Curiosidades sobre los astros, propuestas de observaciones sencillas, aspectos cotidianos pero poco conocidos, todo ello con un enfoque didáctico.

jueves, 20 de junio de 2019

Testigos de la conjunción


Continuando con el post anterior, probablemente lo único interesante de éste sean las imágenes. El texto solo recoge impresiones de unas vivencias personales. Pero es mi blog y me apetece escribirlo.

Había muy poco margen para poder observar el espectáculo. El hecho de que uno de los actores sea Mercurio, deja muy poco tiempo desde que empieza a oscurecer y hasta que los protagonistas se ocultan tras el horizonte. Pero además en ese breve intervalo debería estar despejado el horizonte Suroeste

¡Prueba superada!
Aunque no es demasiado frecuente, esta vez hubo suerte y en el habitualmente nublado cielo de Bilbao pudo verse la conjunción de Mercurio y Marte. Fue el 18 de junio de 2019, alrededor de las 22:30.

Y ello a pesar de que apenas dos horas antes el cielo estaba totalmente cubierto.  Pero el día D a la hora H, cuando ya quedaba poco para poder observar el fenómeno,  fueron desapareciendo las nubes y, sin quedarse un cielo totalmente limpio fue más que suficiente para poder ver a los dos planetas más pequeños del Sistema Solar, el uno junto al otro.
O más bien para fotografiarlos o verlos con prismáticos, porque Marte a simple vista no lo conseguí con un cielo aún algo brillante en la zona, magnitud modesta y mi vista que ya no es lo que era.
El punto más brillante, cerca ya del horizonte, es Mercurio; y justo debajo (quizás haya que ampliar la foto para verlo) está Marte. Arriba las estrellas Pólux y Cástor, de la constelación de Géminis.
Lo cierto es que fue una muy agradable sorpresa porque los días previos no auguraban nada bueno. Pero extrañamente las predicciones para el martes eran casi excelentes teniendo en cuenta nuestra meteorología habitual.
Las predicciones meteorológicas de meteoblue.com para el día 18 eran muy similares a éstas

Las de otras fuentes eran similares.
Y más o menos se fueron cumpliendo. Se nubla después de mediodía, no pasa nada, estaba anunciado; hasta que empiezan a fallar porque sigue totalmente cubierto a las 19, a las 20,..
Todavía hay tiempo de coger el coche y buscar un sitio adecuado. Se me ocurre mirar distintos lugares donde Meteoblue diera despejado, y el más cercano era… ¡Bilbao! Podían estar todos mal, casi empiezo a buscar teléfonos de colegas de otros lugares, hasta que parece que surgen tenues claros en el cielo. No entiendo mucho de meteorología, pero no es que las nubes se marcharan, sino más bien que se iban disipando.
Y todo acabó bien.

Lo cierto es que tenia previsto hacer un seguimiento fotográfico durante los días previos a la conjunción, pero anteriormente solo el día 15 se dejaron ver desde aquí ambos planetas, y  tengo que utilizar imágenes cedidas por algunos colegas para completar el reportaje. Están todas a la misma escala, para apreciar la diferencia en las posiciones relativas. Gracias a Sebastián Cardenete y a  Kevin Witman, y disculpas por haber tenido que recortar parte de sus fotos para mantener las distancias relativas.


15-6-19
16-6

17-6

18-6

Incluso el día siguiente tampoco. He esperado a publicar ésto un día más con la intención de obtener la imagen de la “despedida” de los dos personajes, y detallar más, con imágenes reales, los movimientos relativos,  pero tampoco:  Este era el aspecto del cielo de Bilbao ayer miércoles, similar al del martes a las 20 h.


Quizás esté dando demasiada relevancia a un fenómeno celeste menor. Incluso en esa misma fecha ha habido otro mucho más espectacular, la ocultación de Saturno por la Luna que desde Europa no se vio. Pero cuando se ha estudiado la situación previamente, la meteorología parece que se pone en contra, y justo en el  momento preciso las condiciones mejoran, parece que tiene más interés o quizás sea más emoción.

Unas imágenes más, a modo de despedida, obtenidas cuando los dos planetas estaban a punto de ponerse, hasta dentro de muchos años que no podremos verlos tan cercanos entre sí. Y con ellas el fin de este post, que ha sido más corto de lo habitual.























miércoles, 12 de junio de 2019

Hermes visita al dios de la guerra


El próximo  martes día 18 de junio, al atardecer se podrá observar un bonito fenómeno celeste. Desde el hemisferio norte no será demasiado fácil porque el cielo aún no estará oscuro por la zona en que se produce, pero eso puede ser un aliciente más para intentar verlo, y una mayor satisfacción si se consigue.

Los dos planetas más pequeños del Sistema Solar, Mercurio y Marte, se verán muy próximos en nuestro cielo durante el crepúsculo vespertino sobre el horizonte Oeste- Noroeste, casi juntos, separados apenas por 15 minutos de arco (la mitad del tamaño aparente de la Luna). Aunque muchos no los reconocerán.
4 días antes de la conjunción, ya aparecen próximos los dos planetas.
Imagen tomada en Bilbao el día 15 y añadida con posterioridad a la publicación del post.
Porque mucha gente pudo observar Marte el pasado verano, aquella brillante estrella roja que dominaba el cielo, y su aspecto no tiene nada que ver con el actual.
Creo que lo vio mucha más gente de lo que yo pensaba, porque este curso en el Aula de Astronomía de Durango se ha repetido casi diariamente la misma situación: pregunto a los alumnos si creen que los planetas puedan verse sin telescopio. Después de una respuesta general negativa, alguien rectificaba recordando que sí habían visto a Marte en verano.

Efectivamente el cuarto planeta destacó sobremanera en las noches estivales, y aunque estuviera acompañado por Júpiter, Saturno (y Venus en el crepúsculo), fue el astro más brillante en plena noche cuando no había Luna, y acompañó a ésta con su mismo color durante el eclipse del 27 de Julio. Pero ahora está irreconocible.
Marte cerca de la Luna eclipsada el 27-7-18. El anuncio del eclipse hizo que mucha gente descubriera al “brillante” Marte

Respecto a Mercurio, poca gente ha visto alguna vez este planeta, sobre todo desde el hemisferio norte, porque aquí solo aparece unos pocos días al año y solo en los crepúsculos, nunca en plena noche. Es sin duda el planeta más esquivo
Pero en esta ocasión en que ambos se encuentran, las cosas serán  diferentes. El primer planeta brillará mucho más que el cuarto y será la referencia para encontrarlo porque Marte se ha alejado mucho de la Tierra (esos días estará a 376 millones de kilómetros, unas 6 veces más lejos que el pasado verano, a unos 60) y por eso ha perdido mucho brillo.  

Aunque casi siempre más cerca angularmente del Sol, Mercurio se encuentra ahora casi en su máxima elongación (separación aparente del Sol), mucho más próximo a la Tierra que Marte, a 136 millones de km, y lo vemos más brillante, siendo sus magnitudes respectivamente  0.11 y 1.8. 
De hecho, como ocurre en la mayoría de las fechas, Mercurio es ahora el planeta más cercano a la Tierra 
Posiciones de Mercurio, la Tierra y Marte el pasado verano (26-7-18) y actualmente. Se ve cómo ha cambiado enormemente la distancia de la Tierra a Marte y como los tres planetas están ahora alineados.
Cuando desde aquí les veamos el uno junto al otro, debemos imaginar que en realidad Marte está mucho más lejos, pero en la misma dirección que Mercurio.

De todas formas, y tal como se ha dicho, no será muy fácil localizar la pareja de planetas porque aparecerán en el crepúsculo vespertino relativamente cerca del horizonte con el cielo en esa zona relativamente brillante. Pueden ayudar Cástor y Pollux las dos estrellas más brillantes de Géminis, que aparecerán por encima de los planetas, en una zona de cielo ligeramente más oscuro.
Otra referencia puede ser Capella, que aparece a la derecha de la siguiente imagen, con un brillo similar al que mostrará Mercurio.
Montaje en el que se representa la situación el  18-6-19.

Pero aunque no sea demasiado fácil encontrar el par de planetas juntitos, tampoco será imposible: el pasado 31 de mayo pude localizar y ver a Mercurio perfectamente con prismáticos y dificultosamente a simple vista, y en estos días la situación va mejorando apreciablemente. Ayer mismo (11-6) pude volver a verlo en un claro entre las persistentes nubes.

Llanes, 31-5-19,  45 minutos después de la puesta de sol se veía Mercurio. En la imagen obtenida con el móvil no se aprecia, y solo indico el lugar, como referencia respecto al punto por donde se va el Sol.

Las condiciones ideales para realizar “la caza” serían teniendo un horizonte Oeste-Noroeste lo más bajo posible y, por supuesto, que no hubiese nubes o bruma por esa zona.

Lo más conveniente para localizarlos es barrer con unos prismáticos la zona del cielo próxima al horizonte a partir de unos 40 o 45 minutos después de la puesta de Sol intentando ver un punto brillante sobre el cielo aún con bastante claridad, que sería Mercurio. Si no lo conseguimos, esperar unos minutos y repetir el intento. 
Una vez localizado con prismáticos, tomar una referencia en su vertical en el horizonte e intentar verlo a simple vista. Luego por un método u otro localizar Marte junto a él. Y disfrutar hasta que se oculten tras el horizonte o la bruma, mirando a simple vista (Marte no será fácil), con prismáticos o mejor con telescopio para ver bien al débil planeta rojo, porque entrarán ambos en el campo de visión con un ocular de no demasiados aumentos.

No se puede dar una hora concreta a la que observar porque depende del lugar y del momento en que allí se ponga el Sol. Los dos planetas se mantienen muy próximos durante una cuantas horas, pero desde cada lugar se les verá durante un tiempo reducido y a hora diferente. La referencia, como se he dicho, será la puesta de Sol, que por ejemplo en Galicia es unos 45 minutos después que en Cataluña, en Montevideo otros 45 minutos más tarde (¡¡Solamente!!, por la diferencia de estación) o en México 4 horas y media después que en Montevideo.

Como todavía quedan unos días, podemos ir familiarizándonos con la localización de los dos planetas (sobre todo será más fácil encontrar Mercurio) aunque todavía no estén muy próximos entre sí. De hecho, el mejor día para observar Mercurio es el sábado día 15 en que se producirá su máxima elongación, o máxima separación angular respecto al Sol.

En estos pasados días ha habido dos imágenes muy bonitas cuando la Luna en fino creciente, se colocó sucesivamente junto a cada uno de nuestros dos protagonistas, como queriéndoles visitar antes de su encuentro: el día 4 de junio la luna de un solo día (que ponía fin al Ramadán) al lado de Mercurio y el día siguiente se colocaba junto a Marte. También el próximo día 15 pasará muy cerca de Júpiter.

En ambas ocasiones tuve el cielo nublado pero me ha cedido amablemente esta magnífica imagen mi colega y amigo Federico Fernández para ilustrar este post.
La Luna de un solo día y Mercurio. Créditos Federico Fernández Porredón


En esta otra imagen, la Luna junto a Marte el día siguiente
Luna de 2 días a la izquierda de Marte: Puede apreciarse Mercurio al borde de la bruma. Créditos Giuseppe-Pappa
Lo cierto es que durante estos días Marte ha ido perdiendo altura respecto al horizonte al comienzo de la noche y Mercurio la ha ido ganando hasta poco antes del momento del encuentro.

Usando un lenguaje figurado en clave de la mitología griega clásica, no sabemos si Hermes le llevaba algún mensaje a Ares, o el dios de la guerra requirió la presencia del mensajero del Olimpo para que le ayudara a anunciar algo. Lo que sí parece claro es que es Mercurio el que se acerca a Marte, le rodea y se marcha por donde vino, mientras el dios de la guerra no iba precisamente al encuentro de su colega porque sigue su camino.
Trayectoria de Marte y Mercurio sobre el fondo de las estrellas. No coincide con la evolución de las posiciones respecto a la puesta de Sol o el crepúsculo porque el Sol también se va desplazando sobre el fondo estrellado con el paso de los días 

Como se ha dicho, la visión de esta conjunción planetaria será breve porque con el fin del crepúsculo y la llegada de la noche ambos se ocultarán por el Noroeste, pero si se tiene ese horizonte despejado merecerá la pena. No obstante, si estás en el hemisferio Sur no tendrás problema porque desde allí se verán los dos planetas durante mucho más tiempo incluso en noche cerrada.



Marte es el planeta que más cambia de brillo en nuestro cielo, porque es el que más varía su distancia a la Tierra. Desde menos de 60 millones de km hasta casi 380, siendo su ciclo sinódico de poco más de 2 años. (780 días), y como ejemplo dos imágenes:
A principios de agosto de 2018 Marte (el punto más brillante de la imagen) presentaba una magnitud de casi -2.8 en esta imagen en la que también aparece Saturno en Sagitario.

A finales de abril de 2019 Marte apenas se veía con magnitud 1.6, como una débil estrella rojiza-amarillenta abajo un poco a la derecha de la foto, superada en brillo por otras de Géminis, Auriga y Orión.
De cara a su observación tiene alternativamente un año bueno y otro malo. Si 2018 fue excepcional, este 2019 está pasando totalmente desapercibido. Justamente las conjunciones con Mercurio se producen en los años “malos” porque es cuando lo vemos cerca del Sol.
Por su parte el ciclo de Mercurio visto desde la Tierra ronda los 4 meses, aunque es muy variable debido a la excentricidad de su órbita y con ello su distinta velocidad. Pero aproximadamente 3 veces al año puede verse al atardecer (o en ocasiones 4) y otras tantas al amanecer, en las proximidades de sus máximas elongaciones.

Esta conjunción del día 18 es extremadamente cercana, con una separación de 15´ entre los dos planetas, y es muy poco probable que se pueda observar otra similar en unos cuantos años, porque además se produce a solo 5 días de la máxima elongación de Mercurio.

Cada poco menos de 2 años y dos meses (el periodo sinódico de Marte es de 780 días) se produce la conjunción de Marte (con el Sol), y visto desde la Tierra el planeta rojo se sitúa angularmente cerca de nuestra estrella, por lo que en fechas próximas estará en sus cercanías y se encontrará con Mercurio varias veces con el ir y venir de éste alrededor del Sol (habitualmente 3 veces), aunque la mayoría demasiado próximas a nuestra estrella como para poder ser observadas, pero con una mayor prevalencia desde el hemisferio sur muy clara.

Por ejemplo la próxima conjunción (coincidencia en A.R.) de Marte con Mercurio serán el 7 de julio, solo 3 semanas después de ésta, porque Mercurio que había adelantado a Marte aumentando su elongación, da la vuelta y vuelve a pasar cerca de él. 
En este caso no se aproximarán mucho (apenas 4º) debido a la situación geométrica de los planos orbitales, y además será más difícil de apreciar. Incluso Mercurio habrá perdido mucho brillo, y destacará un poco menos que Marte. Con una menor elongación que ahora, desde latitudes medias del hemisferio norte será prácticamente imposible, pero desde zonas de Sudamérica las condiciones serán incluso mejores que ésta desde aquí, aunque el débil brillo de Mercurio lo hará difícil.


La siguiente conjunción Marte-Mercurio de esta tanda será el 2-9, pero en este caso será imposible de ver desde ningún sitio por ocurrir en la dirección del Sol.


Posiciones sucesivas del Sol, Mercurio y Marte respecto a las estrellas
(se han puesto como referencia Cástor y Pólux)
Sabemos fijo que no habrá conjunción de los dos planetas en 2020 ni en 2022, … Porque Marte lo vemos lejos del Sol.

Habrá una similar a ésta, con la separación entre los planetas también de unos 15´ el 18-8-2021, pero la elongación será de solo 16º frente a los 24º de ahora. Desde el hemisferio norte será muy difícil. (En otoño la eclíptica está muy poco inclinada respecto al horizonte en la puesta de sol). Desde Buenos Aires, por ejemplo, será más fácil incluso que la presente desde latitudes medias norte, ya que los planetas se pondrán con el Sol a -16º (en ésta a -14º)y allí la eclíptica está casi vertical en primavera.

jueves, 30 de mayo de 2019

Didáctica de la Astronomía en Úbeda

Aunque en este blog muy pocas veces he anunciado algún evento que fuera a producirse en el propio tercer planeta (y no en su cielo), hoy estoy obligado a que sea una de ellas porque los primeros días de julio en la preciosa localidad jienense de Úbeda se celebrarán los Encuentros para la Enseñanza de la Astronomía, organizados por ApEA, asociación que actualmente tengo el honor de presidir.



Antes de nada quiero decir que estos encuentros están abiertos a cualquier persona interesada en el tema, aunque ya queda muy poquito para el cierre de la inscripción, porque el último día para apuntarse es el 3 de junio.
Toda la información está en www.apea.es/ubeda-2019/ especialmente en el enlace 2º COMUNICADO, y en  CUADRANTE; 



sábado, 25 de mayo de 2019

Indice y selección de artículos

En todo blog los diferentes artículos van perdiendo visibilidad con el tiempo, ocultados por los más recientes. Pero en este caso, muchos de ellos son intemporales y posiblemente sean interesantes para muchos lectores que han descubierto recientemente este blog, o que en su día no los vieron.

Por ello he elaborado una selección con mis sugerencias, dividida en 4 secciones y un índice que aparece después, en el anexo (renovado en noviembre de 2018)

Para que tenga visibilidad, este post con el índice aparecerá siempre en los primeros lugares.


Los distintos enlaces van en diferente color según su interés actual:
En verde los que pueden ser interesantes en cualquier momento
En azul aquellos que aunque se refieren a fenómenos de fechas concretas contienen, a veces en los anexos, informaciones siempre interesantes.
En rojo algunos artículos que pueden haber perdido interés, pero siguen siendo interesantes o visualmente atractivos.

1- Algunos temas que quizás te sorprendan

2- Curiosidades o temas interesantes para no iniciados
3- Articulos con imágenes llamativas
4- Algunos artículos que tuvieron mucha aceptación en su día.


Aquí voy a ir incluyendo un índice estructurado con los artículos que creo que pueden ser más interesantes. Por no hacerlo excesivamente largo no aparecen todos, sino solo una selección de menos de la mitad de los contenidos del blog.

Si te interesa un tema en concreto hay muchos más artículos a los que puedes acceder utilizando las etiquetas temáticas del margen derecho de la pantalla.
Aunque la mayoría de los artículos están pensados para todos los públicos, muchos de ellos contienen información técnica original en los anexos que podría ser interesante incluso para iniciados o expertos.

Este post con el índice se irá actualizando y siempre estará visible en alguno de los primeros lugares.

Aspectos de mecánica celeste en el Sistema Solar
         a) La Luna
b) Planetas

C) Cuerpos menores y meteoros
El cielo visto desde otros astros
           Desde el primer planeta
           El cielo de Marte

Medida del tiempo
a) Generalidades
22 de diciembre ¿el día más largo? (*) (Causas de la ecuación del tiempo)
Por Santa Lucía alarga el día   (Ecuación del tiempo -2) (*)

b) Aspectos relativos a la hora y la fecha oficial.
Para gastar más energía (Cambios de horario) 
Las 12: todavía no es mediodía (Cambio horario otoño)
c) Relojes de Sol

Didáctica

Astronaútica
         Mi primer OVNI
          Los otros eclipses
          Pero, ¿no hay que maniobrar al revés?