Curiosidades sobre los astros, propuestas de observaciones sencillas, aspectos cotidianos pero poco conocidos, todo ello con un enfoque didáctico.

martes, 10 de noviembre de 2020

Las caras de Marte y otras pareidolias astronómicas

Este artículo es solo una curiosidad sin mayor trascendencia. Intento que el blog tenga variedad y por ello, intercalado con otros artículos de más enjundia, esto de hoy puede ser solo un pasatiempo en espera del próximo, con nuevos datos sobre la conjunción planetaria de diciembre

Todos hemos visto muchas veces imágenes de caras y de figuras de animales en las nubes, en los perfiles de algunos montes o incluso en los árboles. Bueno, más que verlas las hemos imaginado.

Se trata de un curioso fenómeno psicológico, llamado “pareidolia”, donde un estímulo impreciso y aleatorio es percibido erróneamente como una forma reconocible y nuestro cerebro inconscientemente lo asocia a figuras conocidas que objetivamente no lo son.

Aunque seguramente la mayoría de estas pareidolias se nos aparecen en las nubes cuyas formas cambiantes pueden adaptarse a multitud de imágenes, también pueden intuirse muchas veces en las imágenes de los astros.

Quizás la figura que más se repita sea la de una cara (tres puntos o líneas adecuadamente colocados nos parecen los ojos y la boca, a veces un cuarto elemento nos sugiere la nariz… ), y una de las más famosas es sin duda "La cara de Marte", esta famosa imagen tomada por el Viking 1 en 1976, que dio mucho que hablar, e incluso para los aficionados a las ciencias ocultas o a las historias de “extraterrestres” era una prueba clara de que una inteligencia superior habitaba o había habitado en Marte y ahí había dejado su sello.

Todo ello a pesar de que, aunque hubiera sido así, los supuestos extraterrestres no deberían por qué tener ninguna similitud fisiológica con los humanos.


Estaba claro que era una pareidolia, alimentada por la iluminación concreta en el momento de la toma, que casualmente sugería unos rasgos faciales. Efectivamente, en mayo de 2001 fue fotografiada nuevamente, esta vez por la Mars Global Surveyor y se vio que de cara, nada de nada, como también se comprueba en reproducciones de diferentes imágenes.



Debido a que estamos disfrutando estas semanas de una magnífica oposición de Marte, que nunca ha habido tantos medios técnicos, y que parece que la atmósfera del planeta está tranquila, está siendo aprovechado por muchos aficionados para obtener magníficas imágenes de una gran resolución.

Hace unos días en un wasap me llegaba ésta. No sé si veis una cara, pero a mí me lo pareció al primer vistazo. ¡Hasta el casquete polar se sitúa en la coronilla!

Tanto, que no hice ningún cometario para no meter la pata, pero desconociendo los detalles de la geografía marciana, lo primero que pensé fue que era un trucaje para hacer una broma. Al menos esos dos puntos oscuros, redondos como pupilas, me parecían claramente añadidos para dar más impresión.

Sin embargo, no. Como he comprobado en algunas fotos de otros autores que han circulado en las redes, alguna realizada solo con unos minutos de diferencia respecto a ésta, todo era real o en todo caso solo se había realizado un tratamiento informático que resaltara lo que ya había originalmente, lo cual es habitual y lógico en estos casos. 

Quizás lo único "no habitual" es que se ha colocado el polo sur arriba, y si se hubiera hecho al revés, como es más habitual, yo no hubiera vista la cara.

Cuando días después me llegó un magnífico GIF animado con la rotación del planeta realizada a partir de una serie de imágenes, intenté comprobar que efectivamente volvía a ver esa cara, pero a fuerza de fijarme en los detalles me pareció ver otra cara en una zona reducida de la superficie. 

La cara de un campechano obeso con bigote hitleriano

Y luego otra

En este caso, el antifaz es clarificador

Y más:

¿No te suena la cara de un controvertido mandatario en los últimos años de su vida? Las cejas, el puente de la nariz y el bigotillo son significativos

  

O este narigudo de pequeños ojillos saltones y alargado bigote estilo mejicano

No sé si tú también las verás, o es que mi cerebro entró entró en conexión pareidólica y todavía no se me han borrado las imágenes.

Puedes intentar localizar su situación, y algunas caras más, en estas imágenes de todo el planeta en diferentes momentos de su rotación.


Por cierto, la espectacular animación de donde he tomado las imágenes, que sin duda es fruto de un magnífico trabajo, puede motivar al alumnado o al simple curioso que se interesa por el tema por lo que tiene un gran valor didáctico y proporciona un buen recurso para irse familiarizando con la geografía marciana. Al menos para mí lo ha sido.

Pero buscando en la red he encontrado también esta imagen del cráter marciano Galle, que alguien bautizó como la cara sonriente, y es tal cual el emoticono de la sonrisa.

Créditos: ESA DLR FU Berlín (G.Neukum)

El planeta rojo ya se está alejando, pero aún le quedan unos cuantos días para dejarse observar y fotografiar. Además ahora ya desde el principio de la noche aparece a una altura suficiente y no hay que trasnochar. Aunque los mejores días para obtener imágenes ya hayan pasado, estas fechas son más propicias para la observación “para todos los públicos” por la comodidad de la hora.

Hasta junio de 2033 no volverá a situarse tan cerca, o sea que hay que aprovechar. Es cierto que hace falta un buen equipo para obtener imágenes con suficiente resolución, pero puedes dejar que otros las capten y buscarlas en la red, a ver si aprecias más caras.

Ya tienen una motivación más para observar estas semanas el cielo desde la ventana de casa, apreciar extraordinario brillo de Marte, que destaca incluso entre la gran contaminación lumínica de las ciudades, e imaginar la superficie marciana ¡llena de supuestas caras que te miran a tí!


Pareidolias en la Luna

Está claro que si nos ponemos a buscar en imágenes o mapas detallados de otros astros, con distintas escalas, seguiremos encontrando multitud de caras pareidólicas.

Después de ver tantas caras marcianas, no hay que olvidar que la más famosa y difundida en casi todas las culturas es la cara de la Luna, sobre la que incluso existen diversas leyendas tradicionales.

Pero en nuestro satélite también pueden apreciarse otras pareidolias que ya son clásicas: Una señora leyendo un libro, un conejo, un escarabajo… o con cierta imaginación, verás incluso una pareja...¿besándose? …

Bueno, respecto a la última me dicen que la he dibujado muy aséptica (quizás inconscientemente por eso de para "todos los públicos"), y que todo el mundo la traza en pleno beso de tornillo con otra visión de la cara de la chica. Puedes utilizar la imagen central para imaginarlo como tú quieras.

Ya a otra escala más detallada, se han imaginado y nombrado numerosas figuras pareidólicas en la Luna, una de las más sugerentes la imagen de la doncella con la melena exuberante que bordea Sinus Iridium, pero esto daría para un artículo entero.

Para acabar quiero poner la imagen del astro que más me impactó la primera vez que la encontré, quizás por las sorprendentes noticias que había oído sobre él antes de conocer su imagen: Esta de Epimeteo, el satélite de Saturno que describe una curiosa danza con su colega Jano.

Creo que no es necesario detallar dónde están los ojos o la nariz en esta cara pareidólica de Epimeteo

Aunque siempre se habla de los futuros viajes a Marte, si dentro de unos siglos se organizan tournées turísticas más exóticas por el Sistema Solar, sin duda una de las atracciones estará en Jano con temporada alta cada 4 años, viendo acercarse la amenazadora imagen de Epimeteo, que si ya de por sí el fenómeno de la aproximación sería impresionante, ¡Encima con esa cara!

No hay comentarios:

Publicar un comentario