Curiosidades sobre los astros, propuestas de observaciones sencillas, aspectos cotidianos pero poco conocidos, todo ello con un enfoque didáctico.

miércoles, 1 de julio de 2020

El curso acaba, la divulgación en Astronomía no.

Con el final del mes de junio termina (al menos en España y países próximos) el curso escolar, los contratos de los futbolistas, y muchas personas comienzan sus vacaciones estivales. Pero este año todo es diferente a causa de la pandemia y muchos aspectos se prorrogan, actividades que otras veces decaían ahora renacen, e incluso algunos dicen que seguirán trabajando gratis tras la finalización de sus contratos el día 30. 

La enseñanza y divulgación de la astronomía, sin embargo, suele tener en estas épocas algunos puntos álgidos con la celebración de congresos y diversos eventos como también ocurre con otros campos de la didáctica que reúnen a muchos de sus profesionales cuando las tareas con el alumnado han finalizado.

Uno de los eventos que a pesar de la pandemia, y adaptándose a las circunstancias, también se celebrará este año organizado por el Parque Cielos del Sur de Buenos Aires.
 
El año pasado hablaba aquí de la celebración de los encuentros bianuales de la Asociación para la Enseñanza de la Astronomía. En éste no toca, y esperemos que en 2021 podamos reunirnos en Sevilla tal como está previsto, para los siguientes, sin los problemas actuales de salud. 

Ahora todo está condicionado por el COVID-19, pero en estos campos podría decirse que incluso ha habido aspectos positivos. Uno de ellos ha sido la proliferación de conferencias de divulgación vía internet sobre diversos temas, entre ellos un buen número relacionadas con la Astronomía. Al igual que muchas empresas y sus empleados han descubierto el teletrabajo y sus muchas ventajas, en el campo de la divulgación científica se ha dado un paso muy positivo. 

Eventos que habitualmente tenían lugar en salones o auditorios han tenido que reinventarse y han tenido mucha más audiencia en este formato, y prestigiosas entidades han programado como actividad estrella de cara al público ciclos de charlas divulgativas que en condiciones normales no se habrían producido. Con el plus añadido de que habitualmente estas actividades han quedado en la red a disposición del público en cualquier momento.
Uno de los programas de divulgación astronómica para todos los públicos realizadas durante el confinamiento por la pandemia

Además estos métodos han cuajado y parece que van a continuar. Ayer mismo, 30 de junio, se celebró como todos los años el día del asteroide, y tuvieron lugar varias charlas con intervención de ponentes situados en diferentes localidades. Mucha gente pudo verlas, lo que en las condiciones habituales de normalidad no hubiera ocurrido. 
No tuve tiempo de anunciarlo con antelación, pero no importa. Lo puedes ver aquí: http://youtu.be/OcPstsPpeoM

No he publicado nada ahora sobre el tema de los asteroides "peligrosos" en este blog porque no hace mucho ya lo recogí repetidamente, pero quizás para la próxima edición del ASTEROID DAY, el 30-6-21, hable de algo que he tratado en varias charlas con el curioso título de “Impactos cósmicos, sí gracias”. Porque gracias a ellos nuestra especie pudo a evolucionar y estamos aquí, aunque ...

Estoy obligado a mencionar también las “Jornadas virtuales de Educación en Astronomía “ que desde hace unos años organiza el “Parque Cielos del Sur” de Buenos Aires (Argentina), cuya convocatoria he recogido al principio del post.

Como otros eventos, obligado por la pandemia ha tenido que cambiar su habitual formato por otro con intervención de los ponentes vía telemática, con lo que en mi opinión puede haber ganado en varios aspectos: Por un lado el mencionado antes, de poder tener una mayor audiencia, y también el poder contar con intervenciones desde lugares lejanos que en un desarrollo habitual se haría difícil y extraño, pero en las actuales circunstancias encaja totalmente. 

En estos dos enlaces puede obtenerse información sobre este congreso y la entidad organizadora:



Debo agradecer a los organizadores el que me hayan invitado a impartir una de las ponencias de estas jornadas, que ahora estoy preparando con mucha ilusión. 



Los espectáculos celestes tampoco acaban

Como hoy voy de anuncios y de asuntos varios, añado:
- Que el próximo día 10 publicaré algo sobre una curiosa anécdota poco conocida de la que ese día se cumplen 498 años.
- Que también en breve espero escribir sobre la observación del prometedor cometa que parece que nos puede consolar este mes de julio de recientes decepciones.
- Y que a mediados de este mes de julio la ISS repetirá espectáculo en sesión continua como expliqué y anuncié en su día. Posiblemente no volveré sobre ello porque ya está todo dicho, pero te invito a que lo leas porque a pesar de ser una situación muy especial, también excepcionalmente casi todo se repite. 

Y tampoco me resisto a decir que en confinamiento o sin él, para quienes nos gusta mirar el cielo las temporadas de espectáculos no cierran y siempre podemos encontrar sorpresas aunque pensemos que tenemos todo visto. 
Como la de anoche que antes de acostarme. Sintiéndome obligado por el inusual cielo totalmente despejado de Bilbao, miré la Luna casi con pereza tras un día agotador y ví algo como nunca lo había visto. Se me quitó todo el cansancio y las ganas de meterme en la cama porque aquello no podía perdérmelo. 

La bahía del Arco Iris, o Sinus Iridium en su nombre técnico, estaba impresionante. 

Solo dos imágenes, que obtuve desde mi balcón con algo menos de una hora de diferencia, del arco que empezaba a cerrarse, y que sin duda merece que alguna vez le dedique un post solo para él. 

22: 53. Dos extrañas líneas en forma de cuerno sobresalen del contorno lunar rompiendo la línea del terminador que corresponde a su fase.

23:47. Las cimas brillantes puntean el tramo que falta para completar el arco de Sinus Iridium mientras la cara de "la doncella" empieza a trazarse, pero el pelo aún lo tiene recogido. Otras lunas vendrán en que pueda fisgarla con el rostro acicalado y la melena extendida. 

Como siempre, debo insistir en que la calidad de las imagenes es muy mejorable, pero de momento hago disparos únicos, y no realizo ningún tratamiento informático. 

Este artículo, de poco contenido técnico y varios anuncios quiere ser una especie de puente hacia la nueva normalidad, como ahora se dice, y voy a utilizarlo como prueba para posibles modificaciones respecto al formato que fue diseñado hace ya casi 5 años para leerlo en la pantalla del ordenador. 

Porque, tal como recientemente dije, cada vez se utilizan más otros dispositivos sobre todo los teléfonos móviles y habría que adaptarse a ello tanto el tamaño o tipo de letra, interlineado o extensión de los artículos. 

Por eso este poupurri en este post. Pero el problema es que en el ordenador se ve mejor, hay gente que sigue prefiriéndolo y la presentación es muy diferente. Si quieres puedes darme tu opinión, decirme en qué tipo de terminal lo lees u opinar sobre la adecuación al mismo de estos textos e imágenes. 

4 comentarios:

  1. Leo los artículos desde mi telefono móvil.Las imàgenes de la luna se ven muy bien.Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3/7/20 21:55

    Yo lo leo en el móvil, y quizás con un tipo de letra más pequeña (como en el primer párrafo de esta entrada) se lean mejor los párrafos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. Si, se llena enseguida la pantalla del móvil con el tamaño de letra que suelo utilizar. Pero quizás al reducirlo algunas personas no lo lleguen a leer bien.
      Siempre queda la opción (que aparece al final) de "Ver versión web", en la que se puede variar el tamaño.

      Eliminar