Curiosidades sobre los astros, propuestas de observaciones sencillas, aspectos cotidianos pero poco conocidos, todo ello con un enfoque didáctico.

domingo, 19 de julio de 2020

El espectáculo continúa

El cometa C/2020 F3 (NEOWISE) está superando las previsiones más optimistas, y se está convirtiendo en un gran espectáculo.

18-7-2020 desde Araúzo de Torre. El núcleo del cometa se situaba junto a la estrella Talitha, una de las pezuñas delanteras en el dibujo de la constelación de la Osa Mayor.

Desde luego, es el mejor cometa con diferencia desde los años 1996 con la visita relámpago del Yakutake y 1997 con el extraordinario y duradero Hale-Boop. En el hemisferio sur hubo posteriormente otro regalo desde la nube de Oort con el Mc Naught en 2006, que como un presuntuoso pavo real desplegó su irisada cola por esos espléndidos cielos.

Los tres cometas citados

Pero para quienes habíamos perdido la fe en esos caprichosos astros después del desplante del famoso Halley en 1986, que apenas pudo intuirse unos pocos días a simple vista, y tras las dos decepciones de este año pensábamos que teníamos que vivir de los recuerdos, ha aparecido el NEOWISE, el cometa que ya se ha hecho famoso y que todo el mundo quiere ver.

Si ya lo has observado y no necesitas ninguna indicación para volverlo a localizar, te sugiero que mires solo las imágenes y pases al anexo final “Si quieres saber más”

Si no lo has visto, aún estás a tiempo de pillarlo en su mejor versión.

Adelante, pero:

Hay que saber qué es, y cuándo o qué se va a ver

¿A qué hora pasa el cometa?” Es la primera pregunta que me hace todo el mundo.

Los cometas no pasan. Aunque hayamos visto en el cine la película sobre el paso del Halley dirigida por Gutiérrez Aragón “La noche más hermosa” , algunos comics en los que “pasa un cometa”, o aunque parezca que van dejando la cola atrás debido a su movimiento, no hay que estar esperándolo ansiosamente a una hora precisa. En cuanto anochezca él te estará esperando para exhibirse ante todos los espectadores y allí permanecerá. Incluso antes, en pleno día, ahí estaba escondido en la luminosidad del cielo.

A casi todo el mundo le confunde el tema de la cola, que sugiere movimiento, pero es un error. Incluso es paradógico porque ahora la cola va casi perpendicular al movimiento del cometa y próximamente viajará delante del núcleo en su movimiento de circunvalación del Sol, una vez pasado el punto de máxima proximidad con nuestra estrella y alejándose de ella.

Estas colas cometarias, formadas por gas y polvo desprendido del núcleo helado del cometa, siempre apuntan en dirección opuesta al Sol, empujadas por su radiación, el llamado viento solar. Al acercarse al Sol la cola va detrás del núcleo, pero ahora, que ya se aleja, se sitúa delante de él.

El cometa es algo que se puede ver prácticamente quieto en el cielo, estos días durante toda la noche, desplazándose solo ligerísimamente a la par que las estrellas debido a la rotación terrestre. No más rápido que lo que vemos moverse a la Luna con el paso de las horas.

Es cierto que el cometa se mueve en torno al Sol, pero visto desde aquí ese cambio de posición es imperceptible en unas pocas horas, y solo si tomamos una referencia de alguna estrella cercana al día siguiente notaremos que se ha desplazado un poco.

En estas imágenes, correspondientes a los días 17 y 18, se ve el desplazamiento del cometa respecto a las estrellas, en dirección casi perpendicular a la de la cola, e incluso ésta un poco hacia adelante. La referencia es el triángulo de estrellas que en la primera imagen aparecen arriba a la izquierda y en la segunda junto al cometa y hay que decir que la diferencia en las dos posiciones no es grande, aunque lo parezca porque las imágenes están bastante ampliadas.

¿Qué se podrá ver?

Lo más importante es saber que aunque se haya hecho tan famoso y todos publiquemos preciosas imágenes bien contrastadas, a simple vista es un objeto muy débil, que en cielos regularmente oscuros apenas se intuirá, y cerca de grandes poblaciones será imposible verlo.

Si después de admirar las fotos que todos estamos publicando en los medios, o los dibujos de cometas en cómics o ilustraciones de libros, intentas verlo directamente en el cielo por primera vez, probablemente te va a decepcionar porque buscarás algo que no es lo que hay. Un cometa es siempre un objeto celeste muy tenue y difuso, aunque lógicamente utilizando medios fotográficos quedan resaltados un brillo y unos detalles que el ojo no ve.

Incluso en cielos no muy oscuros puede que en un primer vistazo no lo veamos aunque estemos mirando en la dirección correcta y haya que esperar a que oscurezca más y a que el ojo se acostumbre a la oscuridad para ver esa tenue estrellita (el núcleo del cometa) que parece que está en el extremo de una débil nubecilla alargada e inclinada (la cola) que no llama la atención, como he intentado reflejar en esta foto:

Algo así podríamos apreciar la primera vez que viésemos el cometa. Mostrando un aspecto muy tenue, que con la adaptación del ojo a la oscuridad de la noche veremos mejor.

Dónde y cuándo mirar

Este es un cometa para el norte. Tal como luego explico las causas, ha estado y estará en los hermosos cielos del hemisferio sur pero en momentos de muy poco brillo. Cuanto más al norte mejor, por supuesto sin llegar a latitudes donde por proximidad al círculo polar en estas fechas de verano el cielo no se oscurece totalmente.

En latitudes norte pero cercanas al ecuador no será fácil en las fechas de su máximo esplendor. Por ejemplo en muchas zonas de México, incluida su capital, podría verse 90 minutos después de ponerse el Sol pero ya muy bajo en el horizonte.

En las islas Canarias, aunque muchos fenómenos celestes frecuentemente se ven mejor que desde la España penínsular, en este caso no, por el mencionado motivo de la latitud. Lo verán pero no tan alto como yo (desde la latitud 41.8º N).


Desde la península Ibérica:

En el artículo anterior explicaba cómo intentar localizarlo con prismáticos al final del crepúsculo vespertino. Ahora ya es más fácil y no hace falta ayuda óptica porque está mejor situado y no se marcha enseguida después de caer la noche.

Unos 90 minutos después de irse el Sol, hay que mirar hacia el horizonte NorOeste si tienes la zona despejada de nubes; justo en esa zona del horizonte donde todavía queda algo de claridad. A unos 15º o 20º de altura sobre el horizonte (más o menos según la fecha y la latitud del lugar) debes examinar la zona hasta que se vislumbre una especie de tenue nubecilla que he descrito antes.

Puedes intentar localizarlo antes de esa hora, pero costará más, es posible que te aburras y con frustración abandones la empresa.

Una vez encontrado, sabiendo lo que es y cómo se ve, ya no lo perderás o lo volverás a ver sin problema con el cielo aún más oscuro si te tomes un descanso, y lo mismo los días siguientes.

Otro método sencillo para localizarlo, si conoces las constelaciones, es hacerlo  a partir de la más conocida, en cuanto la oscuridad del cielo te permita distinguirla. Desde latitudes no muy diferentes a las de la península Ibérica (de 37º a 43ºN aprox.) al principio de la noche el cometa se sitúa debajo de la Osa Mayor, algo más cerca del horizonte que del “carro”. Estos días debajo a la derecha, y más adelante simplemente debajo.

Si se observa a horas más avanzadas la posición relativa entre la Osa Mayor y el cometa no cambia pero el giro de la bóveda celeste ocasionado por la rotación de la Tierra va colocando a éste hacia la derecha de la constelación.

Los circulitos marcan la posición del núcleo del cometa a las 0 horas de la fecha indicada (días de julio). Si observas al principio de la noche estará más cercana la indicación de la fecha siguiente La cola estará de ahí hacia arriba.

Lo cierto es que el cometa está incumpliendo todas las previsiones, pero para bien. Todavía anteayer me preguntaban si podría verse una noche más, porque habían dicho en varios medios, que solo hasta el 17. “Pues sí. El 18 estuvo espectacular, y tiene pinta de seguir así varios días más”

Incluso en algunos medios se dijo que solo hasta el día 15. No es que el periodista se confundiera. Lo cierto es que muchos astrónomos no pudieron sospechar que el comportamiento del cometa fuese tan bueno.

Tampoco es que se haya calculado erróneamente su situación, sino que como alguien dijo, “Los cometas son como los gatos: tienen cola y actúan de manera caprichosa e imprevisible”

Bueno, eso en cuanto a su brillo. Su trayectoria y situación en el cielo observado desde cualquier lugar se calcula al poco de descubrirse cuando se tienen varios datos de sus posiciones, porque ya Kepler y Newton determinaron exactamente hace siglos las claves de esas órbitas. Eso no falla. Lo que es impredecible es el brillo que puedan tener o, como todo en esta vida, los posibles accidentes, que en este caso suelen ser su fragmentación por efecto del calentamiento a causa de la radiación solar.

La posición en la que va a estar el cometa se mantendrá todavía unas cuantas semanas en nuestros cielos del principio de la noche en latitudes medias o altas del hemisferio Norte.

Incluso, como día a día se va desplazando hacia el Este (por la parte inferior de la Osa Mayor), a una velocidad superior a la de la posición del Sol visto desde aquí (aproximadamente un grado diario) el cometa aparece cada día más alto y fácil de localizar en cuanto oscurece. 

Lo que no sabemos es cuándo se debilitará y dejará de verse a simple vista. Tal como se ha dicho las primeras previsiones decían que eso ya debería haber ocurrido, pero afortunadamente todas las previsiones están fallando a nuestro favor.

Pero aunque hayas oído que el cometa se acercará a la Tierra el próximo jueves día 23, si lo puedes ver hoy o mañana, no esperes a ese día por los motivos que explico al final de este artículo.

Cometa ¿periódico o nuevo?

¿Cuándo volverá? ¿Cada cuánto tiempo se acerca? ¿Lo verán mis tataranietos? Son otras preguntas que mucha gente me ha hecho.

Siempre hemos oído que los cometas vuelven periódicamente, y el ejemplo más claro es el famoso Halley que cada 75 años nos visita de una manera que podemos predecir totalmente porque ya lo conocemos. Pero la mayoría de los que se descubren son “cometas nuevos”; vienen por primera vez desde la formación del Sistema Solar hace varios miles de millones de años, luego se van para no volver nunca y la evolución del brillo de éstos es más impredecible.

¿Volverá? Aunque cuando en marzo se descubrió el NEOWISE y no se tenían suficientes datos para trazar exactamente su órbita se especuló con que podría tener un periodo de unos 1100 años (porque parecía tener alguna similitud con otro cometa observado en el siglo X), luego se han sugerido otros periodos mayores, pero ahora parece claro que este cometa es nuevo o con un periodo de más de 6000 años. 

Tal como expliqué en este artículo, si la excentricidad es menor que 1 la órbita es elíptica y el cometa será periódico, pero si es 1 o mayor será parabólica o hiperbólica y no volverá.

Se está calculando con bastante precisión esa excentricidad y el valor que aparece en las referencias actuales es e=0.9992 (que se puede considerar e=1 con un admisible error menor de 0.001) con lo que la órbita podría ser una parábola, una curva abierta que no tendría punto de retorno. 

Ese dato tan anunciado de su vuelta tras 6 milenios, correspondiente a ese valor calculado de la excentricidad, podría ser erróneo si en un cálculo más preciso de su órbita se modifica levísimamente. 

Quizás la opinión de los expertos en cuanto a la evolución del brillo del NEOWISE sea un dato más para saber si es nuevo o periódico.

En cualquier caso, admirémosle; y si eres joven y no viste o no te acuerdas del Hale-Boop de 1997, quizás cuando les cuentes a tus nietos que una vez viste un bonito cometa en el cielo te refieras al NEOWISE.

Pongo aquí solo alguna imagen más, y más adelante publicaré con calma la colección de fotos que estoy obteniendo estos días.

Esta foto, que tomé el día 17, ha tenido una gran acogida en las redes.

Sin viento, el estanque de Araúzo de Salce parecía un espejo donde se miraban árboles, estrellas y el cometa.

Ayer día 18 (y también otros días) la Estación Espacial Internacional pasó cerca de la posición del cometa y dejó su rastro en esta otra imagen de algo más de un minuto de exposición:

Una de las varias ocasiones en que desde mi lugar de observación (latitud 41.8º N) la ISS pareció acercarse al cometa.

Como he dicho, cuando acabe toda esta vorágine haré una recopilación de mis fotos del NEOWISE, pero si quieres ver las que puse anteriormente con algunas explicaciones más (alguna está redundante), en este post recogí las impresiones y fotos cuando lo descubrí y en este otro cuando pude verlo simultáneamente de madrugada y al principio de la noche.


La órbita del cometa y las consecuencias en su posición en el cielo.

Las circunstancias geométricas y geográficas (desde diferentes lugares de la Tierra) de la observación del cometa están condicionadas por su órbita y las sucesivas posiciones relativas de la Tierra, el Sol y el propio cometa.

Utilizo varios gráficos que he elaborado a partir de https://cneos.jpl.nasa.gov/orbits/ tomando solo lo que interesa, para mayor claridad, y añadiendo diversas informaciones adicionales. 

NOTA: Tal como algunos lectores me han indicado, No es fácil visualizar la posición geométrica de la órbita del NEOWISE y la de la Tierra porque, como ocurre con todos los cometas, no están en el mismo plano y las imágenes tridimensionales en un dibujo plano a veces no son fáciles de interpretar. 

Puede ser chocante (por ejemplo) apreciar la posición del Sol aparentemente alejado del foco de la parábola o incluso muy cerca de una de las ramas en la trayectoria del cometa, pero eso es debido a que exceptuando el primero de los gráficos, en el resto lo que "parece una parábola" no es la parábola de la órbita del cometa, sino su proyección que implica una deformación. Un dato esclarecedor puede ser que el Sol debe estar siempre alineado con los dos nodos, y entre ambos.

El vértice de la parábola real (perihelio) no coincide con el que parece deducirse en el gráfico y por eso da la impresión de "que algo no cuadra". Esto puede apreciarse claramente en los gráficos donde está indicado explícitamente la posición del perihelio.

Aunque sea con retraso, he añadido en los diferentes gráficos un recuadro con la órbita cometaria en planta y la dirección de cada toma indicada por una flecha verde. 

De momento ahí van varias imágenes con la situación vista desde diferentes orientaciones. En este caso los dos planos orbitales (del cometa y de nuestro planeta) forman un ángulo que técnicamente se dice que es de 129º, es decir que se mueve alrededor del Sol en sentido contrario a la Tierra (es retrógrado) y el ángulo entre los dos planos es de 51º (180º-129º)

Visto en planta sobre el plano orbital del cometa, se aprecia la forma prácticamente parabólica de la órbita en su justa medida. Si se proyecta sobre el plano de la eclíptica la perspectiva cambia:

En todas las representaciones de las órbitas el tramo en que el cometa está por encima de la ecliptica (por el norte eclíptico) se ha trazado más grueso que cuando está por debajo.

A la izquierda la forma real de la órbita del cometa, sobre su plano orbital (prácticamente circular pero la del cometa aparece deformada con el Sol "aparentemente descolocado"). 
Se ha representado también el sentido de la rotación terrestre para visualizar los periodos matutino-vespertino

- El día 3 de julio (gráfico de la izquierda) el cometa pasó por el perihelio cuando la Tierra estaba en una zona lejana en su órbita y el cometa aparecía casi en la misma dirección que el Sol (a poca distancia angular). A pesar de ello, y en contra de los pronósticos, ya fue observado en esas fechas.

- Tal como se recoge en el gráfico de la derecha, el NEOWISE fue vespertino en junio cuando, aún débil, estaba en los cielos del sur, y todavía no era visible en latitudes medias del hemisferio norte (el cometa estaba al Este del Sol - a su izquierda visto desde el norte-), matutino unos días de principio de julio (El cometa al oeste -derecha- del Sol) y será solo vespertino a final de julio. Actualmente puede verse en ambos momentos, e incluso es circumpolar en algunas latitudes. 

Desde el norte de la península Ibérica la aparición vespertina inicial no fue visible, luego apareció matutino, después simultáneamente matutino y vespertino, luego circumpolar y finalmente solo vespertino.

Si se proyecta la órbita del cometa tomando la eclíptica de perfil, la órbita terrestre queda como un segmento rectilíneo y la del cometa adquiere diferentes formas según el lugar de proyección (diferentes vistas  si se va girando dentro del plano eclíptico)


Como un cometa alcanza su mayor brillo en su máxima aproximación al Sol o ligeramente después (independientemente de que esto varíe en nuestros cielos por su cercanía a la Tierra) A partir de estos gráficos se entiende por qué es un cometa “para el norte”: Estuvo en el sur cuando aún era muy débil y volverá cuando ya se haya vuelto a debilitar.

Para dejar más completo el estudio de su órbita y las repercusiones en su observación, incluyo aquí el gráfico que puse al final del post anterior, repito algunas explicaciones y añado otras más.

En él no se ha tomado la proyección con la eclíptica de perfil como en los anteriores, sino el ecuador, para reflejar más fielmente las diferencias de observación en cada uno de los hemisferios terrestres.

En este gráfico el ecuador celeste aparece de canto y por ello es solo una línea recta

El hecho de que durante varios días está siendo circumpolar para latitudes no muy extremas (por ejemplo el norte de la península Ibérica) y el que en muchos más lugares y pueda observarse tanto al principio como al final de la noche es consecuencia de la elevada declinación que llega a alcanzar el cometa (distancia angular al plano ecuatorial vista desde la Tierra) y ello se debe a la elevada inclinación de la órbita del astro respecto al ecuador, a la posición de la Tierra en las fechas de la máxima declinación y a la situación del perihelio, no excesivamente alejado de los dos nodos ecuatoriales (puntos de corte de la órbita del cometa con el plano del ecuador)

- Si la Tierra hubiera estado en otras zonas de su órbita (si la máxima declinación norte del cometa se hubiera producido en fechas muy diferentes) aún con esa misma altura que alcanza respecto al plano ecuatorial, el ángulo de declinación habría sido menor.

- Como este ángulo de declinación ha sobrepasado los 47º, se ve circumpolar por encima de la latitud 43º. Si hubiera sido menor (por ejemplo de 20º) solo sería circumpolar a partir de 70º. Y si esto hubiese ocurrido con una órbita cometaria orientada en sentido contrario esta zona de 70º correspondería a día perpetuo con lo que no se vería nada.

- Lógicamente en zonas de latitud algo menor de 43º, el cometa transita ligeramente bajo el horizonte en plena noche y por ello se puede ver en dos periodos separados al principio y al final de la noche. 

- Si la inclinación orbital del cometa fuese baja, o no concurriesen las anteriores circunstancias, éste solo sería visible en unas fechas al atardecer, luego invisible por proximidad al Sol y luego al amanecer (o al revés), como ha ocurrido recientemente con Venus y suele ser lo más frecuente en otros cometas como en el caso del Halley.

- El próximo día 23 de julio será el día en que el cometa y la Tierra estarán más próximos entre sí, aunque sea a más de cien millones de kilómetros (el doble de la distancia a la que llega a aproximarse a nosotros el planeta Venus). Se pensaba que para entonces ya se habría debilitado y no sería observable a simple vista, pero está claro que no lo ha hecho. 

En cualquier caso no hay que esperar que ese día 23 la visión sea más espectacular que en fechas próximas a él. El cometa no se va a acercar a la Tierra como en muchos sitios se dice: también ese día su distancia es enorme y la diferencia en las distancias de un día a otro es muy pequeña, menos de un 0.2% (un 2 por mil). 

Sea cual sea la evolución del brillo en estos días, será mucho mayor que eso, y antes o después del día 23 (casi seguro antes) el NEOWISE se verá mejor en nuestros cielos.

Posiciones del cometa y la Tierra el día de la máxima aproximación, y cinco días antes y después.

Se aprecia que la diferencia en las distancias es mínima, e incluso la Tierra se está alejando ahora de la órbita del cometa. 

A partir del gráfico pudiera parecer que el día 18 estuvieron más próximos, pero eso es debido a la perspectiva. Para interpretarlo correctamente hay que considerar que está representada en una imagen la situación en 3 dimensiones, y el cometa viene del fondo hacia el frente.

Lo normal es que después de tantos días tras el paso por el del perihelio la actividad debería estar disminuyendo y lo lógico, como digo (insistentemente para acallar los inexactos anuncios de muchos medios), es que ese factor pese mucho más que la distancia y que el 23 se vea peor que el 22. Aunque con lo arrebatador que viene, nada se puede asegurar. Incluso que se viera mejor el 24 aunque eso es mucho más improbable.

Lo más lógico es que a partir de entonces, al alejarse de la Tierra y también del Sol inevitablemente disminuya su brillo y disminuirá también el estrés de quienes incrédulos y entusiasmados, estamos siguiendo continuamente su evolución.

domingo, 12 de julio de 2020

El cometa NEOWISE, visible al principio de la noche

Sin ninguna duda, este cometa es el máximo espectáculo que nos brinda el cielo en este mes de julio de 2020, y podría decirse que en estos últimos años.

Pero, aunque ya ha llenado los medios de comunicación con sus magníficas imágenes, aparte de quienes estamos en este mundillo de la astronomía poca gente ha visto directamente al cometa a fecha de hoy, por la sencilla razón de que eso solo era posible antes de amanecer, a unas horas no muy adecuadas.

Mi última visión del cometa en el crepúsculo matutino. Espero verlo un día de éstos sin tener que madrugar.

Esto va a cambiar enseguida para los habitantes de latitudes próximas o superiores a los 40ºN y poco a poco también para latitudes algo más meridionales. De hecho, ya el día 10 ha sido visto tras la puesta de Sol desde Italia, cerca de Milán, en una latitud 45.74ºN, según recogió la prestigiosa https://www.spaceweather.com/

Se ha señalado el lugar del norte de Italia donde parece que pudo verse por primera vez el NEOWISE por la tarde, y las referencias de latitud, clave en este asunto. La indicación de los 43ºN es significativa por lo que señalo a continuación.

Cada vez podrá ser visible en el crepúsculo vespertino desde lugares más meridionales, e incluso dentro de unos días llegará a ser circumpolar, y por tanto estará encima del horizonte durante toda la noche, desde latitudes de 43º N o superiores, pudiendo la cola dar unas imágenes espectaculares sobresaliendo por el horizonte norte en lugares más meridionales.

Para cazarlo la primera vez (incluso puede intentarse hoy mismo día 12) después de la puesta de sol, cuando el cielo comience a oscurecer habrá que observar atentamente barriendo sobre el horizonte Noroeste si no hay nubes (preferiblemente con unos prismáticos). Luego, el cometa se ocultará por el horizonte.

Puede permanecer algo más de una hora tras la puesta de Sol, dependiendo de la configuración del horizonte y nuestra latitud, pero en malas condiciones por la baja altura y dificultades de observación siempre cerca del horizonte.

Podría verse algo así hoy mismo. He elaborado este gráfico a partir de una foto que tomé la madrugada del día 6, cambiando la posición de los puntos cardinales.
La situación respecto a los puntos cardinales son exactamente para la latitud 40º. Si estás más al Sur el cometa se pondrá algo más al Oeste, y en caso contrario más hacia el Norte y podría permanecer hasta 2 horas antes de ponerse.

Sintiéndolo mucho por mis lectores del hemisferio sur, hay que decir que este cometa no es para ellos. Otros se vieron y se verán mucho mejor desde allí, pero éste no, como se puede deducir de las explicaciones sobre la órbita que próximamente publicaré, y prácticamente será inobservable desde la mayoría de este hemisferio: estuvo en su cielo cuando todavía era muy poco brillante y volverá cuando vuelva a debilitarse. Incluso, como he dicho en algún lugar, quizás deba pedir disculpas por no dejarlo claro en el primer artículo que escribí sobre el NEOWISE y haber creado falsas expectativas en el Sur.  ¡Pero para una vez que lo bueno nos toca a los del Norte!...

--------------

Desde que escribí y publiqué la primera parte de este artículo (ayer día 12) interrumpido por falta de tiempo y el nuevo viaje al mi lugar favorito de observación en Araúzo de Torre (latitud 41.8) la situación ha cambiado: Muchos aficionados de la península Ibérica consiguieron ver el cometa ayer por primera vez por la tarde-noche, y yo fui uno de esos afortunados.

Desde la latitud 41.8 N, a las 23:20 del 12 de julio. Con ésta imagen, lo dicho en la primera foto de este post toma un nuevo significado.

Sin embargo todo lo anterior sigue teniendo validez porque la mayoría de quienes siguen este blog "para todos los públicos", todavía no lo habrán visto.

Pero tengo que decir que yo no pude localizar en primera instancia al NEOWISE con prismáticos, sino haciendo fotos de la zona y analizándolas con cuidado, anécdota incluida, que contaré alguna vez. Me consta que alguien sí pudo hacerlo.

Aquí lo pillé. Examinando detenidamente esta imagen de gran campo puede encontrarse el cometa que aparece de manera muy tenue

También tengo que decir que incluso después de tenerlo localizado gracias a la foto, con prismáticos lo veía pero sin ellos no. 

No te preocupes porque día a día las condiciones vespertinas mejoran y se apreciará muy bien a simple vista, como también he podido hacerlo yo esta madrugada, 6 horas más tarde, impresionante ya por el Nordeste.

Esta pasada madrugada del 13 de julio se veía muy bien directamente sin ayuda óptica

Si lo conseguimos al principio de la noche, los días siguientes lo volveremos a ver porque ya sabemos cómo es y porque cada vez será mucho más fácil ya que permanecerá visible durante más tiempo, hasta que el cielo esté más oscuro.

Y luego qué

Todo va a ir mejorando, incluso la fase lunar, el cometa podrá verse en plena noche (aunque cerca del horizonte), y entonces podrá ser útil este mapa de su situación donde se recogen las posiciones que va ocupando el núcleo del cometa, a las 0 horas TU de cada día.

He comenzado el gráfico con el primer día que yo lo vi, y he recogido hasta que vuelve a estar en la misma declinación, el 29 de julio. Sin embargo las situaciones no serán iguales, porque el cometa teóricamente va perdiendo brillo pero por otra parte la cola va aumentando y se va volviendo mucho más fotogénica.

Se ha remarcado la declinación 47º porque los días en que la supera (del 15 al 21 de julio) será circumpolar desde la latitud 43º N, correspondiente a la zona de la península próxima al mar Cantábrico, tal como he dicho antes. La razón es que 43+47=90 (los dos ángulos complementarios delimitan la circumpolaridad)

De la misma manera, desde las latitudes superiores a 45º será circumpolar entre el 13 y el 22 de julio porque la declinación del cometa supera los 45º, o por encima de la latitud 50º con declinación superior a 40º entre los días 10 y 25

Es reconfortante tener que precisar lo del “núcleo” porque significa que tiene una larga cola de varios grados que se extenderá siempre en sentido opuesto al Sol, y que debido a las posiciones de ambos astros y el giro de la Tierra, la veremos siempre hacia arriba, pero irá girando levemente a lo largo de la noche en sentido contrario a las agujas del reloj, y por ejemplo cuando sea circumpolar (y desde los lugares en que lo sea -en torno a la latitud 43º N-), al principio de la noche la veremos un poco hacia la derecha y al final hacia arriba.

Lógicamente, el efecto de la rotación terrestre no solo hará desplazarse al cometa sobre nuestro cielo, sino que cambiará la inclinación de la cola respecto al horizonte. 

En latitudes más meridionales (centro de la península) aunque no se vea el núcleo durante toda la noche, si el horizonte norte es bajo y el cielo oscuro podría apreciarse la cola como una sugerente luz alargada sobresaliendo del horizonte. Una imagen más impresionante si cabe, por lo que tiene de fantasmal o sugerente, como la que he podido ver en un momento de esta madrugada.

Aunque acostumbrada la vista a la oscuridad se distinguía perfectamente, en la foto queda muy tenue y quizás debas examinarla con poca luz para distinguir la cola atravesando en vertical la imagen

Esta cola, como he dicho, irá girando a lo largo de la noche, dirigiéndose en dirección contraria al Sol (que por supuesto lo tendremos debajo del horizonte)

Esta pasada noche, por ejemplo, mostraba diferente orientación en la observación vespertina y en la matutina, poco más de 5 horas después:

Imágenes tomadas a las 23:21 y a las 4:27.

Todas estas circunstancias respecto a las las posibilidades de observación del cometa NEOWISE desde diferentes lugares y fechas, momentos de la noche en que es posible, situación en el cielo o incluso el aspecto del astro, están condicionadas por varios factores y la clave está en las posiciones relativas del Cometa, el Sol y la Tierra.

La órbita del cometa en cuanto a la inclinación de su plano orbital respecto al de la Tierra (la eclíptica) y la posición de los nodos,  la situación en ella en cada momento, el paso por el perihelio, las posiciones de la Tierra en esas fechas, ... son temas que pensaba incluir en este artículo, pero creo que es mejor dejarlo para otra ocasión. Ahora lo importante es la observación del cometa, y... tiempo habrá.

Bueno, añado en el adjunto solo lo relativo a las circunstancias que aparecen en este post, que ampliaré en otro próximamente, junto con los demás aspectos.

Añado también un par de imágenes de este cometa tan fotogénico, tomadas el día 14 al anochecer con un poco de humor:

Mi chica dice que fue ella la que pintó el cometa en el cielo
Y luego lo recolocó con cuidado en su sitio

Ahora merece realmente la pena ver este regalo que el cielo nos está ofreciendo en estos momentos tan especiales.

¡SUERTE!



Los periodos y detalles de la visibilidad de este cometa presentan algunas características curiosas, o no muy frecuentes. En un próximo post lo analizaré con detalle, pero ahora voy a referirme únicamente a las circunstancias que han aparecido en este artículo: 

Concretamente el hecho de que durante varios días va a ser circumpolar para latitudes no muy extremas (por ejemplo el norte de la península Ibérica) y el que en muchos más lugares y durante más fechas pueda observarse tanto al principio como al final de la noche.

Ambas circunstancias están relacionadas, son consecuencia de la declinación del cometa y ello se debe a la elevada inclinación de la órbita del astro respecto al ecuador, a la posición de la Tierra en las fechas de la máxima declinación y a la situación del perihelio, no excesivamente alejado de los dos nodos ecuatoriales (puntos de corte de la órbita del cometa con el plano del ecuador). Aquí parece que lo está del descendente, pero habitualmente suelen estarlo mucho más.

El siguiente gráfico recoge la situación. Puede ayudar a entender todo ello, te sugiero que descifres esas claves a partir de él, y próximamente las detallaré. Si fuera necesario, antes podríamos dialogarlo en los comentarios, pero aquí van algunos aspectos:

- Si la Tierra hubiera estado en otras zonas de su órbita (si la máxima declinación norte del cometa se hubiera producido en fechas muy diferentes) el ángulo de declinación habría sido menor.

- Como este ángulo ha sobrepasado los 47º, se ve circumpolar por encima de la latitud 43º. Si hubiera sido menor (por ejemplo de 20º) solo sería circumpolar a partir de 70º. Y si esto hubiese ocurrido con una órbita cometaria orientada en sentido contrario esta zona de 70º correspondería a día perpetuo con lo que no se vería nada.

- Lógicamente en zonas de latitud algo menor de 43º, el cometa transita ligeramente bajo el horizonte en plena noche y por ello se puede ver en dos periodos separados al principio y al final de la noche. 

- Si la inclinación orbital del cometa fuese baja, o no concurriesen las anteriores circunstancias, éste solo sería visible en unas fechas al atardecer, luego invisible por proximidad al Sol y luego al amanecer (o al revés), como ha ocurrido recientemente con Venus y suele ser lo más frecuente en otros cometas como en el caso del Halley.

El gráfico corresponde a una vista con el plano ecuatorial de perfil y tomando centradas en el frente las posiciones de la Tierra en los solsticios.  El cometa se mueve de atrás hacia adelante en esta representación.
El tramo grueso de la órbita del cometa (línea blanca) corresponde a su situación al norte del plano eclíptico, y el tramo grueso al Sur; que no se corresponden exactamente con el norte y el sur en coordenadas ecuatoriales. 
Si la situación se representara con el plano eclíptico de perfil (como suele ser habitual), la órbita terrestre sería un segmento rectilíneo.

Conviene aclarar que según la vista que se utilice para hacer el gráfico, las diferentes circunstancias se aprecian más o menos claramente y la imagen de la órbita cambia mucho. Por ejemplo, en ésta la posición del perihelio queda un tanto extraña, pero es correcta. Con diferentes gráficos que utilizaré en el prometido futuro artículo ésto se entenderá mucho mejor.


viernes, 10 de julio de 2020

El día perdido

A pesar de que la actualidad astronómica es el excepcional cometa NEOWISE y que he prometido escribir algo con datos técnicos sobre el mismo y posibilidades de su observación desde distintos lugares, estoy liado con muchas tareas y sin tiempo. 

Entre otros temas, hoy imparto una ponencia en las JORNADAS DE EDUCACIÓN EN ASTRONOMIA, organizadas desde Argentina, donde está previsto que yo intervenga (vía telemática) a las 22:00 hora oficial en España, y podrán seguirse en https://www.youtube.com/channel/UC82oHMEnELsY7Yf_KL5SQ3Q/live 

Así que ahora toca publicar este curioso artículo que tenía preparado desde hace semanas y debe salir necesariamente en esta fecha.
En un par de días espero volver con el cometa y ahora pido disculpas si se han difundido los resultados de mis observaciones por lugares donde este astro no es visible y se hayan producido frustraciones en lectores del hemisferio sur, por no advertirlo.

El tema de hoy es muy diferente:
--------------------------

Hace hoy exactamente 498 años, unos osados marinos perdieron un día.

Seguro que conoces la obra de Julio Verne “La vuelta al mundo en 80 días” y probablemente habrás admirado su ingenio al darse cuenta del día que ganaron los personajes de su novela al dar la vuelta al mundo, lo que les permitió ganar la apuesta cuando pensaban que el plazo ya se había cumplido y la habían perdido.

Sin embargo es posible que este asunto no se le ocurriera al visionario escritor, sino que se hubiera basado en lo que sucedió en la primera vuelta al mundo.

Juan Sebastián Elcano después de mil peripecias y haber circunnavegado el planeta viajando hacia el Oeste, llegó con sus hombres a Cabo verde el miércoles 9 de julio de 1522. 

O eso pensaba él, porque los tripulantes de su nave se extrañaron de que los nativos “decían que era jueves”
Documento recogido en la exposición del Museo Marítimo de Bilbao sobe la primera vuelta al mundo, donde se cita la extraña circunstancia.

Porque, efectivamente, en realidad era día 10 jueves, ya que a diferencia de la novela de Verne, los viajeros habían perdido un día al viajar en sentido contrario. 

Aunque oficialmente el viaje comenzó en Sanlúcar de Barrameda el 20 de septiembre de 1519 y concluyó casi 3 años más tarde, el 6 de septiembre de 1522 en ese mismo puerto, puede considerarse que en realidad la vuelta al mundo se completó realmente hace hoy 498 años en las inmediaciones de Cabo Verde porque es cuando, navegando hacia el Oeste, llegaron a una misma longitud geográfica cruzándose el camino de ida y el de vuelta. Ya que en el último tramo, de Cabo Verde a Sanlúcar en realidad retrocedieron hacia el Este (aunque no directamente, por estrategia político-comercial y evitar problemas con los portugueses)

Aquí están los detalles del itinerario y las fechas:
Tomado de Magellan_Elcano_Circumnavigation-fr.svg: Sémhurderivative work: Armando-Martin (talk) - Magellan_Elcano_Circumnavigation-fr.svg, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=15231454

Aunque en ocasiones se explican estas historias del día ganado o perdido mediante razonamientos no muy fáciles de seguir sobre el tema de cruzar la línea de cambio de fecha (situada en el Pacífico) en este caso eso no tiene mucho sentido porque en aquella época esa línea imaginaria no existía. En cada lugar se contabilizaban las fechas según su calendario, diferente en las distintas culturas, y no importaba demasiado la fecha que fuese en otro punto del mundo ya que no había comunicaciones en tiempo real.

El tema es que al comenzar el viaje en un punto concreto y volver a él, cuántos días han pasado en ese lugar para alguien que ha permanecido allí, en el tiempo transcurrido entre la partida y la llegada. Cuántas puestas de Sol o cuantos amaneceres. 

Los marineros que habían completado una vuelta al mundo viajando hacia el Oeste vivieron un día menos (una puesta de Sol menos) que los nativos de Cabo Verde, pero fueron días más largos, de 24.023 horas de promedio (24 horas y 1.4 minutos). 
Digamos que si ambos (nativos y marineros) hubieran tenido relojes precisos y hubiera coincidido la hora del paso del meridiano de Cabo verde en la salida (pongamos el 15-9-1519) y en llegada el 10-7-1522, en ambos habrían pasado 24696 horas. Que son exactamente 1029 días de 24 horas y 1028 días de 24 horas y 1.4 minutos. 

De la misma manera, el protagonista de la novela de Verne creyó que había perdido la apuesta porque antes de llegar a completar el viaje había visto ponerse el Sol 81 veces. En el momento en que se presentó en el Reform Club de Londres estaban a punto de cumplirse 80 días de 24 horas, pero él había vivido 81 días de horas 23 horas y 42 minutos (de promedio). 
El viaje en la novela de Julio Verne, en sentido contrario que el de Elcano: De Andru.p.b - Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=26519974 

No dejan de ser curiosas las consecuencias que estas dos historias, la ficticia y la real, tuvieron en sus protagonistas. Si bien Phileas Fog pudo ganar la apuesta de acabar su periplo en 80 días, cuando ya pensaba que la había perdido, los bravos marineros al mando de Elcano cometieron pecado al actuar contra los mandatos de su religión, aunque fuera de manera involuntaria: Al día siguiente de llegar a tierra después de la larguísima de travesía marítima pudieron aprovisionarse y comer carne, lo cual no deberían haber hecho por ser viernes, y la rigurosa norma de abstinencia implantada ese día de la semana. Pero ellos creían que era jueves. 

No sabemos cuál sería la penitencia que les impondría el confesor en aquellos tiempos en que para quien no tenía dinero con el que pagar las bulas, o poder para arreglarlas a su gusto (*), las normas eran rígidas y el desconocimiento de las circunstancias del hecho no justificaba su incumplimiento. 

(*) Como anécdota, suele contarse que una determinada orden monástica consiguió obtener una bula por la cual dentro de su monasterio el conejo era pescado y así los viernes podían comerlo. 

Siguiendo con las anécdotas, si algo les preocupó a los marineros por su error en la fecha fue el mencionado asunto religioso. Y precisamente la búsqueda de un sacerdote fue lo que le hizo percatarse a Fog del suyo. Aunque no era para confesarse, sino para que celebrara su boda con la mujer que encontró, y de la que se enamoró, en su viaje.

Quizás yo debiera haber esperado 2 años para publicar este post y que los números salieran redondos, ¡justo los 5 siglos! Incluso pensé hacerlo, pero quien sabe qué ocurrirá en el tercer planeta para entonces. 


Las dos líneas de cambio de fecha. 

No solo dando la vuelta al mundo se puede ganar o perder un día. Aunque la situación es diferente, cualquier persona puede cambiar de fecha sin necesidad de hacer un largo viaje. Con solo dar un paso se podría ir al día siguiente o al anterior. 

Diariamente cuando llegan las 0:00 hora oficial vigente en el lugar en que estemos, entra en vigor la fecha siguiente para nosotros. Sin salir de casa no podemos elegir el momento ni, por supuesto retroceder a la fecha anterior. Pero ambas cosas son posibles, y a la hora que nos apetezca, si atravesamos una de las líneas del cambio de fecha. 

Aunque habitualmente suele hablarse de la línea de cambio de fechas situada en el pacífico, en principio situada en el meridiano en una longitud geográfica 180º, aunque bastante modificada posteriormente por diversos motivos, en realidad existen dos de estas líneas.

La del pacífico es fija y nos pilla un poco lejos para darnos el capricho de ganar o perder un día en un momento, pero la otra se va desplazando por todo el planeta hacia el oeste. De esto ya escribí hace tiempo  en el artículo “En qué fecha estamos” y, tal como allí recogí, la situación incluso se complica más durante algunos momentos en que hay 3 fechas diferentes en vigor.

La otra línea de cambio de fecha se va moviendo hacia el Oeste y se va situando entre la zona horaria en que oficialmente sean las 23 horas, y la inmediata situada al Este donde ya se han cumplido las 24 y por ello ha cambiado ya la fecha.
Quizás pueda haber alguien pensando en celebrar el año nuevo un montón de veces seguidas, situándose por ejemplo junto a la frontera hispano-portuguesa un 31 de diciembre y pasando la línea continuamente de un lado a otro durante los 60 minutos, con un montón de uvas en la mochila.

Caminando sobre este puente podríamos cambiar de fecha hacia adelante o hacia atrás continuamente: celebrar numerosas veces el cambio de año, o la llegada de un aniversario señalado, o simplemente alargar una hora más ese inolvidable fin de semana, cuando nuestro reloj nos diga que ya ha llegado el lunes.

Desde luego, no habría que viajar tanto como los primeros hombres que perdieron un día.

martes, 7 de julio de 2020

El cometa: dos madrugones que merecieron la pena.


El cometa C/2020 F3 (NEOWISE) ha sido una agradable sorpresa, el mejor desde hace años, que justificaba plenamente el levantarse muy temprano para observarlo. 
A diferencia de otros precendentes, éste ha sido especialmente llamativo para el hemisferio norte. ¡Ya nos tocaba!

Próximamente le dedicaré un artículo con algunos detalles técnicos, características orbitales y presentación del cometa en diferentes lugares, pero esto de ahora solo pretende ser una crónica de dos observaciones del magnífico espectáculo.

El cometa NEOWISE fotografiado a través del telescopio, desde Araúzo de Torre el 7-7-20
En realidad respecto al horizonte se presentaba en posición vertical con la cola hacia arriba, como se muestra en las otras imágenes, pero ésta la he girado para que quede más adecuada al formato del texto (en el cielo no hay arriba-abajo izquierda-derecha) 

Ha sido el protagonista principal de estas noches y, aunque su brillo decaiga, seguirá siéndolo en gran parte de este mes de julio; pero no el único espectáculo celeste de estas noches. 

Ya lo anuncié hace un par de días, animando a madrugar:
Así animaba el domingo al madrugón del lunes.
No pude quitar antes este aviso tal como anuncié (dije que el lunes lo sustituiría por los resultados de la observación), por problemas técnicos con mi ordenador, pero mejor así porque de esta manera recojo ahora las observaciones de los dos días, el 6 y el 7. 


Preparando la aparición del cometa: 

Los cometas son muy impredecibles, e incluso uno no se puede fiar de fotos recientes porque dependiendo de los medios utilizados para obtenerlas, la imagen real en nuestro cielo puede variar mucho. 
Incluso aunque haya datos contrastados de su magnitud (brillo). Porque aunque suele decirse que una estrella es visible a simple vista en un cielo oscuro si su magnitud es menor que 6, esta norma no sirve para los cometas porque son astros difusos y de un tamaño aparente extenso. 
En este caso además su aparición en el cielo crepuscular en la zona donde antes empezaría a clarear lo podría hacer difícil, y aún en mayor medida el brillo de la Luna solo un día después de su fase llena, presente en el cielo a esas horas.

Al desconocer exactamente cómo se vería, mi estrategia fue pillar la salida de Venus que sería muy evidente y muy fácil, y luego observar el horizonte 30º hacia el Norte, que era la diferencia entre los puntos de aparición de ambos (diferencia en acimut), que serían casi simultáneos ya que el cometa aparecería pocos minutos después que Venus en un horizonte de la misma altura.

El cielo y el paisaje estaban muy iluminados por una luna casi llena, como he dicho, por lo que dando suficiente exposición en la foto puede parecer casi como si fuese de día. Pero ese factor no era nada favorable para ver a NEOWISE, a no ser que el cometa fuese realmente brillante.

Venus apareciendo por el horizonte. En la parte superior de la imagen puede verse el cúmulo de las Pléyades. Era la señal de alerta para ponerse en acción y otear el horizonte.

Por fin me pareció ver con prismáticos al cometa junto al horizonte, y lo recogí en una imagen de mucho campo, incluyendo la constelación de Auriga, bajo la que debía de estar. ya que en la pantalla de la cámara en esos momentos no se apreciaba:

En el centro del borde superior de la imagen la brillante estrella Capella de Auriga, constelación que ocupa casi toda imagen. En su vertical, casi tocando el horizonte, una débil manchita: ¡el cometa!
Aunque no tanto como la anterior, también la exposición utilizada da una imagen más luminosa que lo que el ojo percibía.

Poco a poco el NEOWISE se fue haciendo evidente, se pudo centrar su imagen en la cámara y se pudieron obtener fotos más ampliadas:


 
Con diferentes exposiciones y amplitud del campo, se obtienen percepciones distintas:





En un campo muy amplio, con objetivo gran angular, y ya con el cielo clareando, destaca Venus a la derecha, incluso se ve la estrella Aldebarán bajo el planeta, y puede aún distinguirse tenuemente el cometa en la zona brillante cercana al horizonte, no muy lejos del centro de esa franja más luminosa.

Anteriormente, con el cielo aún oscuro, incluso un avión pareció acercarse a saludar al protagonista (solo por perspectiva, claro), dando un toque irreal a la imagen.
El punto rojo, a la izquierda y algo más arriba del cometa es la luz de una aeronave.


Pero, tal como anuncié, el cielo de la madrugada tenía más cosas y cada una de ellas habría sido protagonista destacada si no fuera por su coincidencia con el cometa. 

Venus, se situaba en el cúmulo de las Hyades, cerca de la estrella Aldebarán, dando una bonita imagen:



Aunque altere el orden cronológico, pongo a continuación la imagen del día siguiente (el martes 7) para apreciar la diferencia en la posición de Venus entre el cúmulo estelar de un día a otro.
Venus en las Hyades, el día 7


Volviendo al día 6, la Luna aparecía muy cerca de Júpiter y Saturno:

Ya al alba, cuando hacia el Este el cometa se hacía muy difícil de apreciar, la mayor oscuridad del cielo occidental junto a ligeras nubes y elementos del paisaje dieron la mejor imagen del trío. Júpiter se sitúa a la derecha de la posición de la Luna y Saturno encima.

Y Marte aún lejos de sus mejores galas, aunque solo fuera por su posición dominaba este cielo mágico de la que para mí siempre será la madrugada del 6 de julio del 2020, por el Sur de la constelación de Piscis, cerca de la de Cetus.
Marte, el punto más brillante de la imagen, no destacaba demasiado debido al cielo iluminado por la Luna.

Sesión del día 7

El espectáculo en esta fecha señalada fue incluso mejor que en la anterior. Sobre todo las imágenes son de mayor calidad porque yo ya sabía de qué iba la función y pude preparar la sesión fotográfica:

Tal como lo esperaba, el cometa acudió puntual a la cita y enseguida pude distinguirlo a simple vista

Una foto obligada, para dejar constancia.

Poco a poco, fue ascendiendo sobre el horizonte y mejorando su imagen con más aumentos


A través del telescopio, sencillamente impresionante.
Imagen obtenida a foco directo. Casi no entraba entero en el campo del telescopio.
Esta foto y la que abre el artículo se la debo dedicar a Pío y a Félix, que me ayudaron a arreglar la avería del coche sin el cual no hubiera podido transportar el telescopio hasta el punto de observación.

Realmente había merecido la pena. No solo los madrugones, sino mi viaje casi relámpago de más de 500 km de ida y vuelta desde mi ciudad al pueblo natal de mi madre donde las condiciones de limpieza de cielo y configuración de horizonte son excepcionales. 
Salpicado además de varias anécdotas e imprevistos que se pudieron solucionar, aquellos momentos fueron únicos y solo quedaba despedir al cometa con un marco más atractivo junto a unos árboles que ya han aparecido unas cuantas veces en este blog.

Si se añaden elementos del paisaje, el encuadre mejora

Y una imagen de más campo, como despedida

Sencillamente, inolvidable.