Curiosidades sobre los astros, propuestas de observaciones sencillas, aspectos cotidianos pero poco conocidos, todo ello con un enfoque didáctico.

sábado, 26 de octubre de 2019

Finalmente, Franco ha impuesto su criterio

Aprovecho de manera muy parcial y oportunista la noticia de esta semana para atraer la atención sobre “mi tema”, aunque éste sea otro. Porque en principio el título que iba a tener este post era:     
 Las últimas 5 veces:

Sin que sirva de precedente, el contenido de este artículo es adecuado únicamente en España, aunque los lectores de otros lugares pueden leerlo y aprovechar para reírse de nosotros.
Sobre todo en la última parte puede que esté todo un poco exagerado, pero a veces es necesario exagerar para dejar las cosas claras.

Para diferenciar las circunstancias objetivas, de mi opinión personal, ésta última irá en diferente color y en cursiva.

Casualmente, con menos de 4 días de diferencia se producen por aquí dos hechos totalmente distintos pero que se pueden relacionar: Anteayer día 24 de octubre de 2019 algo excepcional y único en la historia, y pasado mañana domingo una circunstancia que ya estamos aburridos de oírla dos veces cada año, pero parece que ya no serán muchas más:
Este domingo 27 de octubre a las 3 serán las 2.

¿Y qué tienen que ver estos dos temas? Algo hay.
Los últimos cambios de hora que la dejarán como la impuso, arbitrariamente, el protagonista de esta semana.
A pesar de haberle sacado de su grotesco mausoleo, parece que no queremos cambiar aquella absurda decisión.
Le dejo al dictador que se regodee en su nuevo lugar de descanso y se ría de la estupidez de la mayoría de sus compatriotas que seguirán haciendo lo que él ordenó hace ya 79 años, para así ir de la mano de su amigo el promotor del holocausto judío, aunque fuese algo ilógico por apartarnos del horario correspondiente a nuestro meridiano,  y yo voy a lo mío.

Otra vez la dichosa cantinela de que hay que cambiar la hora del reloj.

Para quienes no le gusta, queda el consuelo de que esto no será eterno: parece que solo quedan 5 cambios, incluido éste. Y quienes lo ven bien, que sigan disfrutando estos dos próximos años con el trajín de las horas.
Bueno, eso será al menos en España, si los políticos cumplen lo que han dicho; lo cual no suele ser muy frecuente.
En cualquier caso ¿Cuál será la situación al final?

Un tema muy controvertido, que en realidad son dos.

Ya han aparecido en este blog varios post sobre este asunto de la hora oficial y sus cambios, en la mayoría de los casos ha sido para recoger mis opiniones o suposiciones. Pero parece que ya puede haber algo más definitivo y hay que contarlo.

En el anexo "Si quieres saber más" pongo los enlaces a estos artículos. Tiempo tendrás para leerlos, o recordarlos esta noche que tiene una hora más. Pero ahora la actualidad manda. 

Aunque ya he escrito demasiado en todas esas ocasiones, lo cierto es que el tema se ha ido liando, y por ello he creído conveniente recoger la situación actual además de reincidir en el asunto del ilustre desenterrado.

Hay dos aspectos diferentes que confluyen:

- Por un lado la anunciada supresión de los cambios estacionales de hora cada año en primavera y otoño en la Unión europea, y como consecuencia en muchos otros países arrastrados por los europeos. Esto se decide en Bruselas, en el parlamento de la UE y todos los países miembros deben seguir esa decisión.

- Otro tema diferente, pero con consecuencias muy relacionadas con el anterior, es la decisión que debe tomar cada estado sobre el huso horario en que se sitúará. Cuál es la hora oficial y sobre todo cuál será cuando, como parece, se eliminen los cambios de hora.
Esto lo decide cada estado, aunque la UE ha hecho recomendaciones, como cito luego.

Aunque los cambios de hora estacionales en España comenzaron en 1918, se realizaron intermitentemente durante menos de la mitad de los años del siglo XX.
Lo cierto es que se llevan haciendo de manera ininterrumpida desde 1974 hasta hoy en día, por lo que es una situación que gran cantidad de la población ha vivido siempre y le parece natural, independientemente de que lo crea conveniente o no.

Pero hay una circunstancia en esta historia, que aunque ya la recogí en uno de los mencionados artículos, lo repito porque es clave en el tema de hoy.

Todos los cambios se han hecho al principio de primavera y se han compensado con el cambio de otoño, excepto el de 1940.
Siempre se dice que en marzo de ese año Franco nos quitó una hora para adecuarse al horario de Alemania y al que Hitler había impuesto en Francia al ocupar este país.


Esto no fue exactamente así, y lo cierto es que lo hizo de manera más disimulada:

En marzo de 1940 implantó el horario de verano, como se venía haciendo en los años anteriores, y como siempre en el Boletín Oficial del Estado se citaba textualmente una consabida frase de aquellos años en que no estaban las cosas tan atadas como ahora: "Oportunamente se señalará la fecha en que haya de restablecerse la hora normal"

Eso nunca se produjo, con lo que durante todo el siguiente invierno se continuó con aquella "hora de verano" incluso también durante todo el año 1941 en que no hubo cambios. Pero cuando en primavera de 1942 se volvió a quitar una hora para establecer el "nuevo horario de verano", ya hubo 2 horas de diferencia respecto a la hora oficial anterior al comienzo de los cambios (1918). 

Con esa artimaña el dictador nos quitó una hora que nunca hemos sido capaces (no hemos querido) de recuperarla.

Según las últimas noticias se continuarán haciendo los cambios estacionales, pero el último será en octubre de 2021 (o en marzo de ese año, según el huso final elegido). La hora que quede entonces, no volverá a cambiar. Pero cuidado, que esto es solo lo último que han indicado los políticos europeos, contradiciendo anteriores decisiones. Tal como discurre el tema, ¡Quién sabe!

Historia del fin de los cambios:
  
- Primavera de 2018: Surge una propuesta o petición de Finlandia a la Unión Europea de no hacer más cambios horarios estacionales. Los finlandeses y finlandesas tienen motivos astronómicos claros para pedirlo: (con un horario u otro, en verano es de día desde antes de levantarse y hasta después de acostarse, mientras que en invierno, con apenas 3 horas de sol -en la zona central del país, un poco más en la capital- les da igual que sea de 11 a 14 o de 10 a 13)


Sobre un horizonte desplegado en sus 360º, se recoge la trayectoria del Sol desde una latitud media de Finlandia, con los puntos de salida y puesta en los días de los solsticios de invierno y verano.
Por otra parte se recogen en la propuesta los evidentes los efectos negativos que producen estos cambios en la salud en muchas personas. Algunos reiteran que a ellos no les afectan y se acostumbran enseguida, pero a otros muchos sí.

Esta petición, defendida también por otros países nórdicos, pilla por sorpresa a todo el mundo, ya que a pesar de las evidencias de que estos cambios de hora no sirven para nada bueno, parece que nadie se había planteado nunca el eliminarlos.

- Verano 2018. Ante la propuesta de Finlandia el comisario europeo Jean Claude Junker propone una votación popular. Una gran mayoría (más del 80%) vota a favor de la propuesta de eliminar los cambios de hora.

La consulta se realizó vía internet  para conocer la opinión de los ciudadanos

- Otoño 2018.
Ante tal situación muchas personas suponían que el último cambio sería en octubre de 2018, ya que había que deshacer el cambio de marzo para volver al horario en vigor anterior al comienzo de los cambios, y así quedarnos con el horario de invierno que era el que regía durante todo el año antes de toda esta movida.

Sin embargo, parece algo precipitado y la Comisión Europea promovió una iniciativa para poner fin a los cambios de hora durante 2019 . 
Ante las muchas discusiones y problemas no previstos que parecen surgir en varios ámbitos, se aplaza la decisión final y el comisario Junker decide darse un plazo más largo para que cada estado decida con qué hora se queda, y mientras tanto se siguen haciendo los cambios.

No deja de ser curioso que votaciones en temas de gran trascendencia resueltas por un estrecho margen como el Brexit británico se intenten ejecutar con celeridad, mientras en éste caso se pone un horizonte muy lejano para su cumplimiento.

En España se crea un comité de expertos para que estudie la situación y realice propuestas concretas, pero a sus componentes les cuesta llegar a cualquier resolución concluyente.

- Primavera de 2019 
Cuando en marzo de 2019 se acerca el siguiente cambio horario, nuevamente surgen las dudas o discusiones:
Tras un apasionado debate en la Eurocámara la mayoría de grupos políticos, respaldando el resultado de la votación popular, coincide en que "Ya no hay elementos objetivos de ahorro de energía para los cambios estacionales de hora frente a las evidencias sobre su efecto negativo en la salud". Se aprueba el fin de estos cambios por 410 votos a favor frente a 102 en contra y 52 abstenciones.

Además, ante la dificultad de que cada país decida su huso, La U.E. amplía el plazo de decisión de ese huso definitivo hasta abril de 2020, y el último cambio será en octubre de 2021, o en marzo de 2021, dependiendo del huso elegido. El horario vigente en cada país después del último domingo de octubre de 2021 será el definitivo.

Aunque en algún medio se dice que la UE sugiere a los diferentes estados el quedarse con el horario de verano, la única recomendación que hace es la de que se intente coincidir con los países limítrofes. 
Lo cual, por cierto, es imposible en muchos de los casos dada la amplitud geográfica de la Unión Europea (ahora, aunque los cambios se hacen en todos los países miembros en las mismas fechas, se utilizan simultáneamente 3 horas diferentes, o 4 teniendo en cuenta los cambios estacionales) y sería pedir demasiado que alguien se apartase tanto de la hora que actualmente utiliza.

Si en España se decidiese quedar en el horario de verano, no se haría el cambio en octubre de 2021. Si es con el de invierno, o con el del meridiano, si. 
Aunque parece que no ocurrirá, si el gobierno cambiase de idea en el plazo que aún le queda, y vuelve al horario de nuestro meridiano, (el eliminado por Franco) lo lógico seria no hacer el cambio en marzo de 2021 y hacerlo (atrasando una hora como todos los años) en octubre de 2021.

El 22 de marzo el consejo de ministros recibe el informe de los expertos españoles que parece que, aun admitiendo que las opiniones no son unánimes, optan por quedarse con el horario de invierno, mientras que los ciudadanos, según la encuesta del CIS, prefieren en su mayoría el de verano.
En mi opinión lo que prefiere la mayoría de la gente no es el horario de verano, sino el verano, e inconscientemente se asocian ambas cosas: las tardes largas y luminosas que disfrutamos con el horario de verano; “en verano”, claro. Pero no se suele pensar que si ese horario estuviese en vigor durante el invierno nos levantaríamos de noche, comenzaríamos nuestro trabajo de noche,… Concretamente en la zona occidental de la península en diciembre y enero el Sol no saldría hasta después de las 10.

Opiniones aparte, el comité español de expertos no plantea el cambio del huso horario y argumenta que "tras mantener el actual durante 80 años, la población española ha desarrollado una adecuación a ese horario y no hay suficientes razones para modificarlo.”
Yo matizaría: ¿A qué horario la población española ha desarrollado una adecuación? ¡Pero si lo hemos cambiado 2 veces al año! ¿Querrán decir que ha desarrollado una adecuación a los dos horarios (de invierno y de verano) y a los cambios de uno a otro? Si es esto a lo que se refieren los expertos, ya no es posible mantenerlo porque Europa ha dicho que se acabaron.
Tras el consejo de ministros, el gobierno por medio de su portavoz Isabel Celaá, anuncia en rueda de prensa que, efectivamente, se seguirán realizando los cambios estacionales mientras lo haga la Unión Europea (en realidad estamos obligados a ello) y que finalmente nos quedaremos con el horario de invierno a partir del año 2021.
En principio, y tal como expliqué en uno de los post que referencio en el anexo, en España se podría optar entre 3 horarios diferentes. Los tres han estado en vigor en algún momento, aunque solo el primero de ellos ha permanecido durante años completos: GMT (Tiempo medio de Grenwich) que es el que geográficamente y astronómicamente nos corresponde, GMT+1 (el horario de invierno)  o GMT+2 (el de verano)
La inconsecuencia de los políticos. 
Da igual que sean dictadores o demócratas, o éstos últimos casi peor porque prometen algo y hacen lo contrario.
¿En que quedaron las propuestas de Ciudadanos, PP y PSOE en las campañas electorales de 2015 y 2016 de recuperar la hora de nuestro meridiano y eliminar el desajuste que hizo Franco en 1940?  
Ciudadanos, en 2015, fue el primer partido en prometer la "vuelta a la hora de nuestro meridiano". Luego le siguieron los otros, que estuvieron en el gobierno, pero se olvidaron de las promesas.
Esto fue antes del tema de Finlandia y la votación promovida por Junker, pero ya sabemos que una vez pasada la fecha de las elecciones siempre se olvidan de lo que propusieron durante la campaña electoral.

¿Hay todavía una mínima esperanza de que alguien recapacite y el dictador no se salga con la suya?

Entre todo este maremagnun de frases y decisiones, parece que el comité de expertos incluyó un párrafo que deja un margen a la esperanza: “No producir ningún cambio precipitado en los husos horarios mientras no exista un consenso compartido y una difusión práctica a nuestra ciudadanía de los riesgos y oportunidades que comporta. Lo prudente por parte del Gobierno sería mantener el cambio estacional tal y como se ha venido realizando en los últimos 45 años, hasta 2021, e ir nutriéndonos a lo largo de estos dos años de argumentación suficientemente consolidada y compartida que nos haga optar por una de las vías".

Mis opiniones:
   
Puede que lo que leas a continuación esté un poco exagerado, acepto que pueda ser incluso tendencioso y rozar la demagogia. 
Pero muchas veces el fin justifica los medios, y desde el punto de vista científico (unidades de medida), astronómico, e incluso histórico, lo veo tan evidente que todo puede valer para que quienes suelen decir “es que a mi me gusta más …” se den cuenta de que a mí también me gustaría que... , y que… , y que me tocase la lotería. Pero no puede ser.

Antes de nada quiero decir que, como astrónomo, tengo que dar el punto de vista de esta ciencia. La hora es una unidad de medida del tiempo; y el tiempo se determina por la posición de los astros. 

Por otro lado, como ciudadano, tengo  mi opinión personal en lo que me afecta. Soy consciente de que mis opiniones en este sentido no son compartidas por bastantes personas porque todos no tenemos los mismos gustos, pero sí por muchas con las que he hablado.

Cambio estacional o no cambio:

A pesar de todas las opiniones y argumentos a favor de los cambios de hora, si después de 45 años de mover el reloj de manera continuada la UE ha decidido no hacerlo, será por algo. 
Queda claro que todas aquellas razones de ahorro en iluminación y otras historias que nos contaban y de las que ya hablé en otros artículos, actualmente no son ciertas; y que las cifras que nos daban, al menos en los últimos años han sido un engaño.
Quedan las consecuencias “no perseguidas” al implantar los cambios, que a algunas personas les han gustado, y no quieren perderlas, como las tardes luminosas de verano.
El tema de la economía ya no existe. El tema de la salud si. El resto, es acostumbrarse.

El principal argumento u opinión que yo repito en todos estos debates es el mismo:
Habría que cambiar o flexibilizar los horarios según la estación, en las actividades que fuera conveniente (y esto ya se hace en muchos sectores) pero no los relojes.
Pero si quieres leer por enésima vez algunos de los pros y contras que se suelen citar, están en el primer enlace que aparece luego en el anexo. 


El tema del huso horario:

Geográficamente tenemos la suerte de estar en el meridiano de referencia a nivel mundial, y elegimos otro.  ¡Ya nos vale!
Bueno, nos lo eligió el de la caja del helicóptero pero no lo queremos cambiar.

La hora "correcta"
La gente se acostumbra a todo. Da igual lo que ponga el reloj, y lo único importante es si es de día o de noche cuando yo me levanto, cuando salgo de casa para ir a mis tareas diarias o cuando acabo de trabajar.

Es totalmente arbitrario el que en un determinado momento el reloj marque las 7, las 8, las 9 ¡o las 17! A eso se acostumbra cualquiera ¿No viajamos en numerosas ocasiones, y tenemos que cambiar el reloj una o un montón de horas?
Y una vez que estamos disfrutando de nuestro viaje, ¿no lo hacemos con placer independientemente de la hora que marque nuestro reloj, estamos a gusto, sin desear volver a nuestra rutina y a nuestra hora? ¡Y luego decimos que no queremos tener aquí la hora de la que hemos disfrutado allí!  ¡¡¡Hace falta ser …!!! (Con perdón)

He oído muchas veces esta frase cuando propongo el horario de nuestro meridiano:
- “Pero sería terrible si en invierno a las 6 de la tarde, fuese totalmente de noche!”

¿Por qué sería terrible? ¿Es terrible que sea de noche a las 7? ¿o a las 23? El número no importa. Lo único que importa es lo que dura el día y eso no lo puede cambiar nadie. Debes acostumbrarte a ello y no hay otro remedio. 

Pongamos la hora que nos corresponde y, como dije antes, adecuemos los horarios de cada actividad a las horas de sol, si es necesario modificándolos según las fechas y las características del sector.

Soy reiterativo, pero por poner un ejemplo concreto:... Es muy posible que hayas ido alguna vez de viaje a Londres, y te has acostumbrado a levantarte a las…, comer pronto, acostarte a las… (o no acostarte, pero ver cuándo se ha hecho de noche), y todo te ha parecido fenomenal, aunque haya sido entre octubre y final de marzo. Pues es exactamente lo mismo si aquí se recuperase la hora que nos quitó Franco.

¿Por qué casi nadie quiere volver al horario que nos corresponde según nuestro meridiano?

Como he dicho, voy a exagerar un poco la importancia del tema en los siguientes razonamientos, a ver si alguien entra en la discusión, porque lo veo tan claro que ya tengo ganas. Si prefieres en Twitter, @estebanastronom.

¿Por qué se argumenta que supondría un cambio en las costumbres de los españoles el adaptarse a la hora real? No hay que cambiar ninguna costumbre. Solo el reloj y adaptar los horarios a las horas de luz, con las mismas costumbres que tenemos ahora respecto al Sol.

- En la mayoría de los países los niños entran en la escuela a las 7 o a las 8 ¿Por qué nuestros niños no pueden entrar en la escuela cuando los relojes marquen las 8, si en realidad lo harían a la misma hora y con la misma luz que lo hacen ahora a las 9?
Porque Franco era amigo de Hitler, nos impuso su horario alemán y no nos hemos preocupado en recuperar el nuestro.

-¿Por qué todavía falta mucho para el mediodía cuando en la radio oímos todos los días “Son las doce; es mediodía” o “Las doce: la hora del Ángelus” cuando la segunda parte es totalmente falsa?
Imagen relacionada
Porque Franco era amigo de Hitler, nos impuso su horario alemán y no nos hemos preocupado en recuperar el nuestro.

-¿Por qué suponen los “expertos” que va a ser tan difícil acostumbrarse a decir 9 en vez de 10, cuando no nos costó prácticamente nada decir 2 en vez de 330? (con los Euros)


Porque Franco era amigo de Hitler, nos impuso su horario alemán y no nos hemos preocupado en recuperar el nuestro.

-¿Por qué los astrónomos de aquí nos liamos, o liamos a la gente, con eso de si “determinado fenómeno es en T.U. (tiempo universal) o es en hora oficial”, si precisamente somos uno de los 6 únicos países privilegiados en todo el mundo por los que pasa el meridiano de referencia y para nosotros debería ser lo mismo?

Porque Franco era amigo de Hitler, nos impuso su horario alemán y no nos hemos preocupado en recuperar el nuestro.

- ¿Por qué te puede importar que tu reloj marque las 5 cuando se va el Sol, si te has levantado cuando marcaba las 6:30 y has comido cuando marcaba las 13h, exactamente en los mismos momentos que lo haces ahora, cuando dices que te levantas a las 7:30 y comes a las 14h?
Porque Franco era amigo de Hitler, nos impuso su horario alemán y no nos hemos preocupado en recuperar el nuestro.

- ¿Por qué no nos damos cuenta que, adecuando todo con lógica, saldríamos una hora antes de nuestros trabajos, y tendríamos exactamente el mismo tiempo libre que ahora para disfrutar de la tarde hasta que se haga de noche?

Porque Franco era amigo de Hitler, nos impuso su horario alemán y no nos hemos preocupado en recuperar el nuestro.

- ¿Por qué podemos ser tan contradictorios y seguir el mandato del dictador, y sin embargo estemos felices y orgullosos porque le hemos sacado de su honorífica tumba?


Einstein lo tenía claro cuando dijo su famosa frase: “Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana, aunque de la primera no estoy totalmente seguro”

Vale. Soy consciente de que me he pasado un poco, y quizás deba aceptar que el equivocado soy yo (solamente para que no me consideres un exagerado y dejes de leer mi blog, porque en mi fuero interno no lo voy a hacer)  pero no puedo evitar sorprenderme de que la inmensa mayoría de la gente no entienda que lo que Franco impuso en 1940 es totalmente antinatural.

De acuerdo, que en 79 años todo el mundo se ha acostumbrado, pero al igual que como nos ocurre ahora dos veces al año, tardaría menos de unos pocos días o semanas en acostumbrarse a ver que el Sol y el reloj siguen otro horario, en este caso sería un horario lógico: el de nuestro meridiano, el nuestro.

¿Qué es eso de “la hora del meridiano" y de los husos?


Como este post ya es demasiado largo, dejo una explicación técnica para el próximo. Solo añado que el huso "geográfico" en el que está incluido casi todo el territorio español (excepto Canarias y parte de Galicia) va desde 7º 30´Este hasta 7º 30´Oeste y en su centro está el meridiano de Greenwich. Como todos los husos, tiene una amplitud de 15º, aunque la zona horaria correspondiente se ha ajustado a las fronteras de los diferentes países y luego modificada, aquí ya sabemos por quien.




Como toda esta historia tiene muchos matices y derivaciones, pongo aquí la reseña y los enlaces de otros artículos sobre el tema que he escrito anteriormente (inevitablemente algunos aspectos estarán repetidos), por si quieres "saber más", como dice el título de este anexo, o "recordarlos" si eres asiduo lector de este blog:

- Aquí expresé y razoné mi desacuerdo con los absurdos (en mi opinión) cambios de hora: "Para gastar más energía"
Resultado de imagen de primera guerra mundial
Aunque el cambio de hora se comenzó a realizar para disponer de más carbón para las máquinas de guerra mediante el ahorro de energía en iluminación en verano, ahora que afortunadamente en Europa no hay guerra y alumbramos con leds, en muchas regiones se gasta más con los cambios horarios estacionales que si no se hiciesen

- En estos otros dos artículos se recoge el principio del fin de los cambios, lo que ocurrió y escribí en el verano de 2018, que ya he relatado arriba, pero con las sensaciones "en directo" y sin saber que ese fin iba a ser tan complicado.
"El horario de verano, en riesgo de desaparición"
El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker
El presidente de la Comisión Europea (Gobierno de la UE) , Jean-Claude Juncker, quien tuvo la "osadía" de atender las peticiones de Finlandia y que lió todo este tema.
"Horario de verano, de invierno o ninguno de los dos"


- En éste otro, una curiosidad motivada por los cambios de hora y las fechas en que se hacen: "El día que más tarde amaneció"

Precisamente en esta anécdota del tardío amanecer el tema de hoy es clave, porque efectivamente el 30-10-2004 fue y será para siempre (con los criterios fijados ahora) el día que más tarde haya amanecido en Bilbao, a las 8:45.
Tal como escribí ahí “Si en el futuro no se modifica el sistema de cambio horario, no volverá a amanecer tan tarde hasta el sábado 30 de octubre de 2032 en que lo hará 12 segundos más tarde que en la misma fecha de 2004 
Pero como sí se va a modificar, la mencionada fecha no perderá el record.
Salida del Sol desde el monte Pagasarri en Bilbao. Nunca los relojes marcaron ni marcarán más de las 8:45 como aquel 30-10-2004. A no ser que … alguna vez en un futuro vuelva a triunfar el desatino.
La foto elegida para ilustrar la situación, que ya he utilizado en este blog en varias ocasiones, corresponde a ese lugar, pero no a ese día.

- También hablé del tema de hoy, del absurdo huso horario en el que está España, originado por decisión del dictador Franco a quien, aunque acaban de sacar de su tumba, ni los políticos ni los “expertos” ni la mayoría de los ciudadanos quieren eliminar una de sus más absurdas decisiones:"Las doce: todavía no es mediodía"

Pero debes tener en cuenta que eso fue escrito cuando nadie esperaba que los cambios horarios finalizasen en algún momento, ni nadie creyó que quien los utilizó hace casi 80 años para ponerse de acuerdo con su colega, volviese a ser el protagonista de todos los noticiarios.
Los dos mandatarios se saludan en su famoso encuentro en Hendaya en octubre de 1940, en el momento clave de esta historia del cambio de huso horario. Nunca se sabrá, pero ¿acordarían allí algo al respecto?

5 comentarios:

  1. Más claro imposible.
    Ze ona Esteban.

    ResponderEliminar
  2. Es evidente que debería instaurarse el horario de Greenwich.
    Artículo claro y meridiano (nunca mejor dicho)...

    ¡Enhorabuena por el blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro de que estés de acuerdo conmigo.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar