Curiosidades sobre los astros, propuestas de observaciones sencillas, aspectos cotidianos pero poco conocidos, todo ello con un enfoque didáctico.

Mostrando entradas con la etiqueta Marte. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Marte. Mostrar todas las entradas

miércoles, 10 de mayo de 2017

El cielo de Marte

Después de que ya publiqué sendos artículos sobre el cielo de la Luna, el de Mercurio y el de Venus ; y siguiendo con los fenómenos celestes que se ven en otros mundos del Sistema Solar, hoy le toca el turno al cuarto planeta, porque del tercero ya hablo habitualmente.

Aparte del nuestro, el cielo de Marte es el más conocido por el gran público por las imágenes enviadas por diferentes sondas espaciales que llegaron a su superficie, pero quizás sobre todo porque ha aparecido con  más o menos realismo, en diferentes películas de ciencia ficción.
Una de las primeras imágenes que nos llegaron del cielo del cuarto planeta / NASA

- El color del cielo marciano              

El aspecto más llamativo del cielo de Marte es su plomizo color de tonos rojos o amarillos, lo cual es debido fundamentalmente a las partículas de polvo en suspensión en su atmósfera.

En general si un astro no tiene atmósfera, la luz del Sol no se difunde y aún de día el cielo se ve negro. En la Tierra se produce el llamado efecto Rayleigh y la luz al chocar con las partículas pequeñas de la atmósfera terrestre les transfiere parte de la energía, vibran y difunden la luz azul en todas direcciones. En Marte predomina el efecto Mie, que se produce cuando la luz choca con partículas o moléculas grandes. Las partículas absorben una parte de la luz y reflejan el resto, y el color depende de la composición de la partícula.

domingo, 29 de enero de 2017

Un triángulo equilátero descompensado

El próximo martes 31 de enero al principio de la noche, Venus, Marte y la Luna aparecerán muy próximos entre sí, y desde la zona más occidental de Europa y Africa les veremos formando un triángulo casi equilátero.
Fotomontaje con las posiciones que ocuparán los tres astros, a partir de una imagen de Venus y Marte, tomada recientemente, a la que se le ha añadido la Luna.
En realidad, la Luna destacará mucho más, y en las fotos que se obtengan sin tratamiento informático, incluso saldrá muy sobreexpuesta si se quiere que se vea Marte
Al final del artículo, en el anexo, explico las diferencias desde otros lugares.

Las posiciones cambiantes de los planetas en la bóveda celeste ofrecen espectáculos variados en muchas ocasiones y ya he recogido en este blog algunas situaciones en que la proximidad aparente de varios de ellos (visto desde la Tierra) nos mostraban situaciones llamativas. La última a finales del pasado mes de agosto, con Venus y Júpiter como protagonistas.

lunes, 29 de agosto de 2016

Los planetas siempre siguen el guión

Muchas veces la gente me pregunta cómo los astrónomos conocemos con tanta precisión y adelanto los detalles de los fenómenos celestes, e incluso yo en alguna ocasión he hecho una broma en los preparativos de la observación de algún eclipse u ocultación: ¿Y si los astros se confundiesen, cambian su camino o no se han enterado de lo que tienen que hacer hoy, y nos quedamos sin ver nada especial?

¿Si Venus y Júpiter, (Afrodita y Zeus para los antiguos griegos) personificaciones del dios supremo y la diosa de la belleza, olvidaran que tenían una cita para encontrarse el 27 de agosto de 2016, o si alguno de ellos hubiese cambiado de planes por infidelidad o desdén y le diera plantón al otro?

Tal como estaba anunciado, Júpiter y Venus tuvieron un encuentro cercano. Imagen tomada con bastante Zoom para “separar” y quitar privacidad a los protagonistas.
No hay problema. Sabemos que esto no puede ocurrir, y lo único que nos puede impedir el disfrute de este tipo de espectáculos es la presencia de las nubes.

jueves, 2 de junio de 2016

Retrogradación (2). Ares y Antares toman posiciones.

- La retrogradación de Marte

En la entrada anterior te presentaba a los dos protagonistas principales de esta historia. Aunque no es imprescindible para seguir las explicaciones, si quieres conocer mejor a estos dos astros puedes leerlo antes que éste, clicando aquí

Como allí se dijo, la función que Ares (Marte) y Antares (la estrella más brillante de Escorpio) están representando estas semanas en el escenario celeste nos puede ayudar a ver uno de los fenómenos que fue clave en el descubrimiento de la verdadera estructura del Sistema Solar, los movimientos reales de los planetas y la situación de la Tierra en el Universo: la retrogradación.

Esta retrogradación planetaria, fundamentalmente la de Marte, fue el origen de una auténtica revolución del conocimiento humano e incluso, según algunas opiniones, dotó a esta palabra de un nuevo significado que actualmente es su acepción más común, como se recoge al final en el anexo.

Como también se mencionó, esta retrogradación del cuarto planeta se está produciendo en estas fechas y en este caso precisamente en la constelación de Escorpio, por lo que su estrella más brillante, es la referencia ideal.

Si los observamos estas noches en el cielo podemos imaginar a Ares y Antares (su rival) como dos contendientes en un combate, tal como seguramente suponían los antiguos griegos en sus relatos mitológicos. Toman posiciones, se alejan lentamente midiendo el terreno, para después lanzarse el uno contra el otro. 
Aunque si miramos atentamente veremos que solo uno es el que se mueve, el más poderoso como sería lógico. 
El otro permanece quieto, como intentando aguantar el envite de su rival, bajo la mirada de un tercero, Cronos (que los romanos rebautizaron como Saturno) que parece hacer de juez y aunque cambia de posición ligeramente, quizás para observar mejor, sus movimientos son mucho más lentos.
Pero dejémonos de leyendas y vayamos a analizar la realidad de los astros y por qué se comportan de esa manera.

lunes, 30 de mayo de 2016

Retrogradación (1). Los rivales Ares y Antares, protagonistas.

En este y en el próximo post voy a hablar de una circunstancia que tuvo una importancia decisiva en la historia de la ciencia y en el avance del conocimiento humano, y que aunque por esa trascendencia histórica pudiera parecer algo excepcional, ocurre con relativa frecuencia y es observable en el cielo por cualquier persona.
Un fenómeno que estas próximas semanas, si te fijas bien, te va a ser muy fácil de apreciar incluso mirando directamente desde una ventana de casa que esté orientada hacia el Sur o Sureste.
Me estoy refiriendo a la retrogradación planetaria, origen de la revolución Copernicana.
Copérnico y los sistemas geocéntrico y heliocéntrico. La retrogradación planetaria, sobre todo la de Marte, fue lo que llevó al clérigo y astrónomo polaco a buscar una nueva teoría que explicara adecuadamente este fenómeno y con ello encontró la verdadera situación y movimientos de los astros del Sistema Solar.
En este post te voy a presentar a los protagonistas del evento, que precisamente en esta ocasión son dos astros en realidad muy diferentes pero a la vez muy parecidos, y que mantienen una curiosa relación entre sí. En el próximo, que publicaré dentro de 3 o 4 días, entraremos en detalles de lo que se traen entre manos. Se verá en qué consiste el fenómeno.

La retrogradación de Marte (o de otro planeta exterior) se produce en las semanas próximas a su oposición. Tal como puedes ver en esta entrada anterior, las oposiciones de Marte se producen cada poco más de dos años y en cada ocasión el cuarto planeta está en diferente lugar de su órbita, por lo que el fenómeno se observa teniendo como fondo una constelación diferente. Acaba de ocurrir la oposición y ahora precisamente, la retrogradación ocurre en Escorpio, donde Marte tiene a su rival.

martes, 17 de mayo de 2016

Marte en oposición. Es el turno del cuarto planeta.

Dentro de pocos días, el 22 de mayo de 2016, Marte estará en oposición y se convertirá en el planeta protagonista, siendo el mejor momento para observarlo bajo todos los puntos de vista. Por supuesto, no solo se verá ese día, sino durante una larga temporada. Pero cuanto más cerca de esa fecha, mejor.

Si todavía no has visto nunca el cuarto planeta directamente con tus ojos, es el momento. Lo tienes muy fácil. Vete a un lugar con amplio horizonte, sin obstáculos muy altos una noche despejada, y esta vez no te voy a pedir que te alejes de las luces, como siempre se dice, porque no es necesario. Con que la iluminación artificial no te impida ver algunas estrellas, es suficiente. Porque solo tienes que mirar por todo el cielo y elegir la más brillante. Estos días tendrás dudas entre dos de ellas, casi con el mismo brillo, situadas en distinta zona del cielo, Elige la situada más hacia el Este (si estás en el hemisferio Norte, la de más a la izquierda y más cerca del horizonte). Si te fijas bien, parece una estrella rojiza pero es el planeta Marte. Hoy mismo, 17 de mayo, Marte le toma el relevo a Júpiter (la otra “estrella” más destacada) como astro más brillante de la noche después de la Luna. A partir del mes de junio la diferencia será clara y no habrá ninguna duda.
La “estrella” más brillante es Marte. Hace un mes aparecía ya destacado en la constelación de Escorpio.  Bilbao 16-4-2016. Incluso desde la ventana de casa dentro de una gran ciudad y con un cielo no muy limpio, puede verse Marte sin problemas en estas semanas e incluso en estos próximos meses


De todas formas hay que decir que al principio de la noche Júpiter seguirá siendo la mejor situada porque estará en lo alto del cielo y a Marte lo verás cerca del horizonte Este-Sureste por lo que el brillo aparente te puede parecer menor. Pero a medida que vayan pasando las semanas también en la situación en el cielo, el dios de la guerra le irá ganando terreno a la divinidad suprema del Olimpo. 
En realidad estoy seguro de que ya habías visto a Marte alguna otra vez aunque no suelas mirar mucho el cielo. Si lo has hecho de vez en cuando y has visto estrellas, en alguna ocasión habrás visto el cuarto planeta, pero no te habría llamado especialmente la atención, más que “otras estrellas”,  porque, entre otras cosas, habitualmente brilla mucho menos.

Y si tienes telescopio, aprovecha porque también estos días son los mejores para que puedas apreciar detalles en su pequeño disco.

Hace dos meses, a principio de marzo, hablaba sobre mi desacuerdo con muchos medios desde los que se resaltaba la fecha de la oposición de otro planeta: el siguiente de la lista, Júpiter.
Además de criticar algunas inexactitudes evidentes y que se repitieron abundantemente, manifestaba yo mi opinión de que aquella situación no debería ser noticia tan destacada, porque la diferencia de la condiciones de observación de Júpiter de unas fechas a otras es muy pequeña y no tenía sentido darle tanta relevancia.
Ahora sí. Lo del cuarto planeta es totalmente diferente y esta sí es una buena noticia a tener en cuenta por quienes les gusta observar el cielo.

Esta es la situación de los cuatro primeros planetas del Sistema Solar ahora, concretamente el 22-5-2016. Se puede apreciar la enorme diferencia de distancia de Marte ahora (en la posición 1) con la distancia a que estaría de nosotros si estuviera en la parte opuesta al otro lado del Sol en la llamada “conjunción” (posición 2), nada menos que unas 5 veces más lejos.
Marte está tan próximo, que actualmente es el planeta más cercano a la Tierra, como se indica en el gráfico, quitándole ese lugar a Venus, e incluso a Mercurio que es quien ostenta más frecuentemente ese privilegio . (Puedes ver: Mercurio, el planeta más cercano, a la Tierra


- ¿Qué significa que Marte (u otro planeta) está en oposición?

El significado de la palabra “oposición” indica que está en el punto opuesto. ¿Respecto a qué? Si  no se dice nada, siempre es respecto al Sol y, por supuesto, se refiere a lo que nosotros observamos desde la Tierra.
Esto tiene dos consecuencias fundamentales:

domingo, 1 de noviembre de 2015

¿Te vienes de viaje a Marte?

De vez en cuando los viajes al cuarto planeta se ponen de moda. Bien sea por la llegada de una nueva sonda, la presentación de proyectos de futuros viajes, algunos dudosamente viables,  o como en este caso por el estreno de una nueva película de ciencia ficción que en parte se desarrolla en el planeta rojo.


La película MARTE (the martian) ha sido por tercera semana la película más taquillera. Está claro que por la trama y el desarrollo ha tenido muy buena acogida entre el público en general y, lo que es más difícil, también entre los aficionados a la astronomía. En la mayoría de los aspectos la documentación ha sido adecuada, se han cuidado los detalles, no es la típica película de ciencia ficción fantasiosa, sino que se hace creíble y no hay muchas “licencias”. Algunas sí: abc-martian-fallos- Daniel-Marín-enNaukas Pero es curioso que entre entre las que aquí, o en otros artículos se mencionan no aparece el tema de la extraña duración de los viajes.
Es muy probable que sea porque se suponga que en un futuro este aspecto tenga muy poco que ver con los parámetros que se manejan hoy en día. 
Las condiciones de Marte o las leyes físicas no van a cambiar y podemos buscar el gazapo. Pero los sistemas de propulsión probablemente cambiarán, parece que en la novela en la que se basa el film se cita el uso de propulsión iónica, que hoy es una utopía, y por eso parece que no pueda analizarse o criticarse este aspecto. Sin embargo la situación es sorprendente porque, si examinamos los parámetros en que se pueden realizar hoy los viajes a Marte, veremos que en la película se citan duraciones de viaje mayores que las actuales. Hoy, con los métodos de propulsión que se usan, no se puede tardar tanto en ir a Marte.