Curiosidades sobre los astros, propuestas de observaciones sencillas, aspectos cotidianos pero poco conocidos, todo ello con un enfoque didáctico.

domingo, 12 de enero de 2020

Fue un eclipse diferente

He cambiado de opinión, y aunque en principio incluí los resultados de la observación del eclipse penumbral de luna en el post anterior en una actualización al final del mismo, entre otras cosas porque era algo breve, he decidido que están mejor aquí en un nuevo post.
Por una parte allí no lo iba a ver casi nadie porque no es habitual entrar a releer algo ya conocido, y por otra porque creo que ya es hora de que escriba artículos mucho más cortitos, más adecuados al smarphone que es donde actualmente la mayoría de la gente se conecta con internet, y donde mis habituales "rollos" se hacen eternos e ilegibles. 
Se que no lo voy a conseguir en la mayoría de los casos, pero a partir de ahora voy a intentar publicar cosas más breves o dividirlas en varias partes.

Ha sido la primera vez que he intentado la observación concreta y completa de un eclipse penumbral. 
Es un fenómeno "menor", nada espectacular comparado con los otros tipos de eclipses, y esto ya lo había comprobado cuando después de finalizar la fase parcial de tantos y tantos eclipses de Luna está uno recogiendo los trastos dando por concluida la observación y hecha un último vistazo a nuestro satélite, más por un tema nostálgico de despedida a la actriz que nos ha proporcionado el espectáculo, que por intentar apreciar la tenue penumbra que aún oscurece ligeramente su rostro.
Porque, a diferencia de otros espectáculos, los eclipses no tienen su apoteosis al final, e incluso muchos espectadores abandonan las gradas en mitad de la segunda parte despreciando esos "minutos de la basura" porque ya no hay nada nuevo que ver, y prácticamente nadie se queda después del "descuento" porque eso de las sutilezas no se lleva.

Bueno, como me conozco, y sé que tengo un "rollo" que te puede aburrir, antes de que dejes de leer pongo unas imágenes que obtuve durante el fenómeno, que es posible que sea lo único que te interese de este post, y unas líneas con mis impresiones sobre lo observado.


En cierta manera hubo suerte con la meteorología en Bilbao porque después de un día totalmente nublado, una vez comenzado el eclipse se fueron abriendo claros y la última parte pudo verse bastante bien.

Cuando se iba aproximando la hora central del eclipse aparecieron algunos claros que dieron cierta esperanza, y finalmente en uno de ellos se coló la Luna que en la foto aparece sobreexpuesta intencionadamente para poder apreciar el entorno con las nubes e incluso los cables eléctricos que adornan la imagen.
Solo pude conseguir algunas imágenes de cierta calidad antes al máximo, a las 19:45. Otras varias estaban afectadas por nubes más o menos ligeras que aunque permitían ver la Luna influían mucho en el tema clave de este eclipse y alteraban los resultados al oscurecer levemente diversas zonas de nuestro satélite.


Por ejemplo ésta, obtenida a las 20:11, es la más próxima al momento central, pero las tenues nubes afectan tanto a la claridad de la imagen como a la determinación de la penumbra:

Aunque en otras ocasiones había observado momentos en que la Luna estaba en la penumbra antes o después de la fase parcial de otros eclipses, tal como he dicho antes, esta fue la primera vez que intenté observar completo un eclipse penumbral. Fue una experiencia gratificante y llegué a algunas conclusiones.

- Mientras que a simple vista era difícil distinguirlo, y solo fijándose una vez conocida la situación podía intuirse la penumbra, mediante la fotografía podía apreciarse incluso en momentos lejanos al máximo.

- En la primera toma sin el incordio de las nubes a las 19:45, unos 25 minutos antes del máximo, se aprecia claramente la zona oscurecida en la parte inferior derecha. Mucho antes de lo que yo había supuesto y pronosticado.

- Vuelven las nubes a la zona y la Luna se mueve entre ellas durante los momentos centrales, pero unos 10 minutos después despeja nuevamente y se aprecia que la zona de la penumbra se ha desplazado hacia arriba.

- Incluso 50 minutos después del máximo puede apreciarse levemente la penumbra en la zona derecha, y aunque no parece muy evidente sí lo es si se compara con el aspecto de la Luna una vez acabado el eclipse que recoge la última imagen.

El hecho de que esa última zona (derecha) coincidiera con la parte más brillante de la Luna sin mares que la oscurezcan hace más evidente la situación. 




En este caso, este anexo opcional con el rombo no contiene temas técnicos para entendidos, sino antiguos recuerdos y chascarrillos personales que probablemente no te interesen y aunque pensé ponerlos al principio del post, como una introducción, corría el peligro de que dejases de leer.

A decir verdad me vienen a la memoria otros dos casos en que observé expresamente eclipses penumbrales, que incluso están recogidos en este blog, pero ambos fueron muy  breves. 

- El que mejor recuerdo fue el eclipse del 7 de agosto de 2017 que, aunque era parcial, cuando la Luna salía por mi horizonte esta fase ya acababa de terminar y solo se podía ver el penumbral. 
A falta de otra cosa, planifiqué la observación y fue una experiencia muy gratificante porque el cielo cubierto durante toda la tarde se despejó en el momento clave de una manera mucho más inesperada y espectacular que en este último eclipse, saliendo la Luna justo tras la puesta de sol, como digo, en el momento del comienzo de la fase penumbral. Se vieron unas imágenes preciosas junto al horizonte pero no duró mucho porque en unos minutos las nubes, que al principio adornaron las imágenes, volvieron a cubrir la zona.  
Además del adorno de la nube, la zona inferior derecha se ve un poco oscurecida por la penumbra terrestre

Anteriormente, ese mismo año, el 11 de febrero ocurrió un eclipse penumbral a unas horas intempestivas de una noche en que mis obligaciones laborales del día siguiente no podían permitirme perder varias horas de sueño para una observación de "tan poco cosa". Aún así me levanté un momento de la cama e hice alguna foto desde la ventana antes de volver a acostarme.
Ahora lamento no haber observado el fenómeno completo.
Al contrario que en el eclipse de ahora, en éste de febrero de 2017 la Luna pasó por el Sur de la sombra terrestre y se vio oscurecida su zona superior, observada desde el hemisferio norte  del tercer planeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario