junio )
Géminis (21 Junio – 19 Julio)
Cáncer (20 Julio – 11 Agosto)
Leo (12 Agosto – 17 Septiembre)
Virgo (18 Septiembre – 31 Octubre)
Libra (1 Noviembre - 21 Noviembre)
Escorpio (22 Noviembre – 30 Noviembre)
Ofiuco (1 Diciembre – 18 Diciembre)
Sagitario (19 Diciembre – 18 Enero)
Capricornio (19 Enero – 17 Febrero)
Acuario (18 Febrero – 12 Marzo)
Piscis (13 Marzo – 19 Abril)

Respecto a Ofiuco, de vez en cuando en los medios de comunicación suelen aparecer noticias extrañas como ésta: “Astrónomos ingleses han descubierto una nueva constelación que se llama Ofiuco” como si una constelación pudiera descubrirse igual que un cometa o un exoplaneta.
Lo que ocurre es que como casi nadie la conoce, en cuanto aparece alguna referencia al zodiaco “hay una nueva constelación zodiacal” algunos piensan que realmente es algo que se acaba de descubrir.

Si estás apenado-a porque eres Ofiuco y nadie te dice cómo es tu personalidad, no te preocupes. Siempre hay alguien que piensa en ti y ya sabes que en Internet se encuentra todo, incluido las características de personalidad de un Ofiuco. Aquí tienes lo que yo he encontrado:

Las personas nacidas bajo el signo de Ofiuco tienden a aceptar sus errores y tratar de cambiar, no les gusta la rutina ni la vida ordinaria.
Los ofiucanos siguen sus instintos hasta el fallo y pueden ser impulsivos.
Son descritos a menudo como intelectuales e inteligentes.
Piensan con el corazón no con la cabeza.(se contradice un poco con la característica anterior)

¿A que estas características se ajustan bastante bien a tu forma de ser? 

Pero hay algo que no cuadra, porque estos rasgos de personalidad se presentan como predicciones astrológicas, y sin embargo los astrólogos no aceptan las nuevas fechas y para ellos no eres Ofiuco. Está claro que ésto lo ha escrito al azar y lo ha puesto en internet alguna persona sin ningún fundamento. Aunque claro, también podrás decirme que lo mismo ocurre con los otros 12 signos zodiacales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario