Curiosidades sobre los astros, propuestas de observaciones sencillas, aspectos cotidianos pero poco conocidos, todo ello con un enfoque didáctico.

Mostrando entradas con la etiqueta Errores muy difundidos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Errores muy difundidos. Mostrar todas las entradas

domingo, 28 de enero de 2018

La superexagerada luna magic...

Es posible que hayas oído que este próximo miércoles 31 de enero se va a ver una luna muy especial. Nada menos que una superluna azul de sangre.
Pero si tienes el cielo despejado y consigues ver la Luna, pensarás con decepción, que así  ya la has visto muchas veces.
Uno de los muchos titulares que recogen la efeméride

Creo que si yo fuese consecuente no debería escribir este post porque más de una vez me he pronunciado en contra de darle publicidad a estas cosas. Pero está claro que como se difunde tanto en los medios la gente lo oye, se interesa por el tema y pregunta. Por ello considero conveniente aclarar su significado a la vez que quitarle relevancia para que no vayamos engañados a ver algo que no tiene nada de espectacular y cuando vuelvan a repetirse sepamos exactamente lo que se nos anuncia y no hagamos mucho caso.

En septiembre de 2015 también hubo una superluna de sangre. Le faltó lo del azul, pero no te creas que ésta la vas a ver de ese color. En la imagen aparece la Luna eclipsada junto al museo Guggenheim Bilbao, aquel día.

sábado, 19 de agosto de 2017

El eclipse ¿del siglo?

A pesar de las barbaridades y absurdos que los habitantes del tercer planeta ocasionan  y padecen, la Tierra sigue su ruta al igual que los demás astros, quizás indicándonos el camino de la lógica a la espera de que la raza humana aprenda, y aquí no hay cancelaciones aunque alguien de manera simbólica pudiera hablar de 2 minutos de oscuridad y silencio.

Porque el lunes 21 de agosto de 2017 toca un eclipse de Sol. Como algunos dicen, el fenómeno natural más impresionante que puede ocurrir en nuestro planeta y que todas las personas deberían ver al menos una vez en su vida.

Ya llega el tan anunciado eclipse que será total, produciéndose una “breve noche”, en una franja que cruza los Estados Unidos de América, desde océano pacífico al Atlántico, y que desde la península Ibérica podría verse como parcial, pero muy poca cosa (al Sol le faltará un pequeño corrosquito en la parte inferior) y solo durante unos breves minutos antes de ponerse, mejor cuanto más al Oeste y siempre que el astro rey se oculte por un horizonte muy bajo, siendo casi necesario que sea a altura cero, nivel del mar. Desde Canarias sí se verá un eclipse parcial apreciable.
Zonas por donde transitará la sombra de la Luna. En la estrecha franja central el eclipse será total y durante poco más de 2 minutos dejará de llegar la luz del Sol. Créditos: nasa.gov
Casi con total seguridad este eclipse ha sido el más anunciado de la historia, con una gran antelación, y en muchas ocasiones se han referido a él como “el eclipse del siglo”. 
A estas alturas creo que la mayoría de la gente supondrá, y no sería necesario decir, que respecto a ese apelativo ocurre lo mismo que en el fútbol, en la música o en otros muchos ámbitos: todos los años hay uno o varios partidos o conciertos del siglo.

jueves, 27 de julio de 2017

¿Más lluvias de estrellas? No gracias

Se aproxima el mes de agosto, y como todos los veranos por esas fechas habrá algo de lo que todos los medios de comunicación se harán eco, y la gente preguntará: Las estrellas fugaces, las famosas lágrimas de San Lorenzo, técnicamente  la lluvia de meteros de las Perseidas, de la que ya hablé el año pasado.

Realmente algunas lluvias de meteoros son un bonito espectáculo celeste aunque decepcionante para la mayoría de la gente que intenta verlo por primera vez porque ha oído hablar mucho de ello pero no sabe lo que puede ver, y espera mucho más. 
Por lo que se cuenta y las imágenes que se suelen poner, parece que todo el cielo va a verse surcado por puntos luminosos que se mueven rápidamente; pero con mucha suerte si uno no se aleja mucho de su lugar de residencia y se sitúa en un lugar muy oscuro (la mayoría de la población vive en zonas muy iluminadas), después de estar mirando hacia arriba un buen rato podría ver solo algún que otro meteoro solitario.

Foto: epod.usra.edu / Wally Pacholka
Pero como parece que estas noticias tienen mucha aceptación, cada vez se anuncian más y  más lluvias de estrellas y es muy probable que, sin esperar a las famosas Perseidas, estos días de finales de julio oigas hablar de las Delta Acuáridas.
Un anuncio de las esta lluvia, el pasado año.
No hagas caso.

sábado, 25 de febrero de 2017

El cielo del segundo planeta

Después de que anuncié una serie de artículos sobre los cielos de otros astros del Sistema Solar, y tras el que dediqué a Mercurio, le ha llegado el turno a Venus, el segundo planeta.

Pero antes de seguir no puedo dejar de mencionar la noticia que está de actualidad: El anuncio del descubrimiento de 7 exoplanetas de tipo terrestre alrededor de una estrella a 40 años luz. Alguien me sugirió que hablara sobre ellos, pero lo único que podría hacer sería recoger y comentar el anuncio oficial de NASA https://exoplanets.nasa.gov/news/1419/nasa-telescope-reveals-largest-batch-of-earth-size-habitable-zone-planets-around-single-star/ o el artículo publicado en la revista Nature.
Eso es lo que se ha hecho en muchos medios que podrás encontrar fácilmente porque otra opción, aparte de determinados cálculos sobre dinámica orbital o elucubraciones sin apenas datos reales, no está ahora en nuestra mano.
Quizás con más calma y analizando despacio los datos, habrá tiempo también de imaginar sus cielos.

Si en el anterior post de esta serie escribí sobre las muchas paradojas que presentaba el cielo de Mercurio, quizás sea Venus el que nos muestre una aún mayor. Una paradoja no deseable para tí, amigo(a) lector(a), que has empezado a leer este artículo, y para mí, que me he impuesto la tarea de escribirlo.
Porque Venus, el lucero del alba, a quienes los antiguos griegos y romanos asignaron el nombre de la diosa de la belleza y el amor por ser el astro más fotogénico de nuestro cielo, que habitualmente nos ofrece unas preciosas postales en el momento mágico de los crepúsculos, es el astro del sistema solar que tiene el cielo menos atractivo de todos.
Por si esto fuera poco, es uno de los lugares más inhóspitos, muchas veces comparado incluso con un auténtico infierno.

A la izquierda una recreación artística de lo que podría ser la superficie y el cielo de Venus, realizada por el mágnífico ilustrador de paisajes celestes Ron Miller, y a la derecha una imagen real tomada por la sonda Venera 13 en 1982   

En Venus nunca florecería la astronomía

Debido a su densa atmósfera, desde la superficie de Venus no se podrían ver los astros en su cielo. La claridad del Sol seguramente se intuiría, pero desde allí nunca se puede ver ningúna estrella ni ningún otro astro.
El prestigioso astrónomo y divulgador Carl Sagan escribió en su obra “Cosmos”, la frase que he puesto en el encabezamiento.

Dicho esto, este post debería acabar ya, porque parece que poco más se puede decir sobre el cielo del segundo planeta. Pero si lees asiduamente este blog ya sabes que eso es imposible. Su autor es incapaz de publicar algo tan cortito.

Mi propuesta, entonces, es ascender hasta el borde exterior de su atmósfera y, ya sin ese obstáculo, mirar hacia arriba.

domingo, 15 de enero de 2017

Desde el primer planeta (1)

Con esta entrada comienzo una serie de artículos sobre cómo se ve el cielo desde otros astros del Sistema Solar, tal como  prometí  el mes pasado en el post “Cielos de otros mundos”.  

La mecánica celeste y el espectáculo que hipotéticamente podríamos observar desde esos lejanos lugares, en ocasiones son muy distintos  a lo que vemos desde la Tierra.  Algún ejemplo concreto ya ha aparecido en este blog de manera aislada, pero ahora voy a recorrer de forma más sistemática algunos cielos del Sistema Solar y el primero debe ser el de Mercurio, mi planeta preferido.
Irán apareciendo luego los de otros astros, pero alternados con otros temas porque en la variedad está el atractivo de este tipo de blogs.

Mercurio y la Luna el 15-8-2012 desde Araúzo de Torre.
Si Mercurio es el planeta más esquivo, y en parte por ello su localización y observación en los cielos crepusculares siempre es muy llamativa, mucho más lo sería la observación del cielo desde allí a pesar de no tener satélites, no cambiar el color de su cielo, ni verse ningún astro en fases tan fotogénicas como la Luna de la imagen

lunes, 14 de noviembre de 2016

Menudo revuelo, para nada

O un título más adecuado sería:     la mayor exageración de los últimos 68 años

No pensaba haber escrito nada sobre la luna de hoy (14-11-2016) , porque eso de la Luna próxima al perigeo, la tontería de la Superluna, es un tema que ya traté hace tiempo en el post “Eclipse, perigeos, mentiras y cintas de vídeo”, que no tiene mucho sentido darle más vueltas porque no se ve en el cielo nada especial, y ya lo mencioné de pasada hace un mes. La Luna se va a ver igual que cualquier otra luna llena, o al menos no vamos a apreciar la levísima diferencia que le otorga el record.
Pero como debido a la tremenda exageración de algunos medios de comunicación, que han tratado el asunto como algo excepcional, "La luna más grande le los últimos 68 años", me han llegado un montón de preguntas sobre el tema, deprisa y corriendo recojo aquí algunos datos.

Antes de nada hay que decir que a veces las fechas de estos fenómenos no coinciden en todas las informaciones porque tanto el momento del paso de la Luna por el perigeo como el momento exacto del plenilunio se producen en un instante dado que corresponde a diferente horario local. Aunque en este caso ambos fenómenos se producen el lunes día 14 en Tiempo Universal, en la mayoría de los lugares donde es visible la Luna en esos momentos en que está más cerca, ya es día 15 (15-11-16).

Además, por estos lugares donde yo vivo (Oeste de Europa), la máxima aproximación de nuestro satélite ocurrirá también después de comenzado el martes 15, bastantes horas después del momento del perigeo, porque esa circunstancia del paso por el perigeo, o punto de la órbita lunar más cercano a nuestro planeta, se considera tomando distancias al centro de la Tierra. Pero las distancias exactas a cada punto de la superficie terrestre, que es lo que determina el tamaño con que veamos la Luna, varían tal como luego se explica, y por lo tanto también varía el instante de la mayor cercanía.

Para que no haya dudas, en la mayoría de los lugares el momento en que esté la Luna más cerca será en la noche del lunes 14 al martes 15. La principal excepción es América, como luego cito.

Salida de la Luna próxima al perigeo en agosto de 2014 desde Araúzo de Torre.  Muy similar a la de hoy.
Aunque nos parece más grande en el momento de aparecer por el horizonte, es un efecto óptico-psicológico y en realidad se encuentra varios miles de kilómetros más cerca cuando está en lo más alto, en el meridiano local.
Antes de seguir, te sugiero que veas las tablas que aparecieron en el anexo de aquel artículo (pongo otra vez el enlace), y aunque ahora no hay ningún eclipse como el que me refería entonces, observes las periodicidades: la duración total de 14 lunaciones es igual a 413 días, casi lo mismo que 15 pasos por el perigeo y por eso todos los años aparece la historia de la superluna pero un mes y medio más tarde, aunque hay alguna excepción.

En en este tema hay datos concretos muy claros:
- En la mayoría de las informaciones se dice que la superluna se ve un 14% más grande de lo normal, cuando en realidad es un 14% más grande que la más pequeña (Luna en el apogeo). En realidad es solo un 7º mayor que lo normal. Esto lo detallé en el mencionado artículo.

- Las diferencias del tamaño aparente de la Luna de hoy con las de ayer y mañana, o con las Lunas llenas de octubre y diciembre son inferiores a la resolución del ojo humano, por lo que las veremos exactamente igual. Esto ocurre todos los años con las anunciadas superlunas y la luna llena de los meses contiguos. Ocurrirá con la luna de principio de enero de 2018 y con la de mediados de febrero de 2019 con respeto a la anterior y posterior luna llena. 

- Los perigeos no son todos igual de distantes, ocurren sucesivamente en distintas fases y debido a la atracción conjunta de la Tierra y el Sol los más cercanos son los que están próximos a la Luna nueva y Luna llena. Esto hace que las famosas superlunas ocurran en perigeos incluso más favorables de lo habitual. Pero entre éstos hay pequeñas diferencias debido a diversos factores como la inclinación orbital de la Luna, las irregularidades en la traslación de la Tierra y otros, a causa de lo cual la órbita lunar es muy compleja.

- Hoy 14 de noviembre la Luna llena está próxima al perigeo, y con perigeo ligeramente más cercano que otras veces. Desde 26-1-1948, y hasta 25-11-2034 no ha estado ni estará tan cerca. Ese es el dato del record esgrimido en todos los sitios.

- Pero todo eso es si se consideran distancias al centro de la Tierra.
Porque tomando la distancia desde un punto concreto de la superficie terrestre, la cosa cambia. Cuando la Luna se encuentra en lo más alto de su trayectoria sobre el horizonte, en dirección Sur si estamos en el Hemisferio Norte (la Luna llena estará ahí hacia la media noche) puede estar hasta un radio terrestre, (6300 km) más cerca (esto varía según la latitud) que cuando sale, a pesar de que el efecto óptico que se produce por las referencias en el horizonte nos hace pensar lo contrario.
Las distancias se han trazado en líneas paralelas y sin pasar por el centro lunar, porque debido a la gran distancia a que se encuentra la Luna, prácticamente lo son.       El gráfico es solo un esquema y no está a escala.
 Desde Europa occidental el momento exacto de la Luna llena y el perigeo, que han estado separados solo por 2 horas y media, ha ocurrido cerca del mediodía, cuando  nuestro satélite estaba debajo del horizonte. Alcanzó la posición idónea en dirección Sur casi 12 horas después, cuando ya se había alejado bastante.
Desde Nueva Zelanda, Australia o la costa oriental de Asia el instante del máximo acercamiento se ha producido en el mejor momento y por ello allí si se puede hablar de ese record de los últimos 68 años. Aquí  no.
Desde Europa, el 20-1-1992 estuvo más cerca, y también lo estará el 2-1-2018 porque aunque los perigeos sean ligeramente más lejanos, la Luna en ese momento esta mejor situada en el cielo.

- Por producirse aquí (Europa) a esa hora, la noche anterior estuvo casi equidistante con ésta, (solo unos 250 km más lejos, que no es nada en el total de más de 350000) y la diferencia en tamaño aparente es mínima. La noche del domingo al lunes y del lunes al martes se ve la Luna casi exactamente igual. Unas horas antes del perigeo y unas horas después.
De hecho, desde todo el continente americano, la mayor aproximación se produjo antes del perigeo, en la noche del domingo al lunes. Si vives ahí, ya siento el haberte avisado tarde, pero no te preocupes porque la siguiente no la vas a ver diferente.
En las zonas más occidentales de este continente todavía era el domingo día 13 en el momento de máxima cercanía de la Luna.

- La diferencias entre las lunas llenas en el perigeo (las que se ven más grandes) y las del apogeo (las más pequeñas) son evidentes si hacemos sendas fotografías con un mismo zoom suficientemente grande, un teleobjetivo, o a través del telescopio. Pero incluso en este caso el cerebro es incapaz de recordar si la imagen vista hace unos meses era más grande o más pequeña.
En este caso que nos ocupa del record entre distintos perigeos, el ojo ni siquiera puede distinguir ninguna diferencia. Queda el dato, y si quieres, la ilusión de haber visto algo igual que otras veces, pero de lo que todo el mundo ha hablado.

- Este tema tiene también influencia en las mareas. Las mareas vivas se producen en Luna nueva y llena. Como en esta ocasión la Luna está más cerca, la atracción es mayor. Pero hay un factor que influye más, que es la proximidad al  equinoccio. 
Con todo ello, las mareas de estos días serán más vivas que las de las lunas llenas y nuevas de noviembre de otros años, pero no lo serán tanto como las del pasado mes de octubre porque estaba más cerca del equinoccio y aunque la distancia era mayor, la diferencia con esta fue pequeña.

Actualización
Tres imágenes de la Luna al principio y final de la noche del lunes 14 al martes 15. Las dos primeras tomadas con el mismo zoom (30X) con mi cámara compacta. Con todo, lo más interesante que puede sacarse al comparar ambas imágenes, es la posición girada del disco lunar.
22:39

7:52

7:52
En la primera la Luna estaba a una distancia de mi localidad (no del centro de la Tierra) de 352169 km y en las otras 356231.
A pesar de que las dos son de la noche del anunciado como "extraordinario espectáculo", entre ambas hay una diferencia mucho mayor que entre la mayor cercanía de esta luna llena (351194 km) y la del mes pasado en que estuvo a 353795 km, o la del próximo diciembre que se acercará hasta 353663. 

Están hechas desde mi casa, la primera antes de acostarme y las otras por la mañana antes de salir al trabajo. No puse el despertador a la hora de la máxima aproximación, como hubiera hecho con motivo de cualquier fenómeno astronómico, porque no merecía la pena.

domingo, 16 de octubre de 2016

28 días: el bulo de la Luna

En esta entrada voy a hablar de algunos bulos sobre temas de astronomía y otras creencias falsas muy extendidas, pero en especial del bulo de los 28 días. 
Porque como tal debería calificarse este asunto: Es totalmente falso, pero está enormemente extendido.

Recientemente lo he vuelto a oír: Después de lamentar el mal tiempo, que nos iba a impedir ver una luna llena muy anunciada (por aquello de la "superluna") un colega también entendido en la materia, me dijo: No te preocupes, que de una lunación a otra cambia muy poco, y la siguiente también será superluna; solo hay que esperar 28 días y que las nubes no aparezcan.

Existen infinidad de bulos, leyendas urbanas, o incluso  mentiras que se difunden a propósito para divertirse y ver “hasta dónde llegan y cuánta gente se ha creído mi broma”. Pero sin duda la más difundida con mucha diferencia es esa que dice que el periodo de las fases lunares dura 28 días.


Incluso en un centro de educación ambiental (Centro de Interpretación de unas marismas) puede encontrarse un cartel donde se mezclan erróneamente diferentes conceptos, y aparece "el bulo de la Luna" cuando se habla de los 28 días. Porque el ciclo de mareas vivas no es de 28 días, sino de 29.5, ya que corresponde al ciclo de fases lunares.

viernes, 22 de abril de 2016

El mapa de Peters, una imagen diferente del tercer planeta

22 de abril, día de la Tierra.
Hoy tengo que cambiar la dirección de mi mirada y como es el día del planeta al que se refiere el título de mi blog, no voy a mirar “desde aquí hacia fuera”. Es el turno de mirar “hacia el tercer planeta”.

Para representar nuestro planeta existen multitud de mapas realizados con diferentes proyecciones. El mapamundi ideal no existe porque la Tierra es esférica y cualquier proyección en un plano de toda su superficie, o de todos sus continentes, llevará una deformación o desvirtuará algunos parámetros (áreas, rumbos, formas,...). Esto es inevitable y la única manera de solucionarlo es utilizar un globo terráqueo, porque su superficie es esférica igual que la de nuestro planeta.
Por ejemplo en los mapamundis rectangulares (que son la mayoría) todos los paralelos se representan con la misma longitud (todo el ancho del mapa) cuando en realidad son enormemente diferentes. Por ejemplo el círculo polar mide menos de la mitad que el ecuador (0.4 veces). Para que el mapa sea medianamente reconocible, hay que cambiar escalas según la zona, proporciones, etc.

Entre los muchos mapamundis diferentes, cada uno utiliza una u otra proyección geométrica con el objetivo de conservar alguna característica concreta, desvirtuando inevitablemente algunas otras, y existe uno que destroza la imagen del planeta de manera evidente, sobre todo las zonas cercanas al ecuador, precisamente las que corresponden mayoritariamente al tercer mundo que quedan enormemente deformadas, mientras que el primer mundo (los países ricos) se salvan de este destrozo.

Esto es un hecho objetivo, que al margen de discusiones sobre intencionalidad y motivos, será evidente para todo aquel que lo observe y analice sin prejuicios de manera imparcial. Aquí lo tienes, míralo:
   
Este es el Mapa de Peters.

Compara la forma de Africa, en el mapa y en un globo terráqueo. Si no tienes uno a mano, más adelante pongo imágenes.

Precisamente su autor lo vende como “el mapa solidario”, que hace justicia con el tercer mundo frente a otros mapas que califica de “imperialistas”, y ha sido adoptado casi como icono por varias ejemplares Organizaciones No Gubernamentales que precisamente trabajan de manera altruista, valiente y generosa a favor de las zonas más desfavorecidas del planeta.
¡TREMENDA PARADOJA!

Los partidarios del mapa de Peters argumentan que éste mantiene las proporciones entre las áreas de las diferentes regiones, lo que no hacen otros.
Y para demostrar que su mapa es el mejor, comparan la superficie de Groenladia y Sudamérica en su mapa (que mantiene proporcionalmente las áreas)  y en el mapa más utilizado habitualmente, en el que las áreas no se mantienen, y que por problemas de proyección matemática queda muy exagerado el tamaño de Groenlandia, tan grande como Sudamérica, aunque que en realidad ésta es mucho mayor. 
Concretamente esta desproporción ocurre (al igual que otros ejemplos de continentes o países) en el llamado mapa de Mercátor, pero no en otros mapamundis.

Pero hay una solución muy sencilla para seguir manteniendo las proporciones en las áreas como hace Peters, pero sin deformar Africa y otras zonas del tercer mundo:

En el siguiente mapa se solucionan todos los problemas del tamaño exagerado de Groenlandia, se conservan todas las buenas propiedades del mapa de Peters manteniendo proporcionales las áreas y además los países del Tercer Mundo recuperan su forma correcta.
No se ningunea ostensiblemente a ningún país ni continente por alterar proporcionalmente su superficie, ni su forma:
Con este otro mapa todo queda solucionado
Yo veo, y creo que tú también estás viendo ahorita mismo, que para mantener las proporciones no es necesario deformar el continente africano. 
Que esa coartada de Groenlandia ES MENTIRA.
 ¿El señor Arno Peters no se daría cuenta de semejante evidencia?
Está claro que sí. Esta segunda imagen es su  mismo mapa, con la sencillísima modificación de haber reducido la escala vertical un 40%, y él estuvo dando vueltas al tema y elaborándolo, durante mucho tiempo.
Luego, en el anexo, te cuento cómo obtuve yo este segundo mapa.
  
¿Por qué él no lo hizo?
¿Por qué no publicó el segundo mapa en vez del primero?
  
No se puede entrar en el cerebro ni preguntar a alguien que ya está muerto, pero si pudiéramos preguntárselo y fuese sincero (quizás sea mucho pedir, incluso después de muerto) yo haría una apuesta, por algo que creo que tú también verás evidente si nos fijamos en un detalle.
En el segundo de los mapas, los países que aparecen deformados (aunque sea en menor medida) corresponden al primer mundo, donde vive la gente que tiene dinero.
¿A quien vendería Peters su mapa si presentase esta segunda opción?     Tema de mercado.

Según he leído, pero no he consultado el registro de patentes,  parece que el de Peters es el único mapamundi que para reproducirlo hay que pagar royalties, porque lógicamente está registrado. El resto son solo el resultado de proyecciones geométricas y las fórmulas matemáticas no se pueden patentar.

Con todo lo dicho, creo que queda evidente que el llamado "mapa solidario" en realidad es el "timo del mapa" y no es necesario añadir más. Pero como en casi todas las entradas de este blog, también aquí aparecen unos anexos de lectura opcional para completar el tema. 
A diferencia de otras veces, en este caso te aconsejo vivamente que los leas. Ninguno de los dos debería ser difícil de entender



A mí también me engañó Peters, quizás igual que te haya engañado a tí.

Por cierto, Arno Peters no era cartógrafo, sino que se había diplomado en propaganda política, y parece que aprendió mucho en sus estudios.

Yo durante años estuve en su bando, peleando contra la iniquidad de Groenlandia, que el más pérfido de nuestros enemigos (Mercátor) la dibujaba más grande que toda Sudamérica, hasta que un  buen día hace ya unos años conocí a Wole, un maestro de escuela nigeriano, que emigró a España en busca de mejores condiciones de vida. 
Le pedí que me hablara de su país (yo lo único que sabía es que estaba en África), y le mostré el mapa de Peters, para que lo localizara. 

En un primer momento se le alegró la expresión al ver mi interés, pero enseguida la cambió por otra muy contrariada. “¿Quien ha sido el ignorante que ha dibujado así mi país?” -me preguntó- “Nigeria es más ancha, de este a oeste , que alta, del norte a sur. Y aquí parece una jirafa”. Se sintió muy molesto y yo no supe que decirle. 

Luego, ya a solas, descargué de internet el mapa de Peters, lo abrí con un editor gráfico y estuve un rato trasteando. Al día siguiente, entre Wole y yo conseguimos que Nigeria apareciese como es. Simplemente cambiando la escala vertical del mapa, y obtuvimos el segundo gráfico de este post. El mapa anterior.

Conseguimos que Nigeria y todo el tercer mundo, simultáneamente con ella, recuperara su forma como por arte de magia, solo con reducir la escala vertical un 40% aproximadamente. Nigeria siguió siendo más grande que España y más pequeña que Rusia, por ejemplo, porque realmente así lo son.

Si el mapa de Peters conserva las proporciones de todas las superficies, éste otro también porque a cada continente (o a cada país) se le ha reducido su superficie en la misma proporción: un 40%. 
Pero  lo más sorprendente es que todos los países aparecen con su forma reconocible. (Los europeos y Norteamérica un poquito achatados), lo que no ocurre en el mapa de Peters, donde los deformados (enormemente) son los cercanos al ecuador.
La reducción vertical propuesta, con un porcentaje de un 40%, (dejando la medida vertical en un 60% de la inicial) puede variarse ligeramente para que las inevitables deformaciones estén equitativamente repartidas y sean mínimas.

A continuación, diferentes imágenes del continente africano.
1- Africa en el mapa de Peters.  2- En el mapa de Peters modificado por mí.  3- Africa en una foto tomada desde el espacio.  4- En un globo terráqueo.  5- en el mapamundi criticado por Peters.  6- En otro mapamundi.
Nigeria, en diferentes mapas:
1- Nigeria en el mapa de Peters. 2- En el mapa de Peters modificado por mí. 3- Nigeria en un globo terráqueo (será la correcta porque no hay deformación) 4- Nigeria en un mapa local, donde el problema de deformación se minimiza porque la curvatura de la superficie es pequeña. 5- En el mapamundi criticado por Peters. 6- En otro mapamundi.

Aquellas dos conversaciones con Wole fueron para mí una auténtica revelación, y al igual que Saulo cuando se cayó de su caballo, según se narra en los “Hechos de los Apóstoles-9",  me cambié de bando y pasé a defender a aquellos contra los que había luchado.

Desde aquel día, tengo que reconocer que soy un renegado. He dado la espalda a mi antiguo admirado amigo Peters, y ahora propongo un mapa que se le parece mucho al suyo, tiene todas sus buenas propiedades, pero que no destroza de manera exagerada ningún país del tercer planeta, y ni siquiera ninguno del tercer mundo.
Solo espero que los herederos de Peters no traten de cobrarme royalties por haber utilizado y deformado su mapa porque, visto lo visto, todo sería posible, y la ley les ampara.  ¡Cosas de la vida!

Aquí aparecen algunos de los timados, que patrocinaron una de las ediciones de este mapa. He añadido mi nombre, porque yo he sido timado doblemente. Por un lado cuando acepté los argumentos de Peters, y ahora mismo como socio de una de las ONG que, aunque no figura entre éstas, me he enterado que también utiliza ese mapa en su propaganda. 
Ganas me han dado de devolver los recibos que me llegan de MSF, pero objetivamente tengo que reconocer que es muchísimo más importante colaborar en la labor que esta conocidísima ONG realiza, que el disgusto por saber que unos céntimos de mi aportación mensual sigan desviándose a la cuenta de los herederos de Peters para el pago de royalties por el uso del “mapa del timo”.





Este anexo no es adecuado para quienes después de haber leído todo lo anterior, y oír diariamente las noticias de los medios de comunicación, todavía piensen que un político (alguien diplomado en propaganda política lo es) elabora y registra un mapa para beneficio de sus semejantes marginados, y no para enriquecerse él. Porque esos, que todavía conservan la inocencia, no la perderán por muchos más argumentos que lean. Si eres de esos inocentes, no pierdas el tiempo en leer esto.

En cambio, sí puede ser adecuado para quienes son capaces de leer un texto objetivamente olvidando los prejuicios, y esperar al final para pensarlo y opinar. Para vosotros, aquí os cuento lo que yo  creo que pudo haber ocurrido en este proceso. Esto que sigue es solo una opinión personal.

“Los renegados son los peores”. He oído muchas veces esa frase y creo que puede ser cierta al menos en este caso, en el que el renegado soy yo.
Porque conocen todos los argumentos, los de unos y los de otros, y porque si se han cambiado de bando es porque han visto los errores del anterior amigo y tienen las ideas muy claras y por lo tanto lo pueden explicar fácilmente y convencer a los demás.

Con mi ventaja de “renegado” veo muy clara la estrategia del timador, que es “de libro”, como suele decirse:

1-       Buscar al líder o los líderes del negocio (los mapas más usados) y atacarlos. No ganaría nada atacando a quienes tienen poca “cuota de mercado”.

2-      Buscar los fallos de esos productos (mapamundis). Aquí lo tuvo muy fácil porque como he dicho, todo mapamundi plano necesariamente tiene desajustes y eso es inevitable.

3-       Elaborar un producto que ese aspecto en que falla el líder (proporcionalidad de áreas), lo tenga correcto, aunque haya otros productos menos conocidos que también lo tengan, y aunque para ello y para que tenga más difusión, deba cometer otros errores mucho más graves.

4-  Resaltar ese aspecto (proporcionalidad de áreas) y centrar todas las discusiones en él. Si se desvían a otro tema, volver reiteradamente a ese.
A mí y a casi toda la gente nos engañó así. Casi nadie conoce el tema de los mapamundis en detalle, y de pronto te hacen ver algo evidente: Lo que siempre has usado está mal. Automáticamente aceptas lo que te vende quien te abrió los ojos, porque claramente en eso tiene razón, sin seguir examinando su producto.

5-  Buscar algún aspecto emotivo (eso le proporcionará gran número de adeptos) en el que tenga consecuencias favorables, utilizando además el sentimiento de culpabilidad que tenemos por temas históricos (Colonialismo y explotación por parte de los habitantes “del Norte” de los recursos y de los países del Sur)
En este caso lo hizo con mentiras, porque:
a)   Afirma que en su mapamundi los países del hemisferio Sur son tratados justamente y en esos otros mapas, a quienes ataca, no.
En realidad todos los mapamundis planos (incluido el suyo) tratan exactamente igual al hemisferio Norte que al Sur. La diferencia está en el tratamiento según la distancia al ecuador (tanto al Norte como al Sur), que se produce por la aplicación de fórmulas matemáticas al pasar de la esfera al plano.

b)      El hemisferio Sur ocupa mucho menos espacio en el mapa del competidor, y en el suyo los dos hemisferios son iguales, con el ecuador en el centro.
También es falso. Todos los otros mapamundis, en la versión en que incluyen la Antártida, tienen el ecuador en el centro.
Algunos mapas antiguos no contenían la Antártida porque no se había descubierto, o porque es imposible representarla medianamente reconocible, y recortaban zona de océano (que está mayoritariamente en el Sur) por economía de espacio. Actualmente está solucionado, aplicando la misma fórmula de proyección que los antiguos y sin cambiar nada de lo que tenían. Solo añadiendo. En la versión actual del mapa que Peters ataca, también el ecuador queda en el centro.

c)     Peters en su encendido ataque a la dominación del “primer mundo” y defensa de los países oprimidos del Sur, se debió olvidar que Australia y Nueva Zelanda también son países de ese primer mundo, aunque todos los mapas (también el suyo) les colocan y les tratan como a todos sus compañeros del Sur.
El timador prefirió centrar sus ataques en la iniquidad de Groenlandia que, bien pensado, los poquísimos habitantes que tiene deben de tener un enorme poder para conseguir resaltar tanto su isla, en el mapa más utilizado en las escuelas del mundo. (Pido disculpas a los groenlandeses por la ironía)

Las frases textuales de Peters contra el competidor son tremendas:  '"Ese mapa es la expresión de la época de la europeización del mundo, de la época de dominación mundial del hombre blanco, de la explotación colonial del planeta por parte de una minoría de pueblos blancos dominadores, bien armados, técnicamente superiores y brutales".

En realidad “ese mapa” al que se refiere (el de Mercátor), se elaboró para salvar miles de vidas de navegantes porque es el único que mantiene los rumbos de navegación y es la única manera de hacerlo. Es una proyección matemática, la misma fórmula para todas las zonas, y las matemáticas son imparciales.
Creo que no puede haber un desprecio más brutal ni un colonialismo más salvaje, que decirles a estas personas del tercer mundo cuál es el mapa más solidario con ellos (aunque objetivamente sea todo lo contrario) a pesar de que no lo acepten, e imponérselo en contra de su opinión.

Por cierto, ese mismo mapa de los “pueblos blancos bien armados y brutales”, y su proyección matemática es la que se usa en las cartas de navegación actuales, incluso en navegación deportiva, porque es el único válido para ese fin porque es el único que mantiene la dirección de los rumbos.

Por si acaso… No sea que mi amigo Wole sea un exagerado, y para no hablar en nombre de alguien que opine lo contrario (como hizo el timador Peters), unos días antes de publicar este post he ido por ahí con dos mapamundis preguntando a muchos inmigrantes. Hoy en día en mi país tenemos muy fácil encontrar personas nativas de zonas próximas al ecuador, que son las más afectadas por el tema.


Entre otros, me ha sido muy cómodo acudir al Instituto municipal de formación profesional básica Durango, donde estudian unos cuantos jóvenes nacidos en diferentes lugares del mundo, y a una escuela de adultos (EPA) situada al lado de mi Aula de Astronomía, a donde acuden muchos inmigrantes subsaharianos a aprender el idioma o incluso a obtener algún título académico, y les he preguntado directamente y sin ningún preámbulo en cuál de los dos mapas reconocían a su respectivo país. 
Uno de los mapas que les mostré fue el mapa de Peters y, el otro, uno de los cuatro mapamundis diferentes que he encontrado en mi Aula: el más conocido, el criticado por Peters.
Las respuestas de todos los subsaharianos y de las personas procedentes de lugares relativamente cercanos al ecuador han sido unánimes: “Mi país es así. Ese otro lo ha dibujado mal. Se ha confundido”.
No te digo cuál es cuál, porque ya lo imaginas. Y si crees que soy un tramposo, haz tú la prueba.

Amigo-a lector-a: Si no estás de acuerdo con el contenido de este post  o con mi opinión sobre Peters, puedes decírmelo y además no serás el único. Sé que hay muchas personas que piensan como tú, y yo fui una de ellas. Pero todo lo que me digas ya me lo sé de memoria. Yo lo creí y lo repetí muchas veces, hasta el día que hablé con Wole.

También soy consciente de que es posible que con este post pueda perder algunos lectores de mi blog, porque la frase “¡A ver qué tonto del culo (eso va por quien escribe) me va a decir a mí, cómo es …!” se usa mucho en el tercer planeta.

A las personas que saben escuchar les diré que no tengan miedo de pensar sin prejuicios y valorar. Yo sé por experiencia que uno se queda mucho mejor contrastando argumentos y reconociendo los errores propios, que defendiendo una postura “porque lo dicen esos que son muy majos y saben mucho” o  “porque yo tengo razón y es evidente”.

Aunque pueda parecer que este no es un tema de astronomía y no encaja en este blog, en realidad sí lo es. No solo porque habla de la imagen de un planeta, el nuestro, sino porque la proyección más usada para representar éste, la que Peters calificó de imperialista, es la que se usa también al trazar los mapas planetarios de otros astros del Sistema Solar, por la única razón de que es la que mejor mantiene las formas de los accidentes geográficos. Y ello a pesar de que en esos mundos, los “pueblos blancos dominadores, bien armados, técnicamente superiores y brutales"', todavía no han llegado y  no pueda haber preferencias para favorecer unas zonas respecto a otras.

El objetivo de escribir este post no ha sido el analizar ni comparar los diferentes mapamundis y las características o utilidades de cada uno. Sobre eso habría mucho que escribir y quizás lo haga en otro momento.
Sólo he querido denunciar un timo. Ya que a mi me timaron, que no te timen a ti. 
Además al timador "le tengo ganas" porque me engañó, y porque destrozó la imagen del tercer planeta. 

martes, 15 de marzo de 2016

El día que la Luna Nueva brilló (2)

Este post es continuación del anterior, que deberías leer antes, si no lo has hecho, clicando aquí.
Si ya lo has leído, éste es solo "para saber mas".


Aquí están los anexos que había prometido y que no son adecuados a todos los públicos por su mayor profundidad y en ocasiones, aridez. Si no te gustan los temas técnicos, te aconsejo que no lo leas. En breve publicaré otra entrada más amena.

Corresponden a explicaciones de tres cuestiones que se mencionaron en el anterior post. Están en el mismo orden que allí aparecían, siendo la primera (*) bastante más engorrosa, por lo que si quieres puedes leer solo las otras dos, marcadas con (**) y (***)

domingo, 13 de marzo de 2016

El día que la Luna Nueva brilló.

No se si te  has enterado de los "extraordinarios" fenómenos que ocurrieron el pasado martes 8 de marzo, con Júpiter, el eclipse y la superluna, que seguramente no has podido ver (siempre la maldita ley de Murphy) y quizás estés pesaroso-a por haber perdido tan magnífica oportunidad.
No te preocupes. Si la información que te ha llegado es la misma que lo que he leído yo, no te has perdido nada de lo que cuentan por culpa de las nubes o porque hayas leído tarde las noticias en Internet. Lo cierto es que no ocurrió nada importante en el cielo que hubiera estado a tu alcance. Como otras veces, o aún mucho más que otras veces, algunos medios de comunicación exageraron o contaron auténticas mentiras.
¿Alguien vio alguna vez la Luna Nueva? Según la información de decenas de publicaciones, el día 8 de marzo se iba a ver, y no solo ver, sino además un 15% más grande y brillante de lo normal. Pero esto solo fue la guinda.
  

Si; es mi frase favorita de todo lo que he leído del genial Einstein, seguramente porque es la que mejor entiendo.
Como yo también pertenezco a la raza humana, sé que me habrá tocado muchas veces ejercer de estúpido, y seguro que tendré que repetir en el futuro. Y no solo yo. Todos los seres que nos llamamos “inteligentes” en el tercer planeta.

domingo, 17 de enero de 2016

¿Tienes algo tan redondo como ... (2)

¿Tienes a mano algo tan redondo como la órbita de la Tierra? (2)

En la primera parte de este tema se decía que la órbita de la Tierra es casi circular, mucho más redonda que lo que todos pensamos, incluso más redonda que una moneda, y que casi siempre se representa de manera errónea, exageradamente alargada.
Algunas afirmaciones que allí se vertían son tan sorprendentes que hay que aclararlas más detalladamente y justificarlas con números, lo cual suele ser “feo” para algunos lectores, pero para eso suelo utilizar la sección de “los rombos”, que son anexos opcionales y solo recomiendo a quienes realmente les interese un determinado aspecto del tema. En este caso la totalidad de este post  es específica y opcional, para completar el anterior, que es de obligada lectura antes de leer éste. Si no lo leíste, antes de seguir, pincha en este enlace .
Creo que por primera vez aparecen los dos tipos de anexos con rombos, e incluso ahora también un tercero y me he dado cuenta que nunca he explicado el origen de esos "logos" romboidales: El Subtítulo de este blog indica que es “Para todos los públicos”. Por ello, cuando aparecen explicaciones que pudieran no serlo, lo aviso con estos indicadores que se usaban en la televisión española cuando yo era niño, y en la televisión en blanco y negro con solo dos canales aparecían uno o dos rombos, teóricamente para advertir que no lo viéramos porque no era adecuado a nuestra edad, aunque conseguían el efecto contrario. Para nosotros era la señal de que iba a aparecer algo “interesante”.
Es posible que aquí pase algo similar y por eso me he inventado los 3 rombos, para que tanto aviso “asuste” un poco más.

Como algunos aspectos del post son demasiado técnicos, he intentado aligerar la pesadez que pudieran haber producido utilizando, sobre todo al final, un tono algo jocoso o irónico. No creo que se vuelva a repetir mucho en el devenir del blog, y espero que con ello no haya perdido rigor o credibilidad.
Soy consciente de que ha quedado claramente heterogéneo y excesivamente largo (tampoco volverá a repetirse), pero no debe ser un inconveniente porque debes elegir solo lo que te interese y estoy convencido de que en uno u otro anexo encontrarás algo de tu agrado. Para empezar: Si no te gustan las matemáticas, te aconsejo vivamente que  te saltes los dos primeros apartados y vayas directamente al tercero, el que está encabezado por los tres rombos.

Descubrimiento de la verdadera forma de las órbitas planetarias.
Cuando Copérnico descubrió, en el siglo XVI que los planetas giraban alrededor del Sol, supuso que lo hacían en órbitas circulares con nuestra estrella en el centro porque es lo que parece lógico. Unas cuantas décadas después, Kepler, estudiando una posición observada por Tycho Brae del planeta Marte que no le concordaba con el esquema de Copérnico (una sola entre otras muchas concordantes), descubrió que en realidad las órbitas eran elípticas y el Sol no estaba en el centro. 
Lo que le dio la pista para su deducción fue esto último: La posición respecto al Sol. Si con esa misma órbita, el Sol hubiera estado en el centro, jamás se hubiera dado cuenta porque, como se vio, las órbitas de los planetas son casi casi circulares. La de Marte es la segunda más excéntrica entre los planetas, y aunque no se note por ningún lado su forma ligerísimamente alargada, al estar el Sol apreciablemente apartado del centro, las consecuencias de ello son claras y las que detectó Kepler.
Aunque los 8 planetas tienen órbitas prácticamente redondas, no ocurre así con muchos asteroides, algún satélite y la mayoría de los cometas periódicos, que, esas sí, pueden ser tremendamente alargadas.
 
Tres ejemplos de órbitas en el Sistema Solar: La de Mercurio (la más alargada entre los planetas) , el asteroide centauro Quirón (también más alargada que la mayoría de ese tipo de astros) y el cometa Halley.
Está reflejada fielmente la forma de cada órbita, así como la posición del Sol, y se indica también la excentricidad: e (se explica luego este concepto). La escala es muy diferente en cada una de las tres órbitas.

martes, 12 de enero de 2016

¿Tienes algo tan redondo como la órbita de la Tierra?

Cuando al comienzo de año, era inminente el paso de la Tierra por el perihelio, prometí aclarar mi opinión de por qué casi siempre se utilizan gráficos contradictorios y absurdos para ilustrar esta efeméride.
Aquí lo tienes. Estoy casi seguro de que tú también te vas a sorprender.

¿Tienes por ahí algo a mano, que sea tan redondo como la órbita de la Tierra?

Casi con total seguridad la sorprendente respuesta a tan extraña pregunta es negativa.
Y así deberá ser aunque saques del bolsillo unas monedas o el aro metálico del llavero, mires la alianza en tu dedo anular, o el borde del vaso que acabas de utilizar. La órbita de la Tierra es más redonda que cualquiera de los objetos redondos que habitualmente tenemos a nuestro alrededor.
Ninguno de estos objetos "redondos" de uso cotidiano, es tan redondo como la órbita de la Tierra
Pero, si… “¡La órbita de la Tierra no es circular. Que es elíptica!”, te dirán. Al menos eso es lo que siempre hemos oído. ¡Pero si fue el gran descubrimiento de Kepler!

martes, 1 de diciembre de 2015

En el dominio de Ofiuco

Aunque al igual que en otras ocasiones he intentado que los contenidos de este post sean rigurosos, quizás ahora el tono sea algo relajado o ligeramente irónico, porque creo que es la mejor manera de tratar este tema. Espero que su lectura te resulte incluso más agradable que otras.

Ni Sagitario, ni Escorpio. Si celebras tu cumpleaños estos días, entre el 1 y el 18 de diciembre, eres Ofiuco.
Lo siento. No encontrarás nunca tu verdadera constelación zodiacal en los horóscopos de las revistas, y quizás tus amigos te lleguen a señalar con el dedo como si fueras un bicho raro mientras en voz baja cotillearán “mira, es un Ofiuco”.

Bromas aparte, todo el mundo sabe cual es su signo zodiacal, pero casi nadie conoce la razón. Quizás si se lo preguntas a un amigo, te dirá: “yo soy Leo porque nací el 5 de agosto”. – Vale, pero ¿por qué el 5 de agosto es Leo?  -“Pues porque lo pone en todas las revistas”. No hay más que hablar.
Pero evidentemente debe de haber una razón. Los nombres de los 12 horóscopos que aparecen siempre, corresponden a 12 constelaciones. En el cielo se han trazado nada menos que 88, quizás la más famosa sea la Osa mayor u Orión. Pero nadie es de la Osa Mayor o de Orión.
Ofiuco, en latín Ophiuchus, es una constelación que representa el cazador de serpientes.

En esta posición el Sol está en Escorpio
A lo largo del año la Tierra da casi exactamente una vuelta alrededor del Sol. Visto desde nuestro planeta el Sol se va desplazando a través de las constelaciones y en cada fecha visto desde aquí estará en una u otra constelación, que en ese momento es imposible verla porque al estar ahí el Sol, sería de día. Pero sin embargo es muy fácil calcular cuál es. Parece ser que fue el astrónomo griego Ptolomeo hace casi 2000 años quien calculó las fechas en que el Sol recorría cada constelación, según una línea que lógicamente corresponde a la proyección del plano de la órbita de la Tierra sobre el fondo estrellado, que se denomina línea de la eclíptica. Esa línea atraviesa, digamos que … 12 constelaciones que se les llama constelaciones zodiacales y son las que se utilizan para los horóscopos.

jueves, 15 de octubre de 2015

La serie COSMOS y los asteroides

Se ha comenzado a emitir nuevamente en televisión la mítica serie COSMOS, para muchos la mejor serie televisiva sobre el universo o incluso sobre ciencia, al menos en la primera versión de Carl Sagan y teniendo en cuenta el momento en que se hizo. Lo que no se puede negar es que sembró en muchas personas la afición por este apasionante mundo de los astros. En esta ocasión se emite la versión nueva, con una presentación al principio de cada capítulo a cargo de Carlos Sobera.

Pero a pesar de que todo son parabienes, y de las magníficas descripciones e imágenes que aparecen, en ella se comete una vez más el error (se supone que intencionado para darle mayor espectacularidad) de representar el cinturón de asteroides de una manera muy alejada de la realidad. Un montón de rocas cercanas unas a otras que la nave de Cosmos va esquivando dificultosamente casi teniendo que hacer un slalom. 
No recuerdo cómo representaba Sagan este aspecto, ni si yo sabía en aquella época cómo era esa zona del Sistema Solar; pero tenía la vana esperanza ahora, de que cuando la imaginaria nave fuese de Marte a Júpiter no encontrara tantos pedruscos. Y me he llevado una desilusión.