Curiosidades sobre los astros, propuestas de observaciones sencillas, aspectos cotidianos pero poco conocidos, todo ello con un enfoque didáctico.

jueves, 4 de junio de 2020

Venus, visible en su conjunción

Con este post voy a alterar la línea habitual de artículos muy largos y con demasiados datos, a veces difíciles de leer hasta el final.
Aunque éstos seguirán apareciendo intentaré, con artículos más breves, dar con frecuencia una cierta frescura y presencia más atractiva sobre todo de cara a quienes solo miran internet en su teléfono móvil (cada día más gente), donde todo lo que sea texto parece mucho más largo.


Esta pasada madrugada se ha producido la conjunción de Venus y aunque teóricamente, y en principio, podría pensarse que en esta posición el segundo planeta debería ser imposible de observar, algunos afortunados con equipo adecuado y experiencia en estos temas han podido obtener imágenes como ésta:
Imagen de Venus, en forma de anillo luminoso, obtenida por Nicolas Lefaudeux y recogida en https://www.spaceweather.com/ 

Corresponde al momento en que Venus ha estado alineado con el Sol, delante de él visto desde la Tierra, en la llamada “conjunción inferior", que aunque comparte apelativo con la otra (la “conjunción superior”), el apellido es totalmente opuesto al espectáculo que nos dan en uno y otro caso. 

En la conjunción inferior Venus se sitúa en el punto más próximo a la Tierra, mostrando su máximo tamaño y (teóricamente) la fase nueva. Lo contrario ocurre en la conjunción superior.
Aunque evidentemente los tamaños de los astros están aumentados y no guardan proporción, las órbitas y distancias están a la misma escala 
Las distancias de la Tierra a Venus en ambos casos (indicadas por las llaves) son tremendamente diferentes. 
 

En realidad Venus no ha pasado por delante del disco solar (eso habría sido un tránsito y como mucho ocurren dos veces en un siglo) porque su órbita y la de la Tierra no están exactamente en el mismo plano y en esta ocasión, en su mayor proximidad, se ha situado a algo menos de medio grado del centro solar, es decir, a escasos 15 minutos de arco al norte del borde de su disco. 
Posición de Venus respecto al Sol en el momento de su máxima aproximación. Tanto los tamaños aparentes como la distancia están a la misma escala.

Al igual que con la Luna, este proceso de aparente acercamiento desde el Este del Sol, paso junto a él y posterior alejamiento por su Oeste (en la Luna o en la conjunción superior es del Oeste hacia el Este) se manifiesta claramente en la fase. 

La situación de esta conjunción inferior sería análoga a la Luna nueva: Los días anteriores mostrando un arco cada vez más fino, invisible en el momento de fase nueva y días contiguos, y de nuevo otro fino arco que se va ampliando, en fechas posteriores. 

Imágenes de las fases menguantes de Venus, que he ido tomando desde mi ventana en distintas fechas
Aunque el fondo aparece negro, se han tomado todas ellas de día pero se ha regulado la exposición para que la fase del planeta aparezca más definida sobre el fondo oscuro. Cada una se ha realizado con  toma única y sin tratamiento informático.


Al igual que con la luna nueva, teóricamente hoy debería haber sido imposible ver a Venus. Sin embargo, han llegado preciosas imágenes, como la que aparece al principio del post, donde muestra su borde iluminado, como un fino anillo.

Esto es debido a la densa atmósfera del segundo planeta. Prácticamente desde detrás de él, el Sol ha iluminado esta atmósfera que de esa manera nos ha dejado ver su contorno brillante. Todo un espectáculo. Se pueden ver más imágenes en esta web.

Aunque no es exactamente lo mismo, la situación sería similar a esas imágenes a contraluz donde el cabello de una persona destaca luminoso:


No siempre la imagen que ofrece Venus en su conjunción inferior es igual. En este caso ha pasado angularmente muy cerca del Sol, pero otras veces no tanto. 
Por ejemplo en agosto de 2015 en máximo acercamiento fue de 8º, y pudo observarse una fase solo un poco más fina que en la última de la serie en las imágenes anteriores (la del 26-5), siendo mucho más fácil de observar y fotografiar que ahora, en que la luz solar lo ha hecho muy complicado. 
Yo mismo, con unos medios muy inferiores a los de ahora, obtuve esta foto el mismo día de la conjunción simplemente colocando la cámara delante del ocular sin ningún adaptador.
Venus en la conjunción inferior del 15-8-2015. La fase nunca fue más fina que la de la imagen. Fue disminuyendo hasta ese momento y luego volvió a aumentar.

La conjunción inferior es el momento teórico en que Venus pasa de su presentación vespertina a la matutina  aunque, a simple vista, hay varias semanas en que no es posible observarlo por su cercanía angular al Sol. 

Por tanto, y aunque tendremos que esperar unos días para poder comprobarlo con nuestros propios ojos, ya ha comenzado el reinado del "Lucero del Alba".

No hay comentarios:

Publicar un comentario