Curiosidades sobre los astros, propuestas de observaciones sencillas, aspectos cotidianos pero poco conocidos, todo ello con un enfoque didáctico.

domingo, 13 de octubre de 2019

La luna del cazador


Siguiendo la excusa del desarrollo de una clase, recojo hoy un bulo que se suele difundir todos los años por estas fechas, y que podría dar lugar a una de las situaciones que frecuentemente se producen en las aulas:
Ante una noticia o hecho curioso que pueda estar relacionado (más bien poco que mucho) con tu asignatura, y casi con el único objetivo de hacerte perder el tiempo, aunque en ocasiones también de saciar su curiosidad, te preguntan al comienzo de la clase sobre ello e intentan estirar al máximo la duración de la explicación del asunto.

Las frases atribuidas al alumnado están en cursiva y en azul.

- Profe: ¿Pueden verse a la vez dos soles, como en esta foto?

Una insólita imagen que se hizo viral en las redes sociales mostraba dos "soles" brillando simultáneamente.

- Cómo vas a ver dos, si solo hay uno.

Bueno en otros sistemas estelares hay estrellas dobles, o triples…(múltiples) y desde uno de sus planetas podrían verse simultáneamente, pero aquí no. En nuestro Sistema Solar, sol no hay más que uno.
Carl Sagan imaginó este planeta con dos soles en su conocida serie “Cosmos”. También desde el exoplaneta más cercano a nosotros, Próxima b, se verán tres soles porque además de su estrella brillarían como tales alfa y beta Centauri.

- Pues en Canadá han visto dos. A mí me lo han pasado en un whatsapp.
 - Y a mí ¡Mira, profe!
- Y yo lo he visto en Twitter

- Si. A mí también me ha llegado, pero es mentira. ¿Todavía no os habéis enterado que internet y las redes están llenas de noticias falsas y bulos absurdos?

Hace unos años (parece que la cosa empezó en 2015) se difundió una extraña noticia con unas imágenes imposibles, donde se hablaba de la "Luna del cazador" (o en el término en inglés "Hunter´s Moon") y donde se relataba que en zonas de Canadá y EEU en determinadas fechas aparecieron dos soles. Para corroborar el fenómeno, se acompañaba con varias fotografías que no dejaban lugar a duda.
Por supuesto, todo era mentira, pero como suele ocurrir en estos tipos de bulos, los siguientes años ha vuelto a aparecer.

Se difunde mucho por whatsApp, y en las redes sociales, y como se va compartiendo continuamente ahora mismo puede llegar en cualquier fecha. A mí la última vez me llegó en febrero de este año.
Como otras muchas veces se trata de un bulo y no hay más que hablar. Pero, aunque tal como se cuenta es imposible y las imágenes que se ponen son falsas, en este caso el origen del tema parece que tiene un fundamento astronómico:

Porque lo curioso del caso es que el término “Hunter´s Moon” o “Luna de cazador” es muy antiguo, procede de algunas tribus indias norteamericanas y se le llamaba así a una de las lunas llenas del otoño (normalmente a la de octubre, aunque a veces es la de noviembre, la primera o la segunda de esta estación, según la proximidad de los plenilunios a la fecha del equinoccio, como explico a continuación)

Precisamente hoy, 13 de octubre de 2019, sería la luna del cazador.

Desde la antigüedad el ciclo lunar siempre se ha utilizado para elaborar los calendarios. Los meses originariamente correspondían a cada una de las lunaciones, y parece ser que en muchas tribus de Norteamérica a la correspondiente luna llena se le daba un nombre relacionado con las tareas propias de ese mes. 
Por ejemplo la luna llena más próxima al equinoccio de otoño (este año ha sido el 14 de septiembre) era la "luna de la cosecha" por razones obvias, y la siguiente la del cazador, porque una vez preparada la despensa de cereal para el invierno, era el momento de conseguir la carne; además de que los cazadores ya estaban liberados de las tareas agrícolas inaplazables. y de ahí viene el apelativo de “Hunters moon”.


¿Qué tiene que ver el cazador con los dos soles?
  
La luz de la Luna llena una vez que había tomado suficiente altura podía seguir alumbrando para continuar los trabajos después de irse el Sol y lo cierto es que justamente en la fecha en que se produce esa fase de plenilunio, cuando más luz nos da, aparece por el horizonte cuando se oculta el Sol y, aunque evidentemente no alumbra tanto como el astro rey, tiene suficiente luminosidad como para alumbrar el campo, casi como si fuera de día si te has acostumbrado, y también suficiente para continuar la tarea de la caza. Es como si fuera otro sol que el cogía el relevo al anterior.

- Bueno. Eso de que alumbra tanto como si fuese de día… ¡No exageres, profe!

- No; claro. Ni mucho menos. Pero podéis hacer la prueba. En las poblaciones no se nota porque están demasiado iluminadas y nos deslumbran las farolas. Pero si vais al campo una noche de luna llena, distinguiréis todo el paisaje, los montes, los árboles y los caminos perfectamente. Y también si pasa por allí algún animal.


Consuegra, 17-7-19. Esta imagen está tomada casi a medianoche con luna llena. Para ello hay que tener abierto el obturador de la cámara unos cuantos segundos mientras se va acumulando la luz de la Luna. 
Evidentemente no es la misma sensación que podemos ver con nuestros ojos directamente, pero podremos distinguir todos los detalles que aparecen en esta foto si nos acostumbramos al ambiente nocturno manteniéndonos lejos de fuentes luminosas mientras la pupila se adapta.
- Y ¿sólo cazaban ese día?

- No. Los días anteriores y posteriores también la Luna ayudaba. Hasta 2 o 3 días antes y después del plenilunio se ve casi redonda y también da mucha luz.



Ayer (12-10-19) desde Bilbao. Un día antes del plenilunio, aunque le falta un 1.3%, ya parece totalmente llena. 
En otras fases este porcentaje iluminado cambia mucho más de un día a otro.
Los días anteriores al plenilunio sale antes de ponerse el Sol, y al estar simultáneamente el Sol y la Luna casi llena en el cielo, esa Luna era como “otro sol”; como si se vieran dos soles (exagerando, y sin comparación de brillo, por supuesto). Luego, cuando se hace de noche,  ya está muy alta e ilumina mucho, con lo que era suficiente para prolongar la jornada de caza y por ello la denominación de la “luna del cazador”

Por ejemplo, en imágenes tomadas anteayer, dos días antes del "Hunter´s Moon":


Puesta de Sol desde mi casa el 11-10-19 a las 19:14. En un horizonte teórico de altura cero se habría puesto a las 19:35 
Salida de la Luna desde mi casa ese mismo día 11, a las 19:45, en un horizonte no muy bueno (alto), pero con el paisaje todavía con mucha luz. En un horizonte de altura cero habría salida a las 19:06, antes de irse el Sol.

- Pero eso pasará con todas las lunas llenas, y la del cazador dices que es solo ésta de octubre
- Pero entonces.. los días siguientes saldrá más tarde y se quedaban un rato a oscuras.

- A ver.. ¡Orden!. De uno en uno. Aunque en este caso, las dos preguntas tienen la misma explicación:
El día siguiente de la Luna llena no llega a oscurecerse del todo porque aunque ésta sale algo después de irse el Sol, la luz del crepúsculo es suficiente para poder ver relativamente bien en ese intervalo antes de que aparezca nuestro satélite

- Pero has dicho que también 2 días después...

Pero es que precisamente en esta época del año la Luna que ya ha empezado a menguar, tarda menos tiempo en aparecer, tras irse el Sol, que en otras fechas, y ese intervalo entre puesta de sol y la salida de la Luna es mucho más corto que en otras estaciones, de manera que aún durante unos días no llega a oscurecer totalmente. 
De promedio cada día la Luna sale unos 50 minutos más tarde que el día anterior, pero ahora al comienzo del otoño, y los días cercanos a esta fase, es menos de 25 minutos en latitudes medias (40-45º). En latitudes mayores esta diferencia se hace aún menor y puede dar la impresión de que en días sucesivos próximos a la luna llena del cazador, sale casi a la misma hora.

- Pues no entiendo por qué.
- ¿50 minutos? ¿Por qué no redondea a 60? Mira que es complicada.

- ¡A tí te voy a dar redondeo!. Luego lo explico todo en detalle en el anexo.
Además hay otros factores, pero igual lo dejamos también para quienes quieran saber más.

- Eso, eso…, que a mí con ésto ya me valdrá para sacar un 4.5 ¿no?. Y luego ¡me redondeas al 5, profe!

En cualquier caso, aunque los orígenes del fenómeno y el término sean antiguos, no deja de ser curioso que haya sido desde hace muy pocos años cuando se ha difundido, y casi siempre acompañado de imágenes y relatos totalmente falsos.
Es un ejemplo claro de la desinformación que frecuentemente se produce en las redes sociales.
La misma noticia en Twitter, con la absurda frase final sin explicar nada.
Las imágenes del bulo son burdos trucajes fotográficos. En algunos lugares se pretende explicar que son reales, afirmando que son los fenómenos denominados “parhelios”. Pero no tienen nada que ver.


Un parhelio es un fenómeno óptico asociado a la refracción de la luz producida por partículas de hielo en las nubes ligeras tipo cirros.  Aunque en algunos comentarios sobre este curioso fenómeno de los parhelios se suele decir que es como si se vieran dos soles, un parhelio no tiene nada que ver con esto: 
El parhelio se ve muchísimo más débil que el Sol, no tiene forma circular y se aprecian en él los colores en que se descompone la luz como en un arco iris.

Para que quede claro pongo aquí dos imágenes de parhelios: La primera la obtuve en Fuerteventura en abril de 2016 con el Sol a la derecha, fuera de imagen, y la segunda la he tomado de blog.nuestroclima.com y en ella aparecen dos parhelios, uno a cada lado del Sol.

Imágenes de parhelios,  en los que puede apreciarse que no tienen nada que ver con las supuestas imágenes de dos soles  con las que se anuncia el "Hunter´s Moon"





Hay varios asuntos que nos han quedado pendientes de aclarar, y alguno más que conviene añadir:

De promedio, la Luna sale cada día unos 50 minutos más tarde que el día anterior:
  
A pesar de que todo el mundo se ha creído el bulo ese de los 28 días , cada lunación (por ejemplo de una luna nueva a la siguiente), dura aproximadamente 29.5 días.

Como las fases quedan determinadas por la posición con la que nosotros vemos nuestro satélite respeto al Sol (por ejemplo en luna nueva en su misma dirección, o en luna llena en dirección opuesta), cada 29.5 días se repiten esas posiciones, después de que hayamos visto que la Luna se retrasa respecto al astro rey de día en día, debido a que gira alrededor de nuestro planeta. 
Cada día está más hacia en Este, tomando como referencia la posición del Sol, y respecto a él recorrerá 360º (le volverá a pillar después de la anterior luna nueva) en 29.5 días.
Dividiendo 360º entre 29.5 días, de promedio cada día veremos que se ha movido 12.2º   respecto al Sol.

Como el Sol volverá a ocupar su mismo lugar en el cielo cada 24 horas (aproximadamente porque cambia un poco con la estación y la ecuación del tiempo ) recorriendo 360º respecto nuestra posición, la Luna tardará: 24 h  x 12.2º / 360º , que sale 0.81 horas, que multiplicándolo por 60 minutos cada hora, resultan 48.8 minutos. Es decir, un poco menos que 50 si redondeamos.

Pero aunque el promedio es de casi 50 minutos, varía mucho según varios factores:

a) La estación, y como consecuencia la posición de la Luna en la eclíptica.
Lo mismo que el Sol en invierno sale más tarde que en verano, la Luna que aproximadamente va ocupando las mismas posiciones que el Sol, pero de un día a otro varía lo que el Sol lo hace en casi en dos semanas, también cambia.
La fase que nos interesa ahora es la Luna llena, que está en la parte opuesta al Sol. Al principio del otoño, ocupará aproximadamente la posición que ocupa el Sol en la ecliptica a principio de primavera. Aproximadamente su salida se producirá a las 18 hora solar (similar al Sol en los equinoccios).
Representación de la esfera terrestre y celeste con las posiciones del Sol hoy 13 de octubre (y con muy poca diferencia los días siguientes), y la Luna los días 13, 14 y 15 de octubre de este año 2019
Pero cada día, tal como se aprecia en el gráfico, la Luna se va situando en la posición que ocupa el Sol (casi dos semanas después) ya avanzada la primavera hacia el verano que, como sabemos, sale más pronto. Por ello la Luna sale más pronto de lo que le correspondería según los 50 minutos citados. Estos días de principio del otoño puede reducirse incluso hasta casi los 20 o 25 minutos en latitudes medias, y esa es la clave de toda esta historia.
En este gráfico que corresponde a 2008 (no recuerdo de dónde lo he tomado, ni he encontrado el de 2019 que sería análogo) se recoge la diferencia en la hora de salida de la Luna en días consecutivos en latitudes medias (aprox. 40º). Aunque la media sea de unos 50 minutos, puede variar entre unos 20 y 75 minutos. Las lunas llenas están representadas por círculos.
b) En menor medida depende de la latitud eclíptica de la Luna.

El día de la luna del cazador (y días próximos) este factor es diferente según los años, por lo que no influye siempre igual en el hecho de que los días siguientes a luna del cazador ya menguante salga antes o más tarde. 
Este año durante estos días es latitud eclíptica Sur, casi con su máximo valor, alrededor de 5º, con lo que en afectará negativamente a ese adelanto en la salida de la Luna.


Cuando el fenómeno análogo se produzca en el hemisferio Sur (en 2019 fue en la luna llena que del 19 de abril y en 2020 será el 8 de abril), esta declinación será de más de 4º Norte, por lo que desde aquel hemisferio también el efecto será similar y negativo.

En unos 9 años se produce la situación contraria por la precesión de la línea de los nodos, y en 2026 y 2027 esta circunstancia de máxima latitud eclíptica de la Luna (4º Norte o Sur, según el hemisferio y la fecha correspondiente) que adelanta aún más la salida de la luna del cazador será la más favorable.
Este factor, que en 2019 juega en contra, impedirá que hoy día 13 se puedan ver a la vez la Luna y el Sol,  desde el hemisferio Norte, incluso con un horizonte plano de altura cero.

c) La refracción atmosférica es otro factor que, aunque no mucho, siempre jugará a nuestro favor porque debido a ello vemos los astros cuando en realidad están ligeramente por debajo del horizonte.

Dos soles.

Respecto al asunto de ver simultáneamente dos soles, aunque uno es la Luna toda redonda que brilla mucho, y que ha sido el inicio de todo este bulo, hay que decir que no es nada excepcional ni exclusivo de la "Hunter´s Moon", y se puede ver en todas las lunaciones. 
Pero no siempre ocurrirá a la puesta de Sol el día que en el calendario nos pone la luna llena, sino el día anterior en que ésta sale antes de ponerse el Sol, como se ha dicho. 

Si tienes un horizonte Este y Oeste suficientemente bajo (desde luego mucho más bajo que el Este de mi casa) verás salir la Luna casi llena (que a ojo no se diferencia del plenilunio) como se ve en la foto que puse antes, en la zona opuesta del horizonte a donde se dirige el Sol a ocultarse.

Además de los factores indicados antes (p. ej. la latitud eclíptica de la Luna), el que efectivamente se vean simultáneamente los dos astros el día concreto de la hunter´s moon depende también de la hora exacta en que se produce la Luna llena, y que en los calendarios habituales no aparece:
No es lo mismo que haya sido luna llena al principio del día, unas cuantas horas antes de la aparición de la Luna, o al final de éste:

El Sol en esta época se pone algo después de las 18 horas (hora solar). La Luna llena saldría a esa hora si en ese momento se produce el plenilunio. 

Este año el tema está muy condicionado por la latitud eclíptica muy negativa tal como se ha dicho, pero por ejemplo en 2024 la luna llena del "Hunters Moon" se producirá a las 11:28 T.U. 
Cuando unas horas más tarde salga por mi horizonte ya estará menguando, y saldrá un poco más tarde de la puesta de Sol. No se verán "los dos soles". 
Pero en la misma latitud en Japón, la puesta de sol se produce más de 9 horas antes que aquí, cuando la Luna todavía está creciente (y por ello sale antes), y se verán perfectamente los dos astros en el cielo si el horizonte es bajo.

De todas formas, todo este último asunto de LOS DOS SOLES el día concreto de la luna llena, según la hora exacta en que ésta se haya producido, es válido para cualquier mes. 

La particularidad que tiene la "Luna del Cazador" es lo que ocurre en los días próximos al plenilunio, sobre todo después de él, que permitía cazar durante varios días seguidos.

--------------------------------
En esto, vuelve a tocar el timbre. El alumnado intercambia sonrisas maliciosas porque han conseguido liar al profe con algo que tiene muy poco que ver con la asignatura, y se ha pasado toda la hora con ello.

Pero él sabe que no ha perdido el tiempo. Que a veces con estas lecciones aparentemente fuera de contexto (pero en las que se pueden picotear aspectos curriculares) su alumnado aprende cosas más importantes aunque no estén en el programa, como en este caso el tema de la información falsa, bulos, etc. Tema que hoy en día un estudiante debe controlar mejor que las fórmulas de mate o fiqui.

Además para que quede claro “quien manda aquí” y que no se deja tomar el pelo, según se están levantando para huír al pasillo 5 los minutos de rigor, que a veces son 17 si luego le toca a ese profe de filo tan tranqui (Pido perdón a los de filo, es solo un ejemplo), casi gritando para que se le oiga entre el barullo, pronuncia dos terribles palabras: “Mañana examen”.
Como si hubiera caído una bomba, todo se detiene, se produce un repentino y brevísimo silencio, seguido de ruidosas protestas.

- ¿Cómoooo?
- Pero si …
- ¡Eh!  Pero ¿qué entra?
- Que yo a esa hora tengo médico... ¿Lo puedo hacer la siguiente semana?
- ¡Qué morro, tío! Yo también quiero hacerlo más tarde, que así ya sabes cómo es el examen y tienes ventaja.
- Que justo mañana se me casa el gato ¡Y no puedo faltar a la boda!.
Evidentemente esto lo ha dicho el más guasón de la clase con el único objetivo de que la rubia del pupitre de la esquina se decida por fin a mirarlo, y sirve para que se oiga una gran carcajada que aprovecha el profe para escabullirse y, por un día, ser el primero en abandonar el aula.


Actualización 14-10-19


Imagen de la "luna del cazador" el 13-10-2019, tomada desde el parque de Doña Casilda en Bilbao a las 20:33 (18:33 T.U.). Evidentemente los árboles estaban iluminados por las farolas, pero la Luna alumbraba el paisaje, incluso a contraluz.
En realidad es un montaje con dos fotos realizadas desde el mismo lugar y de manera consecutiva casi en el  mismo instante, con diferente exposición: Por un lado el paisaje y por otro la Luna.
Creo que es la primera vez en este blog que hago esa "trampa", pero el fin justifica los medios, al ser imposible obtener con una cámara esta imagen, que mi ojo sí percibíadebido a las diferentes exposiciones imprescindibles para obtener detalle en ambas.



lunes, 7 de octubre de 2019

Borisov, el exocometa hiperbólico


Siguiendo la nueva línea que he dado a mi blog (aunque no me dure mucho), también hoy he querido reflejar situaciones que he visto repetidamente durante mis más de 25 años en las aulas. 
Nunca acabas el tema en la fecha que te has propuesto, y no precisamente porque tu programación de las clases haya sido deficiente. Así a veces todo queda a trompicones, e incluso al final pierdes más tiempo porque tienes que volver con el “Como decíamos ayer …”

Pero hoy si; he decidido que voy a acabar con este asunto del Borisov.

El mérito de Gennady Borisov  

Bueno, lo de intentar descubrir un cometa para hacerse famoso lo contaba casi cada día en el aula de Astronomía de Durango para motivar a los chicos a mirar al cielo, pero cada vez lo hago con menos convicción porque resulta que ahora casi todos llevan nombres como Panstarrs, Linear, Atlas, Soho… que en realidad no son personas, sino telescopios automáticos que son capaces de captar los cometas y de manera automática deducir que son algo nuevo y diferente de lo que hay siempre por la zona, cuando todavía son indetectables por los astrónomos…

Telescopio del observatorio Pan-Starrs, que ha permitido descubrir muchos cometas

Sin embargo éste tan especial lo descubrió el astrónomo aficionado de Crimea  Gennady Borisov el pasado 30 de agosto con un telescopio relativamente modesto, de 60cm de diámetro, menor incluso de los artefactos que utilizan algunos aficionados de nivel y que, por ejemplo, capta 200 veces menos luz que alguno de los que hay en los grandes observatorios como los de Canarias.
El descubridor del primer cometa interestelar puliendo, él mismo, el espejo de su telescopio.

- Pues deben ser muy zoquetes los de Canarias por haberse dejado ganar por el ruso ese.
- Los astrónomos profesionales realizan trabajos de investigación más concretos, se basan en observaciones programadas en una zona reducida del cielo y no tienen tiempo para abarcar y rastrear zonas amplias donde pueden detectarse nuevos cometas.
- Bueno, pero aunque no sea profesional, ese cacharro le ha tenido que costar una pasta. Con la paga que me dan en casa, ni en 100 años conseguiría yo ahorrar para comprarme uno como ese.
- No te creas. Esos telescopios no se compran. Hay muchos aficionados como Borisov que se los construyen ellos mismos, y por ello no salen tan caros.

Joan Manuel Bullón, presidente de la Asociación de Aras de los Olmos y Alejandro Vera, junto al telescopio de 610 mm de abertura, construido por Joan López Vila, un poco más grande incluso que el de Borisov.
Además, buscando datos he visto que no es el único cometa al que ha dado nombre nuestro astrónomo crimeano, porque ya hay 8 cometas Borisov-es: el C/2013 N4, C/2013 V2, C/2014 Q3, C/2014 R1, C/2015 D4, C/2016 R3, C/2017 E1 y nuestro protagonista C/2019 Q4

Curiosamente también hay un asteroide con ese nombre : 11016 Borisov (1982 SG12). Pero … pregunta de examen:
-¿Por qué sabemos que este asteroide no fue descubierto por la misma persona que estos cometas?
No vale buscar en internet y copiar que su descubridor fue L.I. Chernykh. o que también hubo un Borisov, etnógrafo y numismático, en el siglo XIX.

- Yo ya lo se: "Por los años".
- Buena deducción. Ya veo que en esta clase hay alguien que todavía utiliza la lógica; pero no sería imposible. Un astrónomo, puede permanecer activo descubriendo cosas durante más de 38 años. Y más si es aficionado, que nunca se jubilará en lo que le gusta. La verdadera razón la expliqué el día anterior. ¿Nadie se acuerda?
- Es que como todavía no hay exámenes, no lo hemos repasado.
- Bueno, vamos a dejarnos de adivinanzas y vamos a ver cosas más interesantes.

Como ya he repetido varias veces, lo importante de este cometa no es su tamaño o su composición, sino su órbita que delata su procedencia de fuera de nuestro Sistema Solar. Una órbita hiperbólica de gran excentricidad: Muy abierta, viene casi en trayectoria recta hacia las cercanías del Sol, allí cambia ligeramente de dirección y se va, también en una trayectoria análoga a la que vino: muy próxima (y cada vez más) a una recta que los matemáticos llaman asíntota.
Órbita del cometa y posiciones de la Tierra, Júpiter y Saturno y Urano el día del paso por el perihelio (9-12-2019)

De pronto veo que un alumno tiene la mano levantada. Alguien muy callado y que suele sacar buenas notas, y le pregunto qué quiere
- Un día nos dijiste que la órbita de la Tierra era casi redonda, y aquí aparece alargada. 
- ¡Vaya; alguien que se acuerda de lo que he explicado! Esta representación es una proyección según el plano orbital del cometa para recoger la forma real de su trayectoria, que al no coincidir con el de la Tierra y estar inclinado, ésta sale deformada ya que está un poco de perfil.

El gráfico anterior presenta la trayectoria del cometa, en su plano orbital, y en este otro ese plano (y la órbita del Borisov) de canto.
Vino desde el hemisferio Norte celeste, con un ángulo de 44º respecto al plano de la eclíptica.
Aunque este gráfico pudiera inducir a pensar que una vez cambiada su dirección se marchará al norte, no ocurrirá así, como se puede comprobar analizando los gráficos que aparecen luego.
- ¿Pero no están todos los astros casi en el mismo plano?
- Los planetas del Sistema solar si, pero hay muchos asteroides y sobre todo cometas cuyas órbitas tienen cualquier inclinación. Por eso se deduce que vienen de una región esférica, como os diré luego. El Borisov viene incluso de más lejos y podría haber aparecido desde cualquier dirección

A continuación pongo varios gráficos más con la órbita en distintas proyecciones, y la posición del Borisov a día de ayer (6-10-19), que he obtenido con la aplicación de cneos.jpl.nasa.gov/orbits. En todos los casos el tramo de órbita a trazos es la que sigue por debajo (por el Sur) del plano de la eclíptica.
En 3 se representa con la órbita terrestre (la eclíptica) en planta, vista desde el Norte.
En 4 La eclíptica de perfil. Se ha remarcado con una línea azul más gruesa la órbita terrestre para visualizarla mejor. Las otras líneas casi horizontales, son las órbitas de los otros planetas, que se desvían muy poco del plano de la del nuestro
- Pues yo no veo nada, ¿No te has confundido con el sentido de alguna flecha?
- No. Es el problema de las proyecciones según el punto de vista. Aquí vienen otras dos, en que se ve mejor: una con la posición actual del cometa, y otra el día de su máxima aproximación a la Tierra, el 28 de diciembre.
Perspectiva.Vino por el norte del plano de la eclíptica, se pasará al sur el 26 de octubre y luego tendrá su mayor acercamiento a la Tierra justo el día de los inocentes.
- ¡Venga ya! O sea que todo es una inocentada.
- Y ahora viene eso de que van a ocurrir un montón de catástrofes...
- Y seguro que los alienígenas que trae dentro aprovechan para desembarcar e invadirnos.

- Lo máximo que se acercará, justamente ese día, es a 290 millones de kilómetros, casi el doble de la distancia de aquí al Sol, ni siquiera podrá verse sin telescopio y no tendrá ninguna influencia en absoluto en la Tierra.

Otras dos proyecciones, en este caso con la órbita del cometa totalmente de perfil, lo mismo que había dibujado en la 2, ahora indicando también la posición del cometa el día de ayer (6-10-19)



En qué quedamos ¿hipérbola o recta? Yo el 7 lo veo recto.
- Y en la 8 semirrecta. No olvidemos que su órbita, como todas las de los demás astros está contenida en un plano y en tres dimensiones la proyección, o la imagen que vemos, varía.
Tomando su plano orbital es en el que queda la hipérbola con las características orbitales correctas: (forma, excentricidad, …) (Imagen 1), pero si tomamos una vista de perfil a su plano orbital quedará una recta (7) o una semirrecta como en (2 y 8) .

- Qué es eso de semirrecta? Yo en 8 veo también una recta.
- ¿Ya no se estudian esas cosas en primaria? Pues esto sí deberíais saberlo. Aunque en el lenguaje habitual a todo se le llame recta, ésta es infinita, mientras que una semirrecta empieza en un punto origen. Y también está el segmento rectilíneo,(por jemplo la proyección de la órbita de la Tierra en el 4 un segmento) que empieza y acaba: tiene dos extremos.
- Pero en algo te has confundido, porque la 2 está al revés que la 8.
- Es que están vistas desde distinto lado. Uff !!

Bueno, no nos desviemos del tema:
En principio cualquier astro del sistema solar tendría una órbita elíptica y sería periódico. La mayoría de los cometas parece que proceden de la llamada “Nube de Oort, región con forma esférica que envuelve al sistema solar hasta una distancia de un año luz, que está poblada por numerosos núcleos cometarios o “cometoides”: bloques formados por hielo y polvo de varios kilómetros. Orbitan lentamente nuestra estrella y, por supuesto, son indetectables con esos tamaños y a esas distancias. 
Nadie ha visto nunca esa “nube de Oort”, aunque a veces se especula con que Sedna, uno de los cuerpos del sistema solar más lejanos ya descubiertos, podría ser uno de sus componentes que ahora está en la zona de su órbita más cercana al Sol.

- Pero si esa nube no se ha visto, igual es mentira
- Bueno, hay muchos indicios. En ciencia y en astronomía en particular se descubren muchas cosas sin verlas. Por ejemplo, de los más de 3000 exoplanetas (planetas que giran alrededor de otras estrellas) cuya existencia ha sido confirmada hasta la fecha, no se han visto directamente ni una docena.
- Eso no vale. Para eso, en vez de contarnos estas cosas, nos podías poner una peli de Star Wars que son más divertidas y pueden tener el mismo fundamento….
- Ni caso. Continúo:

Aunque los cometoides de la Nube de Oort están plácidamente allí lejos, puede ocurrir que sufran algún incidente como una perturbación gravitatoria de otra estrella y caigan hacia el interior del sistema solar en una órbita elíptica, casi parabólica, con un periodo de miles de años o más. Se les llama cometas de largo periodo, lógicamente no hay constancia de que hayan sido observados antes, y por eso a veces se les llama cometas nuevos.
Pero es relativamente frecuente que durante su viaje su órbita sea alterada por la atracción gravitatoria de otro astro, sobre todo del gigante Júpiter, que reduce la excentricidad de su órbita ( y con ello el periodo) de algunos cometas.

También podría ocurrir lo contrario, aumentar la excentricidad a 1, sería una parábola y solo se acercaría al Sol una última vez. Incluso, según la trayectoria que siga al acercarse a la posición de Júpiter en su viaje de aproximación al Sol la nueva órbita puede llegar a a ser la excentricidad mayor que 1, una hipérbola. Hay algunos casos de cometas de órbita hiperbólica procedentes del Sistema Solar, pero ni su excentricidad ni su velocidad es, con mucho, tan elevada como la del Borisov y eso indica que viene de mucho más lejos.

El cometa Borisov no pasó cerca de ninguno de los grandes planetas que podrían haber modificado su órbita, como se puede apreciar en estos gráficos,

Paso por la vertical de las órbitas de Saturno en mayo de 2018 y Júpiter en marzo de 2019, cuando precisamente estos planetas estaban casi en la parte opuesta

 Aunque el dato más claro de que nunca se aproximó a éstos planetas, ni tampoco a Urano ni a Neptuno se puede apreciar en el gráfico 2, donde se ve que la órbita de Borisov está muy inclinada respecto a la de todos los planetas, y nunca de acercó a ninguno de los grandes planetas exteriores como para que pudiera haberle modificado su órbita.

- ¡Con tantas órbitas que nos has puesto, ya tengo la cabeza llena de rayas!
- Si. Esa frase que decís tanto de “no me rayes” queda muy apropiado hoy, je, je. Pero es que en este caso la órbita del Borisov es la clave de su fama para saber que realmente viene de fuera, y con los gráficos (aunque tengan tanta raya) se entiende mejor.

Otra razón, relacionada con ésta, es su velocidad.
Sin entrar en mucho detalle, y en palabras sencillas, calculando la velocidad y trayectoria a partir de varias observaciones se puede calcular la influencia de la atracción del Sol cuando se acerque a él y la trayectoria que seguirá después. Existe un parámetro llamado “Velocidad hiperbólica" que relaciona ambas cosas.

De hecho, hasta ahora se conocen más de un centenar de cometas de órbita ligeramente hiperbólica, entre ellos el famoso Catalina del que se habló mucho hace 4 años y que, por cierto, su nombre no es de una persona, sino de un observatorio astronómico.
El fotogénico cometa Catalina también tiene órbita hiperbólica, aunque solo muy ligeramente.
Créditos: Daniel López - IAC 

Aparte de un caso raro detectado hace un par de años, el C/2017 U1 (Panstarrs),  que en principio se le calculó una excentricidad 1.18, el cometa que tenía una órbita hiperbólica de mayor excentricidad (hasta ahora conocida) es de 1.008, mientras que la del Borisov es ligeramente superior a 3. Y la del primer visitante de fuera del Sistema Solar, el asteroide Oumuamua, de 1.2
En todos estos casos de cometas de órbita ligeramente hiperbólica que no vienen de fuera, su velocidad es mucho menor.

- ¿Y se sabe si, aparte de la órbita, es diferente a los cometas de aquí?
- Parece que su composición es similar a los del Sistema Solar, lo cual no es extraño, porque se supone que el principal componente de estos astros (el hielo) es muy común en todo el universo. En el Observatorio de La Palma, en Canarias, han obtenido un espectro del Borisov y es parecido a los de los nuestros.

- ¿Un espectro, un fantasma?
- A tí te voy a dar yo fantasma. Algún día hablaremos de ésto, cómo descomponiendo la luz que nos llega podemos saber su composición. Pero eso es otro tema. 

Con ésto, asunto finalizado.

Pero a veces, para decir tonterías, no se callan ni aunque oigan tocar el timbre de final de clase.
- Como si fuera magia fantasmal ....